Lo mejor de esta semana


Muchas veces te quedas mirando un dibujo y sin saber por qué, descubres que es ideal; indagas y te asombra la de fans que tiene ese en concreto. No otro del mismo autor. ESE.
Esto se puede aplicar a un dibujo, a un relato, a una frase...
Coloquialmente hablamos de estar inspirados por las musas.

Tal vez merece la pena echar mano de la mitología griega para saber qué son las musas y en concreto la que nos interesa que responde al nombre de Telxínoe y posiblemente os sonará bajo la forma más común de representarla: como sirena.

Pues bien, ella es la "culpable" de este escrito.
Según la mitología griega, Zeus y Mnemónides tuvieron 3 hijas (según unos) o 9 según quién escriba; cada una servía para inspirar poetas, músicos y dibujantes (por eso la teoría de tres se ajusta mejor que la de nueve, pero vamos, para gustos los colores), aunque cinco son las más conocidas: Melete (Práctica), Mneme (Memoria), Aoide (Música)Arkhé (Comienzo) y Telxínoe (Encanto de la mente).

Obviamente no os voy a dar clases ni de Historia ni de mitos, pero me gustaría contaros la historia de Telxínoe y veréis a esta musa, representada muchas veces como sirena, precisamente por su significado ya que recordemos que las Sirenas atraían a los hombres con su canto...

Habrócomes estaba enrolado con los efebos y se enamoró perdidamente de una muchacha de la ciudad (llamada Lacedemonia) que respondía al nombre de Telxínoe.
Ambos compartieron su amor y durante un festival nocturno y guiados por un dios, estuvieron disfrutando de los placeres terrenales.
Estuvieron un tiempo encontrándose a escondidas, pero un dios sintió celos de tan bonita relación y como Habrócomes aún era un éfebo, los padres de Telxínoe la dieron en matrimonio a un joven llamado Androcles.
La joven biuscaba pretextos para no casarse y finalmente huyó con su amado el mismo día de la boda. Se cortó el pelo y se fueron con lo puesto. No necesitaban nada más, se tenían el uno al otro.
Cuando Telxínoe murió, no la enterró, lo llevaba siempre consigo y lo cubría cada día de besos para no olvidar su esencia.

Tras esta bella historia, os dejo una reflexión que podemos apreciar a nivel cómic y/o manga: cómo ha cambiado su papel a lo largo de la historia.
Han pasado de ser aquellas ninfas con un arpa. Gladimir Smudja las retrató como bellas mujeres, muchas dedicadas a la profesión más antigua del mundo, que sacaban lo mejor de cada artista. Sin arpa pero con otras armas.
En el videojuego Pokémon forman parte del equipo que cuidó a N cuando era pequeño y nos van relatando sus bondades...
Las Musas de Gotham nos muestra a las más bellas y malignas villanas del cómic. Resumiendo.
El papel de las musas ha ido cambiando en su percepción a lo largo del tiempo. De ser foco de inspiración, han pasado, valga la redundancia, ha inspirar maldades; empezaron confundiendo el verdadero mito con las sirenas y han acabado siendo villanas.

De todas formas, si las encontráis, sea en la forma que sea, acercaros sin miedo que tienen algo que la humanidad parece haber perdido: ALMA.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -