Lo mejor de esta semana



Marc Zanni es un barcelonés muy conocido en Catalunya. No físicamente pero sí por su voz; Ichigo Kurasaki (Bleach) o Hiroshi Nohara (Shin-chan), son algunos de los personajes a los que ha prestado su voz.

Hasta que llegó Son Goku y se apoderó de él.

"La sèrie de la teva vida" es el libro publicado por Norma Editorial donde, junto a Joan Sanz (Vegeta en  Bola de Drac) narra su experiencia como actor de doblaje. Conozcámosle un poco mejor...

KZ- ¿Cómo llegas a hacerte actor de doblaje?

Para llegar a ser actor de doblaje primero has de ser actor. Como bien dices en la pregunta, nosotros no nos consideramos “dobladores”, sino que nos consideramos actores. Y para ser actor es necesario tener unos requisitos innatos, casi podríamos decir que genéticos. Y que a través de estudios y de la experiencia o enseñanza de otros profesiones puedes desarrollar y ampliar. En mi caso fui a una escuela de doblaje creada por los mismos profesiones que sólo duró dos años. Yo hice un año y el segundo ya me puse a trabajar como ayudante de dirección. En esta escuela me enseñaron los principios básicos que debe tener un actor de doblaje: interpretación, técnica sincrónica y dicción. La dificultad radica en saber hacer los tres principios perfectamente y a la vez.



KZ- Has doblado a varios personajes de dibujos en los animes, como Lancer de Fate/Stay Night y como no, Son Goku en la versión catalán de Dragon Ball. ¿Crees que tu voz se adapta bien a los dibujos animados?

No creo que sea cuestión de voz. Lo cierto es que cuando más facilidad uno tienen de cambiar el timbre de voz más facilidad tendrá en hacer trabajos distintos y por supuesto dentro del campo del dibujo es donde uno puede desarrollar más la capacidad de hacer distintos registros. De tal manera que la gente me conoce por haber doblado chicos o hombres jóvenes en dibujos o animes (son Goku, Ranma, Hanamichi Sakuragi, Ichigo…) pero en cambio no me reconocen cuando doblo al marciano Marvin de Warner Bros o a Dipsy de los Teletubbies, por ejemplo.

KZ- Eres especialmente recordado por Goku. Eso, es un lastre, un orgullo, te cierra puertas…?

En primer lugar es algo positivo. Sólo unos pocos, en nuestro trabajo, se les recuerda por algún doblaje que han realizado. Doblar una película, una serie o cualquier producto audiovisual es una experiencia anónima. Lo mejor que nos puede pasar es que nuestra labor pase desapercibida, ello indica que el doblaje está correcto y la persona sólo ha estado atenta a la película. También es cierto que muchas veces, por no decir la mayoría, depende del personaje que dobles, más que del propio doblaje. Doblar a Son Goku mayor  ni me  ha abierto ni cerrado puertas. Ya en el libro cuento una serie de anécdotas que me han acontecido por ser el doblador de Goku cuando es mayor. Pero son pequeños sucesos que no tienen excesiva importancia. En general diría que si no hubiera doblado a este personaje mi “carrera laboral” hubiera sido parecida. Ello no quiere decir que no esté orgulloso de que forme parte de mi currículum. Ya antes de doblar a Goku había doblado a actores protagonistas en películas o en series, de tal manera que no fue algo que fuera realmente extraordinario. Lo extraordinario era la propia serie, que se alejaba de cualquier éxito que había tenido una serie de anime, en particular.    

KZ- ¿Pensaste que Dragon Ball iba a tener tanto éxito?¿Qué se siente al ser una parte importante de él?

Cuando empezamos a doblar Bola de Drac Z, no creíamos que iba a ocurrir todos los acontecimientos que sabemos que pasaron. Creíamos que era un producto más. Pero poco a poco nos dimos cuenta que era distinto. Los fans de la serie descubrían el número de teléfono de mi casa y me llamaban para averiguar, preguntar o darnos cualquier información sobre la serie. Muchas eran las personas que querían ver cómo doblábamos. A partir de ese punto me di cuenta de que esa serie era especial y que el éxito perduraría durante bastante tiempo. Lo que nunca me imaginé es que el éxito perdurara tantos años y se convirtiese en una serie de éxito transgeneracional. Por lo tanto sólo puedo sentir satisfacción y alegría de formar parte de ese éxito. Algo que en el momento que empecé a doblar no podía ni imaginármelo.

KZ- A la hora de doblar a algún personaje ¿cómo te metes en el papel? ¿Qué tiene que tener un personaje para resultarte atractivo?

Cuantos más matices interpretativos tenga el personaje más retos comporta y por lo tanto más me atrae. Alguna vez no es sólo el actor sino la película. No hay duda de que  cuando formas parte del doblaje de una película de gran reconocimiento, importante, premiada… te hace ilusión y disfrutas mucho. Pero un profesional ha de trabajar cualquier producción como si se tratara de la mejor o como si se tratara de la única película que vas a hacer. En cuanto a la elaboración del personaje es muy importante la labor del director que te marca las pautas y las características del personaje y te cuenta el argumento de la historia. Él es quien debe ayudarte en el proceso o en la elaboración del doblaje. Un buen  profesional tiene que imitar al actor original que vas doblar, imitar a través de la voz, la expresión de su cara, la manera de decir las frases. A partir de ahí, algunas veces ocurre que el actor que doblas es tan malo que nuestra misión tiene que ser mejorarlo.

KZ- Mójate un poquito y dinos de qué personaje estás más orgulloso y por qué…

Soy muy exigente conmigo mismo, a veces demasiado, y me cuesta encontrar un trabajo que considero que esté “perfecto”. Hay trabajos que me siento orgulloso de cómo quedaron en su momento por la dificultad de su realización. Generalmente me guío por las felicitaciones que recibes (sea a través del cliente, al productora, de tu entorno…) Más que personaje te hablaría del trabajo en conjunto, colectivo. Me siento orgulloso de la tarea de dirección que hice en productos que en su momento se dudó de que se pudieran hacer de manera fidedigna. Como ejemplo te diría series como “Los teletubbies” en las que participaron más de 40 niños de edades comprendidas entre los 3 y los 9 años. En su momento la BBC llegó a catalogarlo como el mejor doblaje realizado para esta serie de todos los doblajes que se hicieron alrededor del mundo. Otra serie que en su momento se creyó que era muy dificultoso, sobretodo por las características de su personaje, fue el doblaje en catalán de Shin Chan. I finalmente, para dar un tercer ejemplo, en el que además de dirigir, participé activamente como actor es Little Britain. Tv3 no lo tenía demasiado claro, de tal modo que se hizo una experiencia piloto. Si no pasábamos la prueba la serie no se doblaba. El éxito y las felicitaciones fueron numerosas (aquí también tengo que alabar el maravilloso trabajo que hizo Roger Pera).

KZ-¿A qué personaje te gustaría prestar la voz y por qué?

No tengo ninguna predilección, ni nunca me he parado a pensarlo. Ha habido proyectos que me gustaban y que conocía antes de doblarlos y que casualmente acabé haciendo, como el caso de Slam Dunk. Pero no tengo ninguna lista de actores o personajes que me gustarían doblar, nunca lo pienso, sinceramente.

KZ- ¿Ha habido algún proyecto que hayas rechazado y luego te hayas arrepentido?

No nunca. Si lo he rechazado, después no me he arrepentido.

KZ-Hablando de animes, ¿qué es más difícil, doblar un anime, otro tipo de dibujo (Disney, por ejemplo) o a personas reales?

Depende del tipo de anime, depende de la película con actores reales… No se puede generalizar. Doblar dibujos requiere un alto dominio del ritmo, y si son muñecos tipo teleñecos aún más. Generalmente el anime tiene un plus de cansancio físico, ya que tienes que gritar, hay escenas con mucha acción. Pero ya te digo, no todos los animes ni todas las pelis son iguales. Cuanto más facilidad tengas en “cambiar” la voz, tener distintos timbres de voz, más posibilidades tienes de trabajar en la animación. Pero en el fondo es la misma tarea, en cualquier caso la base es la interpretación. 



KZ-El libro La sèrie de la teva vida (en catalán) junto a Joan Sanz, está plagado de anécdotas. ¿Alguna a la que le tengas especial cariño?

Cualquiera en la que aparece Vicenç Manel Domènech, la voz catalana de Follet Tortuga y director de buena parte del Bola de Drac Z. No las cuento porque prefiero que la gente las lea.

KZ- Para finalizar y como hacemos siempre, ¿qué consejo le darías a quien quiere dedicarse a ser actor de doblaje?

Que ante todo sea actriz o actor. Es lo más importante y principal. Que estudie interpretación, que haga clases de teatro, que practique con amigos que también tengan las mismas ambiciones en casa, con un micrófono, haciendo radionovelas (Muchos grandes actores o actrices de doblaje han formado parte del cuadro artístico de Radio Nacional y en su momento hicieron infinidad de radio novelas, desgraciadamente es algo que prácticamente se ha perdido). Que cuiden la dicción, que lean mucho en voz alta y que se escuchen. Y que sobretodo que tengan mucha fuerza de voluntad. Desgraciadamente hay mucha gente que le gusta este mundo y muy pocas oportunidades. Pero como dice el dicho “la fe mueve montañas” o “quien la sigue la consigue”.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -