Lo mejor de esta semana

Primero de todo, me gustaría realizar una serie de aclaraciones antes de proceder al artículo. La primera de todas es que algunos puntos de la información se deben a opiniones subjetivas de servidora basadas en el trabajo de una librería especializada.

Evidentemente, no puedo dar cifras reales aunque las tengas, pero si podemos jugar a suponer cuál manga vende más teniendo en cuenta la sensación que tengo sobre lo que vendo. Segundo, las cifras reales de las ventas de manga las tienen las editoriales. No comparto su falta de voluntad por dar detalle de las mismas, comparando con otros mercados, en donde lo único  a lo que podemos llegar es a suposiciones vanas basadas en datos extraídos de diferentes conferencias. Y ya por tercero y último, las fuentes aquí utilizadas no son confidenciales y pueden verse en cualquier búsqueda por internet. Simplemente he unido mis conocimientos y mi experiencia personal a los datos existentes.

Resulta complicadísimo hablar de cifras reales de mercado en España porque las editoriales no suelen ser nunca transparentes con tiradas ni con ventas, como en otros mercados como el francés, el americano o el japonés. Y ya muchísimo más complicado hablar de ventas de manga, porque no hay cifras reales totales porque no se ceden al conocimiento público.

Cada uno de los tres mercados con los que vamos a comparar el mercado español del manga tiene sus propias diferencias y particularidades, a saber: encabezando la tríada de los mercados donde más se vende manga está el japonés, evidentemente, es lo que allí se lee, dejando muy de lado otro tipo de producciones extranjeras; el mercado americano sería el segundo en cabeza por la potencia, que llegaron a los 210 millones de dólares totales en el año 2007, momento de plena efervescencia del boom manga; y el mercado francés y sus 101 millones de euros vendidos en manga en el año 2010. Así pues, ¿el mercado español puede competir con esas cifras?

Hagamos estimaciones con las cifras que conocemos a ciencia cierta: José Luis Córdoba de Panini anunciaba que las tiradas de los mangas estaban entorno a los 3000 ejemplares y a unas ventas de 1000 en el año 2009. Joan Navarro daba la cifra absoluta de las ventas de Naruto #1 en el momento que perdió sus derechos en 61.143 ejemplares y su vida había sido desde el 15 de octubre del 2002 al 11 de septiembre del 2012. Si tenemos en cuenta que cada tomo cuesta 7,5€ haría un total de 458.572,5 €, casi medio millón de euros en 10 años.

Tomamos las ventas que, nuevamente Joan Navarro facilitó en su blog, sobre el informe que SD distribuciones envió a las editoriales con las que trabaja. SD estimaba en su estudio que las ventas del cómic iban entre los 39 y 73 millones de euros y que el manga tenía un 28,82% de las ventas totales, así que siendo generosos y presuponiendo que fueron cerca de los 73 millones de euros, podemos decir que el manga en España, sólo de la editorial Ivrea, EDT y Ponent Mon, que son las que trabaja en aquel momento SD, fue de   cerca de los 2.104.000 de euros. A esta cifra más o menos real, vamos a tener que asumirle una serie de estimaciones para Norma Editorial y para Planeta de Agostini.

Partiendo de la base de que Naruto sea un top ventas, junto con Bleach, sus ventas han ido cayendo en picado a lo largo de los años a causa de un cambio de tendencia entre los compradores de manga debido, probablemente, a la crisis galopante que azota nuestro país y que ha afectado en gran medida al mercado editorial. Para ver especialmente este cambio de tendencia es particularmente interesante acudir a dos artículos: uno, al análisis que el traductor Marc Bernabé hace todos los años sobre el mercado del manga en España y otro al Listado manga, que reúne en su web todas las novedades que han salido este año y que a su vez Bernabé utiliza en su artículo como fuente principal.

Según Bernabé y con las cifras en mano, el 2013 ha sido, según palabras textuales suyas “La caída de EDT” y “La confirmación de Ivrea”. Ivrea ha pasado de ser la tercera editorial en licencias en el 2012 a ser la primera con 112, con un amplio catálogo para todos los gustos, tanto shônen, shôjos como seinen. Norma Editorial ha sido la segunda en posicionarse en cuanto a licencias y ha optado por algunos de los grandes bombazos de este año como Attack on Titan, que aunque la licencia corresponda al año pasado, ha sido éste, gracias en gran medida al anime, cuando ha arrancado con unas ventas bastante buenas.  La compra de los derechos de Death Note, con su edición Black Edition y luego la edición Kanzenban de Full Metal Alchemist también les ha dado amplias alegrías, por no hablar de la joya de la corona,  no del género manga pero si relacionado con el mundillo que es Hyrule Historia. Planeta de Agostini Comics, la tercera en reparto de licencias, y dueña  de Dragon Ball y One Piece, los dos mangas que más venden en su serie general, utiliza una política de reimpresión de grandes clásicos que bien necesitaban ser revisionados (Fénix de Tezuka, El Almanaque de mi padre, la preciosa edición coleccionista de Nausicaä del Valle del viento, por poner varios ejemplos) con nuevas licencias, en busca de un nuevo fenómeno, como puede ser Magi, que salió para el salón del manga del 2013 y se agotó prácticamente de forma inmediata en el stand de Planeta.

Así pues, a ojo de buen cubero y calculando muy por encima las ventas que puedan realizar Norma Editorial y Planeta, las que más venden de todo el mercado del manga, y asumiendo muchísimos peros, la cifra puede rondar los 5 millones de euros o un poco más, que dista muchísimo de los 101 millones euros que movió el mercado francés de manga sólo en 2010.

Fuentes:

{ 3 comentarios ... read them below or Comment }

  1. Si el manga hubiera entrado en España durante los ochenta, en el boom de los tebeos, quizá le hubiese ido mejor... Entró durante los noventa, y casi-casi amparado por un solo título: Dragon Ball, lo que hizo que un importante sector de la población asociase el manga como "tebeos violentos... sólo para chicos-adolescentes... para flipados...". Nada más entrar aquí fue colocado en una posición muy estigmatizada. Por no hablar que eran sensiblemente más caros que los cómics patrios o norteamericanos y además venían sin colorear.

    Hoy día, un tomo manga oscila entre los siete y los diez euros (al menos hasta donde sé, que quizá me equivoco). Eso, es carísimo para un país en el que el salario mínimo son poco más de seiscientos euros. El manga será cultura, pero se está vendiendo como artículo de lujo, y con la crisis que arrastramos (y que lo mismo nos arrastra ella a nosotros durante quince años más según las predicciones más pesimistas...), muchas personas interesadas en él no pueden permitirse comprarlo.

    ResponderEliminar
  2. Dita, considero un poco demagógico lo que has dicho y un poco apología de la piratería. Los mangas cuestan más o menos lo mismo en Francia y comparado con el resto de los cómics, son los más baratos. Piensa que una novela gráfica no baja de 20 €, y el americano (los integrales), son más de 30€ de media.

    ¿Qué podrían hacer versiones más baratas? probablemente, pero es que están haciendo ahora mismo mangas a 5,95 euros el tomo. Ignoro cuánto costará hacerlo, pero hay que pagar derechos de autor, a los traductores, a los maquetadores, a la imprenta y luego el margen con las librerías. Vamos, que un editor no se hace rico vendiendo cómics en general.

    ResponderEliminar
  3. Noo... no digo que "ah, es muy caro, ¡a pirateaaaaaaar!", no. Lo que digo es que mucha gente quiere comprarlo, o le podría interesar comprarlo, pero si una persona X tiene que elegir entre un tomo de manga y un kilo de filetes, es más probable que eliga el kilo de filetes, pero no es que a cambio se piratee el manga. Es que a cambio, no se lee manga.

    Supongo que el manga, igual que el cómic, las novelas o el cine, tendrán su índice de pirateo, pero me temo que es sensiblemente menor al del cine o de la música, precisamente porque es menos conocido, y también porque va dirigido a un sector... no diré más elitista, pero sí más centrado en el original. Te descargas una canción y va a sonar igual de bien en un cd, que en un reproductor de mp3 modestito. Te descargas un tomo manga, y para leerlo con un mínimo de comodidad, te hace falta o un ordenador, o un e-book ya de cierta calidad que pueda reproducir imágenes. Si tienes para un e-book, ¿para qué vas a piratear un cómic?

    Siento haber dado esa impresión, no lo pretendía :)

    ResponderEliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -