Lo mejor de esta semana

Un mes más estamos aquí al pie del cañón para recomendaros un nuevo anime, con el ánimo de despertar vuestro interés sobre él y que le deis una oportunidad tanto los que no lo conocéis, como los que lo conocéis pero en principio no os ha terminado de entusiasmar. Voy a hablar de la adaptación a la pantalla de Gintama, un manga creado por el mangaka Hideaki Sorachi que se publicó en la famosa revista Shonen Jump en 2004 y que ya cuenta con más de 36 volúmenes, estando aún en edición. Su adaptación al anime ha sido realizada por el estudio Sunrise, y también sigue en emisión, contando ya con más de 200 capítulos en su haber, y ha alcanzado un éxito importante tanto dentro como fuera de Japón, pero incomprensiblemente en el caso concreto de España está pasando bastante desapercibida. Se trata de una historia que mezcla alienígenas con samuráis del antiguo Edo, y que se sostiene gracias a unos personajes muy carismáticos y un sentido del humor genial. Adentraos conmigo unos minutos en esta extraordinaria historia llamada Gintama.

“Sakata Gintoki: el demonio blanco”.

La historia nos sitúa en la histórica ciudad de Edo –la antigua Tokyo- la cual ha sido conquistada por unos alienígenas conocidos como “Amanto”, que tras su victoria acabaron con el estilo de vida samurái e impusieron nuevas tecnologías y normas, estableciendo una sociedad muy semejante a la nuestra. El protagonista principal es Sakata Gintoki, un antiguo samurái que participó en la guerra separatista de Edo contra los Amanto, y que era conocido como “Shiroyasha" (demonio blanco), debido a su cabello color plateado y a su despiadado manejo de la katana. Actualmente, tras la redención de los samuráis frente a los Amanto, Gintoki se gana la vida de forma independiente trabajando como Yorozuya, es decir, es contratado por diferentes clientes para realizar cualquier tipo de encargo o investigación a cambio de una remuneración.

“El camino del samurái es inquebrantable”.


Nos encontramos ante un anime de lo más atípico. Lo primero que llama la atención al conocerlo es su ambientación, pues mezcla un ambiente clásico de samuráis dentro de un mundo contemporáneo, lleno de coches, motos, móviles y demás aparatos tecnológicos actuales, y por si fuera poco, conviviendo tranquilamente con todo tipo de extraterrestres. Ante esta ambientación llena de contrastes, nos pica la curiosidad por saber qué tipo de trama se va a desarrollar, pues nunca antes se había visto algo como esto, parece algo diferente, y eso ya es todo un logro teniendo en cuenta lo visto últimamente dentro del mundo del anime. El primer concepto que debemos de tener claro antes de ponernos a ver Gintama es que se trata de una serie de humor, y precisamente esta es su losa durante los primeros capítulos, pues en ellos prima el humor absurdo y la trama parece que nunca acaba de arrancar. Parecen puro relleno. Pero tranquilos, esa va a ser la tónica general dentro de la serie, donde incluso los mismos personajes nos lo recordarán constantemente, y se irán alternando con capítulos más serios que revelarán realmente el tremendo potencial de la historia. Tened paciencia, porque aunque os cueste engancharos al principio, si aguantáis lo suficiente luego os costará más tiempo dejarla.

El éxito de Gintama se apoya principalmente en tres pilares: el humor, los personajes y la ambientación. Su peso recae prácticamente sobre estos tres rasgos, y a su vez existe una trama camuflada que aunque se prodigue poco, lo hace lo suficiente para mantenernos enganchados. Como de la ambientación ya os he hablado, vamos a introducirnos en otro de los pilares, la comedia. La serie utiliza todo tipo de recursos típicos de otros shônen del género, como pueden ser el humor absurdo, las situaciones ecchi, el típico humor violento, pero sobre todo utiliza uno que la ha distinguido de todas las demás: las constantes referencias a otros animes. Este ha sido sin duda la particularidad que ha logrado diferenciar a Gintama de las demás series, y la ha llevado al éxito, y hay que reconocer que la mayoría de referencias y cameos son geniales, salvo que no conozcas la serie en cuestión. Algunas de las series mencionadas son One Piece, Bleach, Naruto, Dragon Ball, Hunter x Hunter, Captain Tsubasa, Detective Conan, Kochi-kame (esta con capítulo entero dedicado a ella), D-Gray Man, y muchas más que seguro que me dejo en el tintero. Y no solo se mencionan series que bien podrían ser competencia suya, sino que también aparecen elementos reales como la revista Shonen Jump (el pasatiempo favorito de Gin-san), videojuegos como el Dragon Quest, o inspiraciones como la consola Owee (en clara referencia a la Wii de Nintendo). Además los diálogos de los personajes con el espectador son constantes, a veces hablando sobre la audiencia del anime en la televisión, sobre cómo trabajan los miembros del estudio, criticándose ellos mismos o criticando elementos típicos del anime como el relleno o los tradicionales cinco minutos de recordatorio del capítulo anterior al inicio de cada episodio, para acto seguido decirte que van a hacer lo mismo, pero eso sí, al menos estás avisado. En definitiva, el humor de esta serie es muy original, sin llegar al humor absurdo y friki de otras series como Lucky Star, pero rozándolo en ocasiones. Si eres un otaku con amplios conocimientos de este mundillo, lo disfrutarás mucho. Si no lo eres, probablemente no lo entenderás.


Y el otro pilar importante, como he comentado más arriba, son los personajes. Hideaki Sorachi ha conseguido montar una gran historia llena de numerosos personajes, la mayoría muy carismáticos, y muchos de ellos con un pasado trágico. Aparte de nuestro principal protagonista, Gintoki siempre va con dos amigos que también son protagonistas, una chica llamada Kagura, que es de otro planeta y posee una abismal fuerza física, y un chico llamado Shinpachi, cuyos padres murieron cuando era pequeño y vivía con su hermana antes de conocer a Gin-san. Pero esto es solo una pequeña parte de un amplio abanico de personajes secundarios. Como comentaba al inicio de la review, la invasión de los Amanto provocó una gran revuelta que acabó con la muerte de casi todos los samuráis existentes, y para controlar a los pocos que sobrevivieron, prohibieron el uso de la espada y cerraron todos los dojos y clases de esgrima con katana real. Solo a la policía y otros cuerpos de seguridad del Shogun como los temidos Shinsengumi, les está permitido portarlas. A raíz de esto, numerosos ex samuráis organizaron grupos rebeldes terroristas conocidos como Jouishi, cuyo objetivo es destruir el gobierno de Edo. Dos integrantes de dicho grupo eran antiguos compañeros de batalla de Gin-san. Uno se llama Katsura Kotarou, que a veces parece más un pacifista que un terrorista, y el otro es Shinsuke Takasugi, uno de los principales antagonistas de la serie y cuyos métodos de terrorismo son bastante más radicales que los de Katsura. Además también están, entre otros, los Shinsengumi, algo así como la policía de élite de la ciudad, cuyo papel en la serie es muy divertido. Todo este gran plantel de personajes da lugar a numerosas situaciones, cada cual más surrealista, y sus historias y actuaciones complementan la trama principal.

Y para ir finalizando voy a hablaros un poco de los aspectos técnicos de la serie. El anime tiene una animación más que aceptable teniendo en cuenta que se trata de una serie de más de 100 capítulos, con los bajones y subidones característicos dependiendo de la importancia del capítulo. Además posee una banda sonora notable, con 8 openings y 16 endings hasta la fecha, y casi todos muy buenos. Pero sin duda el aspecto técnico que más sobresale es el doblaje. Los doblajes japoneses siempre suelen ser fantásticos, pero es que esta vez el trabajo de los seiyuu es soberbio, y muy importante para la serie en su conjunto. Por citar a algunos, participan actores de doblaje muy famosos como Tomokazu Sugita (Hideki Motosuwa en Chobits) en el papel de Gintoki, y sobre todo Rie Kugimiya (conocida por otros papeles como Taiga en Toradora o Alphonse Elric en FMA), que encarna a Kagura.

En resumen, Gintama es un shonen marca de la casa Shonen Jump que posee un original y divertido sentido del humor, unos personajes carismáticos y una trama muy lograda pese a ser algo lenta. Un anime que hará las delicias de los amantes del shonen en general, gracias sobre todo a las constantes referencias que tiene a otras obras, que en ocasiones supondrán todo un reto para el espectador el poder adivinarlas. Una serie hecha para disfrutar y pasar un buen rato sin preocupaciones. ¡No os la perdáis!

Lo mejor: El amplio y logrado abanico de personajes, el gran sentido del humor y las constantes menciones a otros animes.

Lo peor: El excesivo relleno de gran parte de la serie y que no te guste o entiendas el tradicional sentido del humor japonés.


Ficha Técnica



Autor original: Hideaki Sorachi

Estudio: Sunrise

Categoría: Shonen

Género: Comedia, acción, histórico.

Nº Capítulos: 201

{ 2 comentarios ... read them below or Comment }

  1. Oh cielos, no recordaba ya esta reseña. Aquí todavía no estaba resgistrada la patente del "en definitiva", jajaja. Que gran anime Gintama, si alguien no lo ha visto aún que no se lo pierda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, aún estabas probando otras como : "En resumen" X___DDD

      Eliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -