Lo mejor de esta semana

A los que nos gusta perdernos en grandes librerías donde encontrar prácticamente de todo, nos sorprende saber que los primeros "repartidores de cultura leída" fueron los quioscos. No sólo se podía adquirir el periódico sino que cualquier tebeo pasaba por sus manos.
Llevamos unos días oyendo hablar del Gekiga, término acuñado por Yoshihiro Tatsumi para alejarse de la imagen infantil y banal del vocablo manga y que sin la ayuda de las llamadas Kashi-Hon, no hubiera prosperado en Japón.
Entonces, ¿de qué hablamos?
Las librerías conocidas como Kasihon'ya eran un servicio de préstamo de libros que tiene su origen en el período Edo (1603-1868) donde adquirir un libro era un lujo poco permisivo, pero alquilarlo estaba más al alcance. Es entonces cuando aparecen los llamados Kybiôshi, el cómic puramente para adultos, de género satírico basado en la cultura del momento.
Eran quioscos ambulantes en los que se podía encontrar de todo. Hacia el año 1808 existen censados unos 656, más que baños públicos, llegando a ser 800 hacia el año 1840.

Tenían un escaparate donde mostrar sus novedades, pero hacían el grueso en la visita a los hogares, donde tenían un control de sus clientes a modo círculo del lector y el sello de una Kashihon'ya proporciona información tanto de la procedencia del libro como de es copia en particular. El sello iba en la primeras páginas del libro y los precios de los ejemplares variaban de una ciudad a otra.

Pero no solo podían adquirirse libros usados. Snacks de diversa índole y cualquier cosa para entretenerse, estaba en alguna estantería.
Así pues, junto a las novelas de samuráis, conocidas como Jidaimono y las dedicadas al entretenimiento de masas, Taishû Shôsetsu, crecía exponencialmente su oferta y público.

Tuvieron su máximo esplendor en el Período Meiji (1868-1912), siendo la ciudad de Osaka la que ostentaba mayor oferta de entretenimiento de este tipo.

Durante la II Guerra Mundial ven mermados sus servicios con la aparición de las bibliotecas, cuyo servicio público y gratuito termina poco a poco con tan lucrativo negocio y es a finales de los '70 cuando prácticamente desaparecen

Ishiko Junzô (1928-1977), coleccionista de arte japonés alternativo, especialmente manga, definió a los/las kashikon'yas como la matrix e incubadora del nacimiento y crecimiento del movimiento Gekiga, así que como decíamos al principio, no habría un término sin el otro y actualmente
Podemos encontrar alguno de estos quioscos cerca de la estación de Hiyoshi y admirar sus esacaparates.

Bibliografía:
- Wikipedia consultada el 29 de marzo de 2015.
- Modern Asian Studies de P. F. Kornicki
- Manga's Cultural Crossroads de Jaqueline Berndt y Bettina Kümmerling-Meibauer

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -