Lo mejor de esta semana


Estaba el otro día echando un vistazo al manga Genji Monogatari de Miou Serina y descubrí que estaba basado en una historia real y su procedencia era un relato bastante curioso sobre la escritura nipona que su autora, Murasaki Shikibu, adornó para que pasara a los anales de la historia.
Así pues, podemos afirmar que la escritura japonesa, tiene alma de mujer.

La obra cumbre del período Heian (794-1185) abarca una época en la que Japón se encierra en sí mismo, cortando lazos con los vecinos China y Corea en el año 894.
La novela que nos ocupa está escrita en higarana, ya que la aristocracia femenina japonesa, era bastante "inculta". ¿Qué quiere decir esto?.
Los japoneses cultos escribían en chino y a las mujeres no les estaba permitido tal grado, así que nuestra escritora se reveló haciendo un nuevo silabario y sacando a la luz la que parece ser la primera novela psicológica más antigua del mundo, seis siglos antes de Shakespeare o nuestro Cervantes

El idioma japonés era el idioma en el que se expresaban las féminas de la aristocracia nipona, así como el pueblo llano; su equivalente masculino lo hacía en chino, idioma hablado por unos cuantos privilegiados.

Una referencia "formal" entre géneros a gravés de la escritura la encontramos en las palabras que le dirige un padre a su hija en la obra de Murasaki: Desde hace unos años habito el mismo mundo que tú y sin embargo tengo la sensación de que es distinto al de antes y por eso no he escrito, excepto cuando era necesario, ni he tratado de tener noticias tuyas. La lectura de las cartas en kana me lleva tiempo- su esposa y/o su hija escribían en kana, mientras que él solo lee los caracteres chinos de las escrituras budistas

La mujer respetará las formas, pero las llenará de contenido.
Así pues, mientras las mujeres jugaban al go (un juego de tablero que data de la época confuciana) o tocaban en kin (instrumento de origen chino con cuerdas de seda), ya que no les estaba permitido salir salvo al jardín, también se entretenían con relatos.

Parece entonces que Murasaki entra al servicio de la emperatriz con este fin: contar historias y en realidad bajo la personalidad de Genji, lo que cuenta es el día a día de ese período histórico adornándolo con un poco de romance y salpimentándolo con bonitas palabras. Pero logra un documento histórico de valor incalculable.
Podemos afirmar que la escritura japonesa nace de la relegación de la mujer y si en otros periodos hablaban y se comunicaban mediante cosas tan dispares como los abanicos, es por lo menos curioso descubrir que la escritura japonesa proviene de la "incultura" femenina.... ¿Y aún os extrañáis de la proliferación de mangakas femeninas?

Bibliografía:
-Wikipedia consultada el 23 de febrero 2015.
-Kana, Alma de mujer de Paloma Fadón
-La novela de Genji de Murasaki Shikibu

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

  1. Un artículo muy interesante y ameno.
    Felicidades!!!, vuestra revista divierte y culturiza.
    Seguid Así ... ;)
    Me apunto!!.

    ResponderEliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -