Lo mejor de esta semana

El trompetista de guante blanco deja su zona de confort (léase Barcelona) para viajar a Islandia.

Acostumbrada a las granujerías del Raval, barrio que conozco y que Roger dibuja asombrosamente, nos alejamos a la otra punta para adquirir El Ojo Dorado y de paso, echar un vistazo al pasado de Maynard y su paso por Nueva York.


A pesar de su deseo de vivir tranquilamente en el Raval, Jazz se lleva a su amigo Teo para robar un objeto que le reportará el dinero con el que comprar su ansiada libertad: el Ojo Dorado.

Se trata de una reliquia que el gobierno iraní considera un objeto sagrado con poderes sobrenaturales; las relaciones entre Irán e Islandia ya son tensas de por sí y este objeto podría suavizar la relación…

Jazz se reencuentra con su pasado en la persona de Max y quien fue ladrón ahora parece ser el custodio del preciado tesoro. ¿Cuál es realmente el propósito de Maynard? ¿Por qué ha aceptado el trabajo?


Los que seguimos las aventuras del granuja de medio pelo venido a más nos maravillamos con la evolución del dibujo de Roger Ibáñez, que ha mejorado a pasos agigantados. Si en los 2 primeros tomos el diseño de los personajes jugaba mucho con líneas a medio hacer que en los siguientes se perfeccionaron, en este tomo vemos unos personajes más trabajados, con más matices y mucha más expresividad. "Torpedo" o "El Corto Maltés" podrían ser perfectamente sus referentes… Aunque nuestro Maynard siempre tiene esa mirada triste ligada a su personalidad cínica; desde que arrancaran sus peripecias allá por 2003/2004 (aunque empezó a publicarse en 2007 por la editorial Dargaud), este personaje ha mostrado su lado más humano aunando un montón de referencias de personajes de culto, como puede ser Indiana Jones…

El uso de azules y ocres le confiere una atmósfera fría, oscura, como cualquier novela de tinte noir que se precie en la que el color es un invitado más a la fiesta. La elección no es casual ya que el Polo Norte podría decirse que carece de la riqueza colorista de otros lugares y sumado al frío tanto paisajístico como de la historia en sí, lo hacen ideal; los ocres como contrapunto, le otorgan la calidez al momento (que suelen ser los guantazos).

El trabajo de compilación sobre Reikiavik es impresionante y como sucede en tomos anteriores, se pueden encontrar fácilmente las localizaciones plasmadas (viva internet).

Detrás de un buen trazo, hay un gran guionista: el hombre del látigo. Raule, quien cursó dibujo en la famosa Escola Joso, pero que descubrió que lo suyo era contar historias con palabras y ha sabido rodearse de grandes dibujantes como el citado Roger Ibáñez (quien le acompaña en sus andaduras desde el año 1993), Gabor (con quien publica Isabellae) o Josep Mª Martín Sauri ( La Conjetura de Poincaré) y pronto Arthus Trivium con Juan Luís Landa. Un valor en alza y una apuesta segura de que la historia merecerá la pena; detallista y puntilloso, la elección del dibujante se basa en los trazos: limpios, con un toque cartoon y una pizca de realismo.

Conocer cómo llega un choricillo común de un barrio como el Raval (El barrio Chino de toda la vida) a ser un exquisito ladrón de guante blanco al más puro estilo Arsenio Lupín es otra de las bazas de esta historia en la que la confianza, las relaciones y porqué no, la fe, se entremezclan para dejarnos con la boca abierta.

Tocar temas como el racismo es necesario ya que aunque tengamos el nazismo muy presente, hubo (y hay) muchas culturas/pueblos que no creen en la mezcla cultural y por ende, consideran a los demás inferiores. La reliquia que buscan es el símbolo de esta apología, el poder de unos sobre otros y tanto los iranís como los llamados vikingos islandeses se creen en pos de la verdad.

Un personaje que se llame Jazz que evoca ya de por sí esos ritmos rebeldes asociados con los barrios marginales y que toque la trompeta, invitan a descubrir una personalidad herida, secretos inconfesables, sueños ¿inalcanzables? Sale de su zona de confort para adentrarse en la fría Islandia para reencontrarse con Max, casi su hermanastro ( su padre, el sr. Temple fue quien inició a Jazz, viendo sus aptitudes). Otro personaje que se come las viñetas por su elegancia y oscura personalidad y que junto a Teo, cuyo protagonismo y diseño son inesperados, nos narran historias dentro de la misma historia. Una lucha por crecer como personas, como ladrones.

Fantástico, con un final que me ha hecho odiar (desde el cariño) a los autores. Ahora me tengo que esperar al siguiente…. Sangre, jazz y lágrimas.

Ficha Técnica:


Nombre Original: Jazz Maynard 5- Blood, Jazz and Tears

Autor: Roger Ibáñez/Raule

Género: Policíaco, noir

Editorial: Dargaud (Francia), Diábolo (España)

Año: 2015

Num. Páginas: 46


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -