Lo mejor de esta semana

   
     -....Para el tiíto Creepy, otra estantería más, que ya no queda sitio para poner libros... Claro que también podrían traerle un e-book, y ganábamos sitio, pero dice que no tiene el mismo romanticismo que un libro... Bueno, la estantería y renovar la suscripción al Círculo de Lectores... Para Freddy una piedra de afilar metales y un jersey nuevo... Para Vladi, un tratamiento de blanqueamiento dental (qué presumidillo es...) y una lamparita de noche para leer dentro del ataúd... Para ZombiD, la chaqueta de cuero de Lobezno y una guitarra de hueso... Para Charlie, un collar antipulgas y un cepillo recogepelos... y como eso solo va a ser poquito, también un hueso de goma nuevo... Y para Jason... el año pasado ya le cogimos un machete nuevo... ¡ya sé, un pack vacaciones para hacer un tour por cinco campamentos diferentes, un fin de semana en cada uno! Creo que eso le hará ilusión... ¡Bienvenidos una semana más a mi modesta mazmorra, cinéfilos todos! Esto de hacer una lista de Navidad tan larga es muy emocionante, pero también muy trabajoso, son muchas historias. Y de muchas historias va a tratar también nuestra cinta de hoy, Historias de Navidad.



    Eran los locos años ochenta, el video doméstico se hizo el rey de todos los salones de norteamérica, como en los sesenta lo hiciera la televisión y en los treinta la radio. A pesar de que la taquilla mandaba en el mundo del cine, no era la única manera de conseguir dividendos a costa del espectador, y así surgieron muchas producciones destinadas únicamente para el consumo doméstico y no para su estreno en salas. Películas de bajo presupuesto, o recopilaciones de los contenidos de los canales de pago (a España llegaron algunos volúmenes de "Canal Disney", donde se podían ver los documentales, series o cortos clásicos que emitían en el citado canal), o, como en el caso que nos ocupa, pequeñas producciones destinadas a ser emitidas en programas televisivos y que luego se reeditaban en forma de videocassette para ser vendidas o alquiladas. Historias de Navidad en concreto nos narra varias historias aparecidas en el famosísimo programa Saturday Night Live!, de donde salieron cómicos de la talla de Bill Murray, Dan Akroyd, Jim Carrey, y donde se fraguaron películas como Los Cazafantasmas. Los cortos, en realidad más gansadas que otra cosa, hacían las delicias de los espectadores como aquí triunfaron en su día Emilio Aragón, Martes y Trece o más recientemente Cruz y Raya.

En la primera de nuestras historias, "Casi un Scrooge", un jovencísimo Jim Carrey interpreta a Steve Crooge, un rokero californiano que hasta hace poco, ha pasado más hambre que un maestro de escuela, pero muy recientemente ha sido descubierto por un cazatalentos llamado Michael Harley (al loro a ver John Candy casi delgado...). En pocos días, su vida ha dado un giro hacia el éxito, pero también ha dejado a su novia de toda la vida en pro de una supermodelo, y está pensando en deshacerse de su modesto grupo y cantar en solitario como le aconseja M.Harley. Después de una noche de colocón salvaje con unos sueños tan surrealistas como cómicos, se da cuenta que lleva camino de dejar que el éxito le cambie y le convierta en un egoísta, de modo que intenta ponerle remedio antes de que sea demasiado tarde.


En la segunda de las historias, "Guerra de villancicos" Steve Martin y Bill Murray interpretan a sendos cantantes country, amigos antaño y enemistados por culpa de los celos mutuos. A apenas un mes de Navidad, ambos sacan un disco de canciones navideñas populares y empiezan una alocada guerra por la publicidad y quedar por encima del otro en abanico de público, llegando a sacar villancicos para familias, para niños, para parejas... y más tarde para solteros, divorciados, aventurillas, depresivos, odiadores de la Navidad, y hasta pornográficos. La batalla culminará en un show navideño en el que ambos se pondrán en evidencia hasta el ridículo y se darán cuenta de que ninguno de ellos tiene el espíritu navideño del que presume en sus canciones.



     Finalmente, la tercera, y a mi juicio la más hilarante de las historias, es "Cómo Santa Claus robó la Navidad". En un centro comercial se preparan para una función navideña histórica, en la que no sólo va a aparecer Santa Claus (Dan Akroyd), sino también Cupido (Chevy Chase), el Hada de los Dientes (Annie Potts) y... El conejito de Pascua, que es nada menos que Bruce Willis. A pesar de que todos tienen que sonreír y simular estar muy alegres para los niños y sus familias, en realidad todos están bastante amargados debido a la humillación, al salario, a las condiciones laborales que les impiden incluso usar sus propios nombres y sobre todo, a sus vidas personasles; a Cupido le acaba de abandonar su mujer, al Hada de los Dientes se le viene encima una factura del dentista de su hijo pequeño que no cree poder pagar, y al Conejito de Pascua le han despedido del banco donde trabajaba por un recorte de personal, se está divorciando y se ha dado al alcohol. Pero Santa Claus no puede más. Lleva haciendo de mascota años y años y la vida sólo le da patadas, de modo que tiene la idea de secuestrar el centro comercial entero y llevarse la recaudación.  El Conejito de Pascua intentará por todos los medios hacer entrar en razón a su enfurecido y armado compañero... pero cuando se entere del volumen de pasta que se puede sacar con el secuestro, empezará a tener dudas.


Historias de Navidad es una comedia de comedias, tres historias con su toque de bondad, de espíritu navideño, pero también de cinismo y terror, en las que nos damos cuenta que una gran parte de nuestra pretendida bondad y amor son solamente fachada. Que podemos dejarnos seducir por la pasta con mucha facilidad, que en realidad felicitamos la navidad a cambio de un tipo u otro de "aguinaldo", o que nos importan un pito nuestros semejantes o sus problemas personales. Actualmente, se trata de una cinta difícil de conseguir doblada al castellano, pero en versión original con subtítulos se puede encontrar fácilmente.


{ 3 comentarios ... read them below or Comment }

  1. Grupo de actores que hacen reir a montones de generaciones. Muy divertidos los cortos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ahora que ya ha pasado el día, puedo decirlo... ¡Feliz día de los Inocentes, habéis caído! :D

    En realidad, la película tal como la he contado, no existe. Cogí una carátula lo bastante pequeña para que no se apreciase ningún nombre de actor, y después tomé fotos al azar de diversos actores (en concreto la de Jim Carrey pertenece a una de las películas de Harry el Sucio; la de Steve Martin a cierta vez que hizo de músico bajo el nombre de "The Steve Martin Brothers"; la de Dan Aykroyd a Entre pillos anda el juego, y la de Bruce Willis reconozco que no sé a qué peli pertenece, pero sólo por verle de Conejito de Pascua tengo que averiguarlo...) y me inventé unos argumentos que podían colar.

    ¡Gracias por leer mi sección! Prometo que la semana que viene volveremos con una peli real y sin más tomaduras de pelo XD

    ResponderEliminar
  3. Pues mira,casualidades de la vida,la caratula que has escogido es la historias de navidad,una película que volví a ver ayer mismo,después de muchos años,una joya,que acaba de ser lanzada en blu-Ray...

    ResponderEliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -