Lo mejor de esta semana

Original publicado en KZ nº22 octubre 2011

En un mes lleno de novedades, vale la pena echar la vista atrás y gozar de alguna que otra joya literaria.

Que la portada no os engañe: la dulzura que emana la chica protagonista, es directamente proporcional al mal que esconde. Como ocurre en toda naturaleza, los seres más vistosos, son siempre los más peligrosos...

Nada de shôjo, es un seinen en toda regla y por cierto, muy sangriento.


Sinopsis:

Yuri Kitagawa se encuentra con el cuerpo ensangrentado de su madre entre sus brazos; le obligaba a estudiar cosas que no quería e incluso lo había acosado sexualmente. Al ir a enterrar el cadáver, aparece una chica que se identifica como Anne para ayudarle a deshacerse de las pruebas del delito. Le dice que necesita a un asesino de padres, para matar al suyo. El siguiente reclutado es Mitsuba que criado por su hermana, es violento y no duda en apretar el gatillo y tiene en común un sueño con Yuri: el de una niña ensangrentada…


Realidad en trazos


Yua Kotegawa se dio a conocer al ganar el segundo premio de jóvenes artistas convocado por la revista Young Jump´s Monthly con su obra Ottori Sousa. Inició la serialización de Anne Freaks en la revista Shonen Ace en el año 2000; la buena acogida que tuvo hizo que Kadokawa Shoten se interesara en publicársela.

Es una mangaka conocida por la tendencia a usar en sus obras el terror psicológico y fantástico, mezclado con tramas policiales bastante verosímiles; esta es su primera obra conocida, a la que siguieron Arcana (2001) y Line (2003). Actualmente trabaja en el proyecto Blue Dragon que inició en el año 2007.

Su dibujo es fácilmente identificable por la limpieza y uso de contrastes así como por la expresividad de sus personajes, que aunque podrían ser catalogados como de tendencia shôjo por la finura de sus rasgos, el cuidado sombreado y las historias donde el romanticismo brilla por su ausencia, nos aclara que estamos ante un seinen en toda regla. Escenarios llenos de matices donde emplazar la acción y un cuidado vestuario, harán que nos sumerjamos en el mundo ideado por la autora, dudando muchas veces que no nos encontramos ante una fotografía en blanco y negro.

Sin embargo, el diseño de sus personajes es bastante parecido en sus obras: la heroína de turno (en este caso Anne) es una chica muy bonita de larga melena que va vestida de una manera informal y a la vez provocativa, queriendo transmitir la inocencia robada, ya sea por una niñez infeliz o por los acontecimientos que harán que se forje su carácter y dejando entrever su fuerte personalidad a través de los trazos de la dibujante.



El mundo real


El parricidio está a la orden del día, es una noticia que desgraciadamente repiquetea en nuestros oídos diariamente; en el caso del relato que nos ocupa, ahonda en el por qué se asesinaría a un progenitor y si la culpa nos dejaría seguir viviendo tranquilamente y quizás encontráramos placer en acabar con la vida de los que nos molesten.

Más allá de estas elucubraciones, el verdadero fin de la protagonista, matar a su padre, queda deslucido por la falta de descripción de los personajes. Si bien el dibujo es una preciosidad, el relato deja mucho a la imaginación y detalles del carácter de los personajes que solo podemos descubrir leyendo entre líneas.

Engancha en el primer tomo que comienza con un cadáver y la perspectiva de una historia fantástica, llena de acción y sangre, que va perdiendo gas en cada tomo debido a la falta de profundidad en sus caracterizaciones.

Pensar en lo fácil que resulta usar a la gente para llevar a cabo su fin, donde nadie cuestione que el asesinato es la mejor opción y ninguno se pregunte como es que domina a la perfección el arte de matar sin pestañear, dan a la protagonista la categoría de heroína, tal vez villana, según quien lea esta obra.

Todas las obras de esta autora, aunque son verosímiles, pecan de detalles que las hacen insostenibles a nivel real: aunque sea posible que alguien quiera matar a sus padres, el encontrar compañeros, la manera de desenvolverse en el mundo y el hecho de que tengamos que imaginarnos parte de la trama, oscurecen un relato a todas luces genial.

Resaltaré que no es una trama fácil de contar cuyo final os dejará un sabor agridulce y una sensación de que se os ha escapado algo y no sabéis que es.




En resumen: Una mezcla de sangre, intriga y una trama un tanto oscura, que atrapa desde la primera página.


Lo mejor: El desarrollo de un thriller psicológico con maestría.


Lo peor: La poca matización de hechos relevantes.


Ficha técnica




Título original: Anne Freaks アンネ フリークス

Autor: Yua Kotegawa

Género: Horror, psicológico

Categoría: Seinen

Año: 2002

Nº Tomos: 4

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -