Lo mejor de esta semana

Este mes cambio de registro para enseñaros uno de los animes que más me han cautivado en mi ya larga experiencia otaku. El shônen deportivo es uno de mis géneros favoritos, y para nadie es sorpresa que se trata de uno de los géneros que más obras de calidad nos ha dejado. Los japoneses han tratado temas como el fútbol, el baloncesto, el boxeo o el béisbol, entre muchos otros, siempre desde su peculiar y original punto de vista, y el deporte que os traigo hoy es uno de los más desconocidos en Europa, pero que goza de una tremenda popularidad en países como EEUU o Japón. Se trata del fútbol americano. Os animo a que compartáis conmigo unos minutos desgranando una de las mejores series deportivas que nos ha dejado el mundo del anime. No hay mejor forma de introducirse en este apasionante deporte que viendo los espectaculares partidos de: Eyeshield 21.

"Ganar no lo es todo, Es lo único".

Eyeshield 21 nos cuenta la historia de Sena Kobayakawa, un tímido estudiante que nunca destacó en nada en sus tiempos en el colegio, pasando por tanto a ser el chico de los recados. Pero gracias precisamente a este motivo, consiguió adquirir una gran habilidad que le haría destacar sobre los demás…
Una velocidad endiablada en las piernas. Tras acabar el colegio, e ingresar en la preparatoria de Deimon junto con su amiga de la infancia, Mamori Anezaki, Sena es secuestrado - literalmente - por el capitán del equipo de fútbol americano, Hiruma Youichi, el cual se dio cuenta de su gran habilidad y quedó fascinado, obligándolo a enfundarse la camiseta del equipo del instituto. Y así es como, casi sin querer, Sena comenzará su apasionante aventura como jugador de fútbol americano, luchando junto a sus compañeros de equipo, los Demon Devil Bats, para lograr convertirse en el Running Back más rápido de todo Japón, el Eyeshield 21, y poder alcanzar la competición más importante del país: la Christmas Bowl.

“En el fútbol americano no hay ni ganadores ni perdedores, solo hay supervivientes”.

Esta fue la célebre frase que utilizó el famoso comentarista y ex-entrenador de la NFL, John Madden, para definir la esencia del fútbol americano. Se trata de ese deporte del que todo el mundo ha oído hablar, pero que casi nadie fuera de América conoce las reglas. Para que os hagáis una pequeña idea de cómo funciona este apasionante deporte, os voy a hacer una breve introducción. Como su propio nombre indica, el "American Football" es un deporte de equipo creado en Estados Unidos, a finales del siglo XIX. Es extremadamente popular allí, pero por desgracia poco conocido en casi el resto del mundo (donde prima más el Rugby).

En él se enfrentan dos equipos compuestos de 11 jugadores ofensivos y 11 defensivos, y en líneas generales, el juego consiste en que el equipo ofensivo debe llevar el balón hacia la línea de gol para conseguir un Touchdown (que vale 6 puntos), o en su defecto un Field Goal (una patada que vale 3 puntos), cruzando todo el campo de punta a punta, y el equipo defensivo tiene que tratar de impedírselo. Para hacerlo entretenido, el equipo ofensivo tiene hasta 4 oportunidades de ataque para llegar al otro lado del campo, que se irán renovando conforme vayan avanzando 10 yardas, lo que se denomina First Down. Si no consiguen avanzar esas 10 yardas en 4 ataques, la posesión del balón pasará a manos del otro equipo, que procederá a atacar. El tiempo del partido es de cuatro cuartos de 15 minutos cada uno, pero debido a las numerosas interrupciones, un partido puede llegar a durar hasta 4 horas de tiempo real. El fútbol americano es un deporte donde priman la fuerza y la estrategia, en el cual se utilizan numerosas formaciones tanto en ataque como en defensa para idear la mejor jugada y sorprender al rival, y hay que poseer una gran fortaleza física para poder practicarlo. La máxima expresión de este deporte se encuentra en la NFL, la liga profesional de EEUU, donde, junto con el béisbol, es el deporte rey.

“El trabajo más duro es el no rendirse.”

Tras esta pequeña introducción a las reglas de este deporte, vamos directos a lo que más nos interesa. Eyeshield 21 es un manga creado por Riichiro Inagaki y Yusuke Murata que fue publicado en la famosa revista “Shonen Jump” entre los años 2002 y 2009, finalizando con 37 volúmenes publicados. El anime, que es lo que nos ocupa en este artículo, fue adaptado por el hasta ese momento desconocido Studio Gallop (que también ha trabajado en series como Yu-Gi-Oh! y parte de Rurouni Kenshin) y consta de 145 capítulos, adaptando aproximadamente hasta el volumen 27 del manga.
Hablando del apartado técnico del anime, los dibujos han sido fielmente recreados, respetando el estilo del autor y dándoles un acabado perfecto. En general los diseños lucen de maravilla gran parte de la serie, poniendo como única pega que, como es costumbre en cualquier anime que sobrepasa los 100 capítulos, hay algunos momentos en los que tanto el dibujo como la animación decaen de manera evidente, dejando el resultado final de la serie en correcto, cuando podía haber sido brillante. Pero en los momentos importantes de la serie, sobre todo en los puntos álgidos de los partidos, la animación y los dibujos cumplen con nota, donde las carreras, las recepciones y los placajes se aprecian mejor que nunca.

En cuanto al aspecto sonoro, posee hasta 5 openings y 9 endings, siendo la gran mayoría de mucha calidad, y también algunas buenas melodías que suenan durante la serie ayudan a darle un toque épico y espectacular a los partidos y entrenamientos, que conseguirá elevar nuestra emoción a la máxima potencia. En cuanto al doblaje original, pues es perfecto, como nos tienen acostumbrados los japoneses. Destaco sobretodo la estelar actuación del seiyuu Atsushi Tamura, en el papel del Quarterback Hiruma Youichi, que consigue darle ese toque siniestro y alocado al personaje, aumentando el doble su carisma respecto al manga (que ya era espectacular de por sí).

“No es importante las veces que te tiran al suelo, sino las veces que consigues levantarte tras caerte”.

El género deportivo es un género bastante popular dentro del mundo del manga y el anime. Desde que apareciera la mítica Captain Tsubasa (Oliver y Benji), numerosas series deportivas han ido saliendo de las fronteras niponas para aparecer en nuestros hogares, ya sea mediante un canal de televisión o mediante internet. Se han tocado casi todos los deportes posibles, aparte del fútbol, como son el baloncesto (Slam Dunk), el boxeo (Hajime no Ippo), el Baseball (Ookiku Furikabutte), el tenis (Prince Of Tennis), y, como es nuestro caso, el Fútbol Americano (y seguro que alguna otra más que se me escapa). Sin duda es un género reconocido y de bastante éxito. Si nos fijamos un poco, nos daremos cuenta de que casi todos tienen unas premisas que se cumplen a raja tabla. Un buen anime deportivo debe tener ante todo unos personajes carismáticos. A falta de una historia compleja y bien hilada, dado principalmente por las lógicas limitaciones que tiene este género, los personajes llevan el peso de toda la serie, y todo se complementa con situaciones emocionantes y espectaculares, apelando al espíritu de no rendirse jamás, y de superarse a uno mismo. Entonces este anime no puede ser menos, y nos presenta a una extensa lista de personajes secundarios que son igual o más carismáticos que el protagonista, destacando sobre todos al genio Hiruma, el Quarterback, el capitán y estratega de los Deimon Devil Bats. Imaginaos a un tío con pinta de demonio, mafioso, y que carga una metralleta al hombro dando órdenes a un equipo. Pero no solo él, sino que el resto de personajes secundarios, tanto protagonistas como antagonistas, poseen una historia y características propias, y cada uno de ellos tiene un momento importante dentro de la historia.

Sin duda se trata de un anime que enganchará a todos los amantes del deporte, y a aquellos que estén un poco familiarizados con el fútbol americano directamente les entusiasmará, ya que lo verán de una manera diferente, mezclando realismo con algo de surrealismo, pero consiguiendo un cóctel explosivo y espectacular que os mantendrá pegados al sillón partido tras partido. Además es una gran oportunidad para aprender un poco sobre sus reglas, gracias a las breves pero fructíferas explicaciones que se dan durante los partidos. Una gran oportunidad para ver un anime diferente y para conocer un poco más de un deporte que pese a que en Europa pasa un poco desapercibido, es apasionante. No os lo perdáis.


Ficha técnica:

Autor: Riichiro Inagaki (historia) / Yusuke Murata (dibujo).

Año: 2005.

Estudio: Studio Gallop.

Categoría/Género: Shônen de deportes y comedia.

Nº Capítulos: 145.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -