Lo mejor de esta semana

Imaginad por un momento la siguiente situación: Un día cualquiera estáis en un taxi hablando despreocupadamente con el conductor sobre cómo gastaríais una inconmensurable cantidad de dinero, para que después de un tiempo indeterminado os sea asignada la misión de salvar a vuestro país mediante una ingente cantidad monetaria a ser empleada como veáis conveniente. El precio del fracaso, la eliminación.

No obstante, durante la primera mitad de la serie nuestra principal preocupación será la reconstrucción de la identidad del protagonista y desentrañar el misterio de los eventos ocurridos antes del primer episodio. Nos encontramos con Akira, un joven desnudo, armado con una pistola y un teléfono móvil que le conecta con una asistente prácticamente omnipotente y una obscena cantidad de dinero para hacer literalmente lo que sea. Ha perdido la memoria y sabe Dios cómo ha terminado en Washington DC. Allí conoce de manera fortuita a la otra protagonista, una joven a punto de acabar su viaje de graduación y que a partir de ese momento, será testigo de la evolución de una compleja trama social, política y económica. La investigación de Akira sobre su pasado no tardará en mostrar su implicación con varios ataques terroristas previos al inicio de la historia y su conexión con otros jugadores como él.

Seleçao. Selección. 12 jugadores, un maestro titiritero y Japón como campo de juego. El nombre es una referencia directa a la selección de fútbol de Brasil, por la cual  el misterioso creador del juego siente especial debilidad. Así son llamados los elegidos para salvar Japón de una amenaza no identificada.

¿Juego macabro o medidas desesperadas ante situaciones desesperadas?

Higashi no Eden es una serie corta pero intensa, acorde al espíritu de los tiempos. Fue creada en 2009 pero su vigencia tranquilamente puede alargarse por una o dos generaciones. Los personajes viven en un mundo incierto en el que las perspectivas de futuro para la juventud no son las que tenían sus progenitores. Hay referencias a la pérdida de valores, la indiferencia y falta de responsabilidad juvenil y los llamados NEET (No Education, Employment or Training). Todo ello es significativo si tomamos en cuenta el contexto social de unas cifras de paro que para ese año empiezan a ser preocupantes para la sociedad nipona (para la española ya ni hablemos, especialmente 5 años después). Por lo tanto, la amenaza que se cierne sobre Japón es ambigua y de carácter más estructural-generacional que de naturaleza catastrófica. Nuestros personajes no han de luchar contra cataclismos ni invasiones alienígenas, lo que les obliga a plantearse su misión de rescate en términos más filosóficos/prácticos/hedonísticos que heróicos, en el sentido tradicional de la palabra.

Sólo un pequeño ‘pero’ que añadir, y es que la serie deja a los espectadores en medio de un cliffhanger de cuidado cuando la historia llega a su clímax. Es necesario ver dos películas adicionales, ‘Eden of the East the Movie I: The King of Eden’ y ‘Eden of the East the Movie II: Paradise Lost’ para entender por completo la historia. Pero la grata experiencia que proporciona este título hace que sea algo fácil de perdonar. 


Ficha Técnica


Nombre Original: 東のエデン Higashi no Eden
 
Director: Kenji Kamiyama 

Estudio: Production I.G

Año: 2009

Género: Romance, Thriller

Categoría: Seinen

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -