Lo mejor de esta semana

Teresa Valero nace en Madrid en julio del 69. La imposibilidad de estudiar algo relacionado con la animación por aquel entonces, hace que curse Administración de Empresas y gracias a eso, entra en un Estudio de dibujos animados, a pesar de que entró como secretaria de producción, le sirvió para desarrollar y perfeccionar sus habilidades como dibujante.

Coge experiencia trabajando en los estudios Lápiz Azul y Milímetros, donde desempeñó tareas de pre-producción en series de animación como Tintín, Rupert. Pink Panther Show o Babar, y largometrajes como Astérix en América.

En 1996 funda junto a Juan Díaz Canales y otros compañeros el estudio Tridente Animación, recibiendo encargos relacionados con proyectos como Nanook, Corto Maltés o Astérix y los Vikingos, entre otros. De forma paralela, ha venido desarrollando una faceta docente, basada en la impartición a nivel nacional e internacional de clases y conferencias ligadas a diferentes aspectos del mundo de la animación y el cómic.

Actualmente trabaja en el tercer volumen de Curiosity Shop.

Koukyou Zen: Primero de todo nos gustaría felicitaros, tanto a ti como a Montse Martín por vuestro reciente premio en tierras españolas en el Expocómic de Madrid. ¿Qué supone un tipo de reconocimiento de este tipo en la tierra que te vio nacer?

Teresa Valero: Recibir un premio siempre resulta muy agradable, es el reconocimiento a muchos meses de trabajo, un trabajo bastante solitario en nuestro caso. Si además es un premio que otorga tu ciudad el placer es doble y encima tienes la posibilidad de llevar a tus padres a la entrega y demostrarles que el trabajo que haces, eso de hacer tebeos, ¡No es tan tonto como parece!

Lo que más me gusta del premio de Expocómic es que lo vota el público, así que uno quiere interpretarlo como un mensaje de respuesta a la carta sin destinatario que se lanza al aire al publicar una historia. En este caso hemos tenido la suerte de encontrar los destinatarios para nuestra carta y eso da sentido a todos los esfuerzos.


KZ. - Además, sabemos que también habéis estado de promoción por el reciente salón del cómic de Angoulême. Tú que conoces los dos mundos a lado y lado de los Pirineos, ¿Cómo se trata el oficio de guionista de cómic tanto en un lado como en otro?

TV. - Yo no pude estar este año en Angoulême, pero Montse hizo un brillante trabajo de embajadora!

La principal diferencia entre España y Francia es el volumen de negocio que mueve el cómic en uno y otro país. Es inevitable que en un país con una industria fuerte las oportunidades sean mejores. Sin embargo, tengo la sensación que precisamente la relativa "fragilidad" del mercado español ha propiciado que en los últimos años veamos una variedad muy interesante de productos, con diversidad de formatos y temáticas y propuestas de gran originalidad que además están encontrando el favor del público.

En Francia, si bien estas propuestas también existen, el rey sigue siendo el álbum de formato clásico, 46, 54 o 63 páginas.

Y respecto a lo que preguntabas de los guionistas, el trato, según mi experiencia es más o menos igual. Si tu trabajo gusta encuentras reconocimiento en ambos territorios. A veces puedes enfrentarte (también allí como aquí) al curioso fenómeno de que alguien piense, con genuina inocencia, que las historias se escriben solas o que los álbumes son principalmente dibujo, lo que es bastante comprensible ya que un dibujo brillante y una buena narrativa visual son el principal reclamo de un libro de cómic. Para juzgar la historia no basta con hojearlo, hay que comprarlo y sentarse a leerlo.


KZ. – Vamos a intentar centrarnos en tu última obra, Curiosity Shop. ¿Cómo surgió la idea de este cómic? ¿Cuál fue la semilla?
TV. - Montse y yo, que habíamos trabajado codo con codo durante bastante tiempo en animación, teníamos muchas ganas de hacer algo juntas también en cómic. Yo, que por entonces vivía en la zona de anticuarios y almonedas próxima al Rastro de Madrid, tenía la idea de hacer historias sobre contrabandistas de obras de arte y antigüedades y decidí proponérsela.

Fue Montse la que tuvo el buen criterio de proponer ambientar la serie a principios de siglo, una época increíblemente interesante tanto a nivel histórico como estético y creo que con ello la historia ganó mucho.


KZ. – Encontramos a su vez dentro de Curiosity Shop referencias al más puro cómic europeo de aventuras. Pero, si tuvieras que hacer una equiparación a lo que crees o quisieras que se pareciera la obra, ¿a qué otro cómic escogerías?

TV.- Lo cierto es que no se muy bien a qué puede parecerse, uno mismo se sorprende muchísimo mientras escribe de las referencias que le surgen y en las crónicas que, sobre todo en Francia, se han hecho de la serie uno puede leer comparaciones de toda clase, desde la Adèle Blanc-Sec de Tardi hasta el Indiana Jones de Spielberg.

Pero fue una frase de una crónica la que verdaderamente me tocó el corazón, porque el crítico decía que nuestra Max Prado podría ser la hija de Corto Maltés. Corto Maltés me parece el mejor cómic de aventuras que nunca se ha hecho, con un equilibrio perfecto entre acción, sensibilidad, referencias históricas y pura emoción. ¡¡Así que ese es el mejor piropo que alguien podría echarnos !!

KZ- El personaje principal, Máxima Prado, huérfana, guapa y muy sagaz. ¿Quién os sirvió de inspiración? Nos recuerda, por ejemplo, a la Caterina que aparece en la biografía de Leonardo Da Vinci, escrita por C. Verdejo.

TV - Como te decía antes, las referencias que aparecen cuando uno crea algo son variadas y a veces sorprendentes. En Max Prado hay mucho de nuestras abuelas, esas mujeres-niñas que vivieron tiempos duros y tuvieron que crecer antes de tiempo. Hay también mucho de las mujeres de las películas de Howard Hawks, féminas tan rebeldes como sugerentes que hablan de tu a tu a los hombres con los que se cruzan. Y tiene esa tozudez e irreflexión de los adolescentes, esa falta de empatía que confundimos con egoísmo y no es mas que la ceguera que les producen sus incontrolables ganas de vivir...


KZ- En las viñetas hay mucho texto, lo que nos lleva a preguntar ¿cuesta mucho ponerse de acuerdo entre guión y dibujo? ¿Qué es más difícil?

TV.- Como dibujante, soy consciente de que la tarea que le he impuesto a Montse a la hora de distribuir toda la información escrita en imágenes es casi una canallada. Es asombroso la brillantez con la que lo ha hecho y la fluidez con la que se lee la aventura. Por otro lado, su labor de documentación para ambientar de forma tan veraz cada escena es también un trabajo titánico.

No puedo decir si la parte del dibujo es más difícil pero sí creo que es con diferencia la más laboriosa. Cuando escribo el guión, a pesar de que también debo documentarme mucho, cotejar fechas y hechos, etc, no es necesario que describa cada objeto, edificio, traje, etc, que veremos en la escena. En cambio Montse debe tener todo eso en cuenta, y es un trabajo ingente.


KZ. – Sabemos que es una pregunta un tanto complicada, sobre todo para la madre de toda la historia, pero, si tuvieras que escoger a un personaje, ¿cuál sería tu favorito?

TV. - Hmm, tal vez debería decir que Max, por eso de ser la protagonista, pero debo decir que hoy por hoy, Max, tal vez por esa falta de empatía de la que antes hablábamos, no me cae del todo bien, ¡jajaja!

Mi personaje favorito es Valsapena, no sólo porque Montse lo haya dibujado muy guapo, que también, es que creo que es el personaje con más cosas por descubrir, el que tiene más conchas y a la vez el que más se duele de ciertas cosas. El tipo que huye de un destino que siempre le alcanza, el que sólo quiere descansar y nunca para de correr...


KZ.- Nos tiene totalmente escamados el tema de Luna Sadicario. Aparentemente Curiosity Shop es un cómic realista pero luego tomamos temas como la aparente inmortalidad de Luna y se nos rompen los esquemas. ¿Es voluntaria la inclusión de elementos fantásticos a la obra o es que simplemente estáis jugando con nosotros al perro y al gato?, cosa que nos gusta, por cierto.

TV. - En una historia tan encorsetada a nivel de documentación y marco histórico necesitábamos algún escape. Efectivamente, Luna es la nota discordante, sólo ella. Ella es el hilo conductor de todo ingrediente fantástico que aparece. Y por eso precisamente hemos de llevarlo con mucho tiento... Porque ¿qué es lo fantástico? ¿Un hecho objetivo? ¿O algo que ocurre sólo en la mente de algunos individuos, siendo para ellos SU REALIDAD? Esa es la duda que querríamos sembrar en los lectores... ¿Esto está sucediendo? ¿O es una vivencia solo de Luna?


KZ.- La tensión sexual del trío protagonista, especialmente la relacionada con Valsapena y Max es más que palpable. En alguna ocasión has hablado de la relación de maestro entre Valsapena y Max y a Mauricio lo dejarías como punto de anclaje, de calma. ¿Vais a seguir explotando esta relación en el siguiente número, dándonos sugerentes y nuevas escenas como el final del tono 2? (Qué por cierto, me levanté de la silla a aplaudir, se lo tenía bien merecido).

TV . - ¡Jajajaja ! Muchas gracias, qué satisfacción da escuchar cosas como esa. Pues sí, esas escenas de tensión sexual son muy gratificantes tanto de leer como de escribir, así que ¿por qué privarse? ¡Jajajaja !

Retorno aquí a mi pasión por Howard Hawks, maestro de este tipo de relaciones en que el amor es una lucha si bien no por imponerse al otro sí por no perder un ápice de fortaleza. Es una batalla, un "ni contigo ni sin ti", el "te odio tanto que voy a morir, amor" de Gilda que me parece terriblemente sugerente.

KZ. – Ya que nos hemos puesto en modo cotilla, ¿podrías adelantarnos en dónde va a transcurrir el tomo tercero? He leído cosas como Francia, Mallorca… ¿nos puedes adelantar algo?

TV. - El tercer tomo sucede en Jaén y Granada, porque es el final de la aventura iniciada en el tomo 2 en el que todos van a la búsqueda de la mítica mesa de Salomón. El tomo cuarto sí sucederá en Francia, una aventura en plena batalla del Somme por algo que perteneció a Julio Verne...

KZ.- Como amante de la historia que somos en la redacción, apreciamos siempre con gusto el enorme esfuerzo que supone tanto para guión como para dibujo la reconstrucción histórica que estáis llevando a cabo con vuestra obra. ¿Qué ha sido lo que más os ha costado reconstruir?

TV.- Buf, la verdad es que todo cuesta. Para hacer este tipo de historias hay que ponerse el traje de detective y dedicarse a investigar por tierra, mar y aire hasta los detalles más tontos, que pueden ser los que den más coherencia al conjunto. El problema es saber cuando parar... es un riesgo tener demasiada información porque se siente uno tentado de incluir todo en la historia y saturarla.

KZ. – Hablando de la historia, ¿Qué momento histórico os gustaría que Max viviera especialmente?

TV.- Es feo así escrito, pero espero con ilusión verla en la terrible guerra civil española...


KZ- Pregunta chismosa en modo salsa rosa: el tener a un guionista en casa como Díaz Canales, ¿aumenta la imaginación? ¿Tenéis piques narrativos? ¿Os aconsejáis mutuamente? (vale, no chafardeamos más…)

TV.- ¡Jajajaja ! La verdad es que trabajamos de forma muy independiente. Yo le cuento o le consulto más mientras estoy en el proceso creativo, pero él es una tumba. Eso sí, los dos somos los primeros "lectores" del otro una vez que el guión está acabado y eso es una suerte inestimable, porque los comentarios que recibo de Juan son siempre muy acertados.
Por otro lado, lo que si hacemos constantemente en conjunto es analizar guiones de otros, ya sean comics, películas o series de televisión, y de eso sí que se aprende. Es estupendo debatir a todas horas sin tener que salir de casa, ¡jajajaja !


KZ- Y el tercero en discordia (Gabriel López), es quien ha dado color. Muchas estrellas en una sola obra. ¿Quién ha sido el “jefe” indiscutible, el que blandía el látigo? (un poco de sarcasmo) Sabemos que te une una gran amistad tanto con Montse Martín (ilustradora) como con Gabor. ¿Es más fácil trabajar con alguien cuando lo conoces bien o es preferible no conocerlo tan bien?

TV. - ¡Cuándo la gente es tan profesional como Gabi y Montse los jefes sobran ! Nosotros llevamos a la espalda muchos años de trabajo en equipo en animación y funcionamos como una máquina en la que cada cual hace su cometido. Es cierto que podemos opinar y decirnos unos a otros "ve mejor por ahí", pero en mi caso el trabajo que ellos han hecho es perfecto, ¡no puedo aportar nada !
Trabajar con un amigo o con un desconocido son experiencias diferentes, pero una no tiene por qué ser mejor que otra, porque todo depende de la química que se establezca. Finalmente guionista/dibujante/colorista/editor deben constituir un equipo que reme a un tiempo para llevar la obra al mejor puerto. Si sucede así, el viaje es siempre maravilloso.


KZ- Si hicieras un guión conjunto con Díaz Canales, la historia se titularía…

TV. - ¡Primero habría que saber de qué va la historia, jajajaja! Soy pésima con los títulos, nunca me dejan satisfecha...

KZ. – Para finalizar, darte las gracias primero de todo por tu paciencia y atención. En nuestras entrevistas siempre preguntamos lo mismo para cerrar y es algo bastante sencillo o complicado de contestar, esto va al gusto del consumidor, así que allí vamos. Como profesional del medio, ¿qué aconsejarías a los que están empezando ahora mismo?

TV.- Sobre todo no desfallecer. Y luego, aumentar su cultura por todos los medios. Leer todo lo que puedan, ver todo el cine y series de tv que puedan, ir a todos los museos, escuchar todo tipo de música, dibujar (si quieren ser dibujantes) todo el tiempo, pintar (si quieren ser pintores) constantemente. Y después reflexionar sobre todo esa información.

Elevar la cultura es elevar la sensibilidad, la curiosidad, nuestra humanidad y nuestras ganas de hacer mejor las cosas. Es la mejor manera que yo conozco de que la vida valga la pena.

Muchas gracias a vosotros y un abrazo muy fuerte.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -