Lo mejor de esta semana

Hace tiempo que el tránsito por el mundo del anime me dejó hastiado, vacío. Había visto todo lo que podía creer que merecía la pena. Una vez fui el reviewer más prolífico de eRdM, más de 40 series y películas reseñé, aparte de visualizar bastantes más. Quizá eso mismo fue lo que me agotó. Escribo esto para que no se diga que no tengo experiencia en el mundo manganime.

En mi escala personal, la cima la forma Neon Genesis Evangelion. Por ello, tras años sin ver anime, desconectado totalmente de ese ámbito, me volvió a picar el bicho y decidí ver Rebuild of Evangelion. Hace tiempo que le quería echar el guante, pero hasta hace poco no me decidí. El motivo: miedo. Miedo de ver como me destrozaban el mito.


Ya sabía que cambiaba la historia, que no seguía el patrón de la serie, que metían a un personaje nuevo. Con todo, años después del estreno de la primera película, decidí verla, darle la oportunidad, ver si el cambio me daba un nuevo punto de vista.

Por desgracia mis miedos se hicieron realidad.

No voy a hablar sobre el anime y las películas que lo completan: Death and Rebirth y The end of Evangelion. No voy a realizar un comentario de texto sobre el significado de la serie, su final e incluso el título de la misma. No entraré a un análisis pormenorizado y conspiranoico sobre el contenido, a pesar de que se puede realizar. En Internet hay bastantes explicaciones, mejores o peores, e insto al lector que está más perdido que los personajes buscados en Sin rastro a que utilice Google y halle respuestas que complementen sus teorías o las tiren abajo. Aquí voy a tratar sobre la patada en los cojones que significa rehacer una obra, darle otro enfoque, sin más motivo que hacer dinero.

El problema de rehacer una serie consiste en la comparación. Rebuild of Evangelion no puede escapar a la comparación con la serie y las películas que completaban la misma que, junto a los criticadísimos dos capítulos finales de la serie, dan un cierre dignísimo a una obra colosal sobre la introspección humana aderezado con dosis de elementos bíblicos y apócrifos con importancia en el trasfondo, unidos a espectaculares combates de mechas con alma.

Como veis, ya partimos mal, la base es una serie cerrada, a cal y canto; y con todo se decide “renovar” la historia, desde otra perspectiva. Aquí empieza el inconveniente comparativo, además de la problemática temporal. Me explico respecto a lo último: la historia inicial tiene las de ganar, porque al ver Rebuild no partes de cero (siempre que hayas visto la serie, parto directamente de esa base, sino todo esto no sirve para nada) y aunque te empeñes en tratarlo como algo distinto, una “serie” nueva, no hay remedio, tu subconsciente te señalará los conflictos y los marcará a fuego en tu cerebro.

He de señalar que el comienzo fue esperanzador, You are (not) alone se ajustaba a la historia con algún cambio que otro. You can (not) advance empieza con el nuevo personaje, con todo era un dato conocido así que no resulta tan drástico, continuando de forma parecida a la serie, incrementando los cambios, pero sin ser algo desmedido, aun así va perdiendo detalles que varían el concepto inicial y acaba realizando cambios drásticos (un ejemplo es que el nuevo personaje elimina la importancia de otro, trascendente en la serie que en Rebuild pasa a ser un simple secundario) que comienzan a dar paso a variar el esqueleto.


El horror. La tercera película: You can (not) redo aniquila la base, la destroza y conforma su propio contexto. Sigue habiendo elementos comunes pero todo parecido es pura casualidad. En fin, nada nuevo, estábamos sobre aviso. Sin embargo el desarrollo es una broma de mal gusto, un bochorno enorme, una desinformación básica absoluta que continúa hasta la mitad de la ova. Deja al espectador, que desconoce el trasfondo o se lo sabe como la palma de su mano, totalmente descolocado, en tierra de nadie, como si estuviera él mismo afectado por el plan de complementación humano. Decepcionante es poco. Estafa es el vocablo más adecuado, y un “pero que tonto eres” seguido de un guantazo en la cara al más puro estilo Bender a Fry en Futurama es lo más acertado para definir el momento.

Lo más triste, que se esperaba, que no coge por sorpresa y con todo, me produce un ardor de estómago más fuerte que desayunar un bocadillo de morcilla choricera. Habrá cuarta parte, en el avance realizado en You can (not) redo vemos al Eva 02 fusionado con el Eva de la nueva, al grito de ¡más fanservice! Enhorabuena, el fanservice aniquila el anime a pasos agigantados, pero sirve para vender, que al fin y al cabo es de lo que va esto. Así de triste pero así de real. Pese a ello seré tan imbécil de verme la cuarta película. Lo haré porque no pagaré por ello, si tuviera que hacerlo me gastaría el dinero en la serie original y en The end of Evangelion y Death and Rebirth, de hecho ya lo hice en su día.

Desde aquí expreso que Rebuild of Evangelion es la mayor mierda que haya visto en mi vida, y que pese a todo regresaré para comentarles como acaba el asunto.

Masoquistamente suyo,

Zent.

{ 6 comentarios ... read them below or Comment }

  1. "Desde aquí expreso que Rebuild of Evangelion es la mayor mierda que haya visto en mi vida, y que pese a todo regresaré para comentarles como acaba el asunto. "

    Es la frase más rompedora que he leído en muchos años con respecto al anime en general xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me conoces, me encantan las frases lapidarias xDDDD

      Eliminar
  2. Creo que la tercera parte es lo que patea el tablero, si bien lo moderno venía con altibajos, esta entrega fue una patada para quienes miramos la serie original.
    Hay qye ver si la 4ta hace que se "perdonen" los fallos, o hunde al título a lo más bajo (al menos no pusieron moe, que eso sí era para cortarse un brazo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llegan a poner moe y atravieso la pantalla del ordenador con el puño Scabbs

      Eliminar
    2. ¿Ah si? ¿Y quién me venda mi brazo entonces? Al menos espera a que sanen mis manos y luego rompes tu, que hay turno para todos XD

      Eliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -