Lo mejor de esta semana

Volvemos este mes con uno de los géneros que personalmente es uno de mis favoritos. El género deportivo nos ha traído a lo largo de los años algunos de los animes más emocionantes que he tenido la oportunidad de ver, un género tremendamente popular en Japón que ha abarcado todo tipo de deportes, desde los más comunes a los más rocambolescos. El anime que os traigo hoy es sobre un deporte poco conocido en Europa pero que es muy famoso en América y por supuesto en Japón: El béisbol. Y lo hago con uno de sus mejores representantes en el mundo del anime (aunque no el único), el cual cuenta la historia de un niño que quería ser jugador de béisbol, y que pese a las adversidades que la vida le interpuso, luchó con toda su alma para conseguir su sueño.


“Quiero ser un jugador de béisbol como mi padre”.

Goro Honda es un niño de 6 años cuyo sueño es ser jugador de béisbol profesional. Huérfano de madre a muy temprana edad, vive con su padre, Shigeharu Honda, el cual es un lanzador suplente de los Blue Oceans, uno de los equipos profesionales de su ciudad. Con un talento innato para este deporte, Goro empieza pronto a demostrar sus aptitudes para el béisbol, sintiendo una gran admiración por su padre y queriendo ser como él de mayor. Pero un sueño, independientemente de la fuerza con que se desee, no siempre es un camino de rosas, y Goro tendrá que sortear durante su carrera numerosos obstáculos tanto deportivos como extradeportivos para poder alcanzar su meta y convertirse en lo que realmente desea ser.

“La gloria y sacrificio del diamante”.

El género deportivo es realmente especial en el mundo del manga y el anime. Puede ser fácilmente el subgénero con más obras maestras de este mundillo, y eso que se han tocado numerosos deportes desde muchas perspectivas diferentes, desde deportes comunes como el fútbol, el baloncesto, el tenis o el boxeo, hasta otros más exóticos o menos mediáticos como el Ping Pong, el ciclismo, la natación o el Go. Algunos han sido el telón de fondo para historias románticas, otros para comedias disparatadas, y otros incluso han sido el colchón de historias verdaderamente dramáticas. Pero todos ellos siempre tienen algo en común: cuentan historias donde el afán de superación, el coraje y la fuerza de voluntad son los principales protagonistas. Presentan muchos personajes con historias muy variadas, donde es fácil llegar a empatizar con alguno de ellos, y presentan el deporte como solución a todos sus problemas. ¿Quién no ha querido ser alguna vez el chico popular y deportista de su instituto? Y aunque nunca hayas querido serlo, siempre es entretenido y agradable ver como un don nadie acaba siendo un profesional irrepetible gracias al deporte. Es muy posible que cada deporte existente tenga una representación animada: Oliver y Benji (o Captain Tsuabasa para los más puristas) en el fútbol; Slam Dunk en baloncesto; Eyeshield 21 en fútbol americano; Hajime No Ippo en el boxeo… hay numerosos animes de gran calidad que cuentan historias sorprendentes alrededor de su deporte correspondiente. El beísbol en particular, que es el que hoy nos ocupa, al contrario que en Europa, es un deporte muy popular en Japón, por lo que es normal que existan varias obras dedicadas a él. Major puede que no sea el mejor, eso es cuestión de gustos, pero sin duda es una obra muy a tener en cuenta ya no solo por el deporte que trata, sino por la historia que cuenta. Una historia prácticamente autobiográfica en la que un chico lucha con todas sus fuerzas por su sueño, y somos testigos de su completa evolución desde que era un niño hasta que se convierte en un hombre hecho y derecho.

El anime de Major fue adaptado del manga homónimo creado por el autor Takuya Mitsuda en 1994, obra publicada durante 16 años por la revista Shonen Sunday. La serie se empezó a adaptar 10 años después de su inicio de publicación, en 2004, y cuenta con la particularidad de ser uno de los pocos animes deportivos que cubre en su totalidad toda la trama del manga, desde el principio hasta el final, condensado todo en 156 capítulos repartidos en 6 temporadas, y una película extra que conecta cronológicamente con la primera y la segunda (aunque es recomendable verla después de haber visto la cuarta). Durante cada temporada podremos ver la evolución de Goro no solo como deportista, sino también como persona, conociendo a muchos personajes y compañeros de equipo que tendrán un impacto directo en él, y viviendo con él cada uno de sus pasos desde que deja la escuela de primaria hasta que llega al instituto, y de ahí a muchos más sitios que no os voy a desvelar pese a que ya os los imaginaréis. Si hay algo que tiene este anime que te engancha desde el principio, es precisamente eso, la cantidad de personajes que están presentes en la historia y cómo van evolucionando con el paso de los años. El protagonista, Goro, es lógicamente uno de los principales reclamos. Ver sus alegrías, sus penas, sus experiencias desde que es un niño hasta que se convierte en adulto hace que empaticemos con él de forma especial, sufriendo con él cuando no consigue sus objetivos, y por supuesto celebrando con él sus victorias. Y es que recuerdo pocos personajes principales en animes de esta índole que lo pasen tan mal como el pobre Goro. Sin duda se trata de un personaje luchador y con una fuerza de voluntad inapelable, que nos recuerda una vez más que cuando alguien tiene un sueño, debe ir a por él con todas las consecuencias, luchando contra todos los obstáculos que se le crucen por su camino.



Se trata por tanto de un anime pausado, que se toma su tiempo en mostrarnos cada etapa de su protagonista, de cómo interactúa con sus compañeros de equipo, con sus amigos, y con sus rivales, de cómo evoluciona su personalidad junto con la de ellos. Hay momentos de tristeza, de comedia, y por supuesto de emoción, ya que como no puede ser de otra forma, un anime deportivo es ante todo emocionante, y Major lo es, con partidos de béisbol agónicos y electrizantes, que nos harán pasar capítulo a capítulo hasta conocer el resultado final. El béisbol es un deporte no demasiado espectacular en la vida real, sobre todo si no se entiende, por lo que tiene mucho mérito que este anime sea tan entretenido y emocionante. Es más, si no conoces las reglas de este deporte, da igual, ya que aquí no solo te enterarás de todo si no que al final acabarás hasta aprendiéndote la mayoría. Es un anime apto para cualquier tipo de espectador, sobre todo si es amante de los shonen, ya que hay muchas cosas más aparte de béisbol, hay sentimientos, hay amistad, hay sacrificio… tiene todos los ingredientes necesarios para hacerte pasar un rato agradable y entretenido. Además la animación cumple sin ser un derroche de técnica audiovisual, y los momentos clave de cada capítulo se combinan con una banda sonora a la altura para hacer todo mucho más emocionante.

En definitiva, Major es un anime a la altura del listón que tienen las series deportivas, que es muy alto, y se convierte por méritos propios en una de las mejores series de béisbol que existen. Hay muchas otras, también de gran calidad, pero ésta sin duda tiene una magia especial que te enganchará sin remedio desde su primera temporada, consiguiendo que esos 156 capítulos acaben siendo pocos. Una serie imprescindible para todos aquellos que les guste el deporte o las historias de superación personal. Además es el mejor momento para empezar a verla, ya que actualmente está en marcha una segunda continuación llamada “Major 2nd”, cuyo argumento compartiremos más adelante en esta misma revista. ¡Tenemos béisbol para rato, no te la pierdas!


Ficha Técnica

 
Nombre: Major.

Autor original: Takuya Mitsuda.

Estudio: Studio Hibari & SynergySP.

Categoría: Shonen.

Género: Deportivo, Comedia, Drama.

Año: 2004.

Capítulos: 156 + 1 Película.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -