Lo mejor de esta semana

Pese a que en el mundo del shonen ya casi se han tocado todos los temas habidos y por haber, y cuyos mangas y animes suelen ser una ligera variación de ideas que ya se han visto antes, de vez en cuando aparece alguna obra que destaca sobre las demás por su originalidad, por ofrecer una idea nunca antes vista. El anime que os traigo hoy no es que sea el súmmum de la originalidad en cuanto a su ejecución, pero sí lo es en cuanto a su idea: un mundo en el que todo lo que nos rodea, ya sea flora, fauna o naturaleza en general, es comestible. Y no me refiero solo a los animales, vegetales o cualquier cosa similar a nuestro mundo, sino a absolutamente todo lo que nos rodea. Un mundo en el que existen árboles de algodón de azúcar, cascadas y ríos de chocolate, conejos de queso  o montañas de crema de helado. Un mundo en donde la textura, el sabor y las propiedades de los ingredientes son extremadamente importantes, donde la comida es el motor de vida del ser humano. Cada animal, planta, vegetal o trozo de tierra es un ingrediente diferente, y para poder conseguirlos, hay que salir a buscarlos y cazarlos. Este sitio es conocido como el Mundo Gourmet, y los encargados de cazar los ingredientes más raros y exquisitos de este mundo son conocidos como Bishokuya, cazadores gourmet que prestan sus habilidades y servicios para proveer al mundo humano de toda la comida necesaria para vivir. Entre ellos hay uno que es conocido como el “Shintennou Bishokuya” (“El rey cazador Celestial”), y su nombre es: Toriko.


“Doy gracias por todos los alimentos de este mundo…¡Itadakimasu!


Estamos en la Era Gourmet, una época en la que los sabores e ingredientes más exóticos son cada vez más valiosos. Para poder obtener los mejores manjares del mundo, los restaurantes más reputados contratan a los Bishokuya, cazadores gourmet especializados en adquirir los ingredientes más peligrosos y extraños que existen. Nuestro protagonista es Toriko, un famoso Bishokuya que gracias a sus sobrehumanas habilidades es conocido como uno de “Los Reyes Celestiales”, por lo que regularmente es contratado por los mejores restaurantes para ir en busca de nuevos y raros ingredientes. En esta ocasión es contratado por el Hotel Gourmet, e irá a su misión acompañado por el Jefe de cocina del Hotel, el chef Komatsu, con el que a partir de ese momento entablará una gran relación de amistad y se convertirán en inseparables compañeros de viaje. Pero aparte de trabajar como proveedor de ingredientes, Toriko también tiene un sueño a realizar: viajar por todo el mundo Gourmet para conseguir su Full Course, es decir, su menú único en el que tendrá los mejores y más ricos platos que existen. Pero no lo tendrá nada fácil, ya que aparte de la dificultad que entraña conseguir tan exquisitos ingredientes, existe también una organización oscura llamada “Bishokukai”, la cual busca hacerse con el control total de todas las provisiones de comida del mundo recolectando esos mismos ingredientes, utilizando todos los métodos que sean necesarios para conseguirlo.


“¡Gochisousama deshita!”
 


Toriko es un manga creado en el año 2008 por el autor Mitsutoshi Shimabukuro, y publicado en la revista semanal nipona Shonen Jump.  De momento lleva más de 25 tomos publicados (con publicación abierta), y poco a poco se ha ido convirtiendo en uno de los mangas más famosos de la revista, hasta el punto de ser considerada hoy por hoy como “una de las tres grandes” de la Shonen Jump, desplazando del podio a series como Bleach o Ketekyo Hitman Reborn. Razones no le faltan para haber obtenido tal privilegio: posee todas las claves que cualquier buen shonen que se precie debe tener, es decir, un protagonista divertido y carismático con ese espíritu de superación de querer volverse más y más fuerte, un completo elenco de personajes secundarios, numerosos y espectaculares combates con poderes ocultos, y por supuesto, poderosos enemigos a batir igual de carismáticos que los aliados. La historia como siempre comienza con algo sencillo, esta vez con un protagonista que quiere conseguir el mejor y más completo menú del mundo (sustituye esto por cualquier otra cosa como: “ser el mejor pirata”; “ser el mejor luchador”; “ser el mejor ninja”; etc. y tendrás una de las claves de cualquier shonen), y poco a poco la trama se va diversificando y ampliando cada vez más y más, entrando numerosos personajes en juego de diferentes bandos, hasta el punto de que el objetivo principal de la trama pasa a un segundo o hasta tercer plano, apareciendo distintos objetivos por el camino. Como se suele decir, lo mejor de un shonen no es su final, sino el camino que se recorre hasta llegar a él. Hay que decir en favor de Toriko que, pese a lo infantil de su propuesta que pueda parecer en un principio, lleva de una manera muy coherente y lógica todo el tema de escalas de poder y batallas dentro de su propio mundo, y de momento la trama se sigue con mucho interés, sin aparecer ese punto de hastío al que llegan la mayoría de mangas largos, que muchas veces no saben llevar por buen camino el peso de su historia. Como siempre todo es cuestión de gustos, pero si te animas a ver esta serie, nada más acostumbrarte al tipo de mundo en el que se desarrolla todo y aguantar los primeros tomos, quedas irreversiblemente enchanchado a él. Puede que en esta serie no hayan ninjas, samuráis o piratas, pero encontraréis otro tipo de personajes que se ganarán un huequecito en vuestro corazón otaku.

Como suele ser habitual con todo manga famoso, este también ha recibido su correspondiente adaptación al anime. El estudio encargado de hacerlo ha sido la gigante Toei Animation, responsable de adaptar otros pesos pesados como Dragon Ball, One Piece  o Digimon. Actualmente el anime tiene más de 130 episodios, y ha alcanzado un gran éxito en Japón, por lo que su salida a occidente es cuestión de tiempo. Entrando en aspectos técnicos, vuelve a suceder algo que ya es típico en la Toei, y es que sus animes siempre dan una de cal y una de arena. Empezó con muy buen pie, mostrando una gran animación y un excelente dibujo, pero poco a poco conforme avanzaba han ido apareciendo esos capítulos con animaciones estáticas y dibujos que parecen hechos por niños de once años. Hablando de manera general, el anime es bastante bueno y se deja ver, además es bastante fiel al manga original, aunque hay ligeros cambios en la trama principal y por supuesto no se libra del indeseable relleno, aunque en este caso de momento no es excesivamente desesperante. Quizá el punto más negativo del anime es la censura, sobre todo en los combates, los cuales pierden mucha contundencia debido a la ausencia de sangre. Sin duda es una molestia, pero creo que a estas alturas cualquier seguidor de anime que se precie ya sabe que con Toei Animation esto es algo normal, es algo que tienes asumido antes de comenzar a ver la serie. En cuanto al apartado sonoro, como en todo anime japonés, es espectacular. En la voz de Toriko tenemos al seiyuu  Ryotaro Okiayu, conocido por otros personajes como Kuchiki Byakuya de Bleach, Yuu Matsura de Marmalade Boy, Scar de Full Metal Alchemist o Kunimitsu Tezuka de Prince Of Tennis, entre muchos otros. También aparecen otros seiyuus importantes como Romi Paku en el papel de Komatsu (también conocido por papeles como Sena de Eyeshield 21, Edward Elric en Full Metal Alchemist o Hitsugaya en Bleach); a Shinichiro Miki en el papel del malvado Starjun (conocido por otros famosos papeles como Urahara de Bleach o Roy Mustang de Full Metal Alchemist). Actualmente el anime cuenta con dos opening de gran calidad, Guts Guts!! y Goushuko My Way, y unos cuantos endings, y las melodías durante la serie sin llegar a ser espectaculares, cumplen con su cometido.


En definitiva, Toriko es un anime que cumple con nota en todas las claves que debe tener un gran shonen, y que poco a poco se va haciendo un huequecito entre las grandes del sector. Pese a lo poco atrayente que pueda resultar su trama en un principio, en cuanto te acostumbras y te metes de lleno en el mundo que nos propone, te mantiene enganchado capítulo tras capítulo, y cada vez se va desarrollando una historia más impactante e interesante. Como todo anime largo, hace falta echarle algo de paciencia al principio, pero cuando entres en materia solo tendrás una preocupación… ponerte al día con su ritmo en Japón y tener que esperar una semana para el siguiente capítulo. No obstante, cuando llegues a ese punto siempre puedes engancharte al manga, pero estarás condenado a lo mismo unos capítulos más adelante. En todo caso, hasta llegar ahí tienes más de 100 capítulos para disfrutar y entretenerte. Merece la pena, es una recomendación obligada para todo amante del shonen puro y duro, no te decepcionará.

Ficha Técnica
 

Autor: Mitsutoshi Shimabukuro

Estudio: Toei Animation.

Categoría: Shonen.

Género: Acción, aventura, comedia.

Episodios: 135-¿? (abierto).

Año: 2011.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -