Lo mejor de esta semana

Se dice que el 22 de febrero es el día del oden (udon), y yo sin saberlo. ¡Habrá que celebrarlo! así que aquí va una receta básica para realizarlo. La receta varía según familias y regiones, como cualquier sopa de cualquier parte del mundo. Pero para la nuestra, esto es lo que vais a necesitar, ¡apuntad!


Ingredientes:

Para el caldo

Alga Kombu
Salsa Katsuobushi
Sake
Salsa de soja
Sal

Para el plato

Atsuage (tofu frito)
Huevo cocido
Chikuwa
Daikon
Ganmodoki
Konnyaku
Satsuma age
Tsumire
Patatas
Zanahorias
Hampen
Kinchaku
Seta shiitake

Muchos os asustaréis al ver todos estos ingredientes raros de los que apenas habréis oído hablar (prácticamente ninguno), pero veréis que se pueden ir sustituyendo por otros productos que tengamos en nuestras casas o que se pueden comprar fácilmente en tiendas especializadas de comida japonesa. ¡Sólo hay que echarle un poco de imaginación! (pero que la imaginación no pase por echarle una naranja... que eso no es cocina de innovación a lo Ferran Adrià ni es nada).



Vídeo un poco viejuno pero es el que he encontrado con mejor inglés a la hora de entender.


Paso 1. El caldo.

Para tener una buena sopa es esencial hacer un buen caldo. Al ser un archipiélago, es muy normal que en Japón el pescado sea la base de los caldos, lo mismo que en España (hablando de lo que una conoce) lo es hacerlo a base de huesos de ternera, jamón u otro tipo de carcasas, como las de pollo o gallina.

Así pues, pondremos en una olla 8 vasos de agua fría y le pondremos las algas Kombu y, antes de que rompa a hervir, las apartaremos. Luego le añadiremos 8 vasos de la salsa katsuoboshi y cuando lleve unos 5 minutos, la apartaremos y lo colaremos todo para que quede el caldo bien limpio.

Mientras, en otra olla se colocan 3 cucharadas de sake y se llevan a ebullición para que el alcohol se evapore. Luego le añadiremos el caldo que hemos preparado en el otro lado y cuando vuelva a hervir, le añadiremos 2 cucharadas de salsa de soja y una cucharadita de sal.

Paso 2. Preparando los ingredientes del oden

Se hierve a parte el dakon (o rábano japonés) para que quede blandito, pero antes de esto se pela y se corta en trozos de unos dos centímetros de grosor, aproximadamente, y se les elimina los cantos con el cuchillo, dejándolos redondeados, como cuando pelamos una naranja, pues con el mismo procedimiento.

También se cuece el huevo y se deja a parte preparado y con la cáscara ya quitada. Si sois muchos, no es mala idea hervir un huevo más o un medio huevo por cada comensal, depende de lo “hueveros” que seáis.

Y por supuesto, no olvidemos que si le echáis patatas y zanahorias, también tendréis que hervirlos a parte, lo mismo que el konnyaku (una especie de membrillo típico de la cocina japonesa que se Konjac y que sólo se utiliza para comer en Japón), que se debe hervir apenas unos minutos, ya que es muy blando y si lo hervís más, se disolverá.

Los demás ingredientes del oden son fritos, así que tenéis que tener en cuenta que se debe eliminar el aceite antes de meterlos en la olla, sino os quedará un caldo muy aceitoso y poco apetitoso, así que os recomiendo que los dejéis escurrir y luego los pongáis sobre un papel absorbente de cocina.

El chikuwa, el ganmodoki, el atsuage, el kinchaku, el satsuma age y el tsumire vienen a ser una serie de fritos típicos japoneses, lo mismo que por aquí son famosas las croquetas, pues allí utilizan mucho este tipo de ingredientes basados normalmente en el pescado. Así, una vez fritos, los dejamos aparte, aunque no por mucho rato.

Paso 3. Montando el plato

Para montar el plato, pondremos en la olla con el caldo primero de todo los ingredientes más duros, como el dankon, el huevo, la patata, la zanahoria y las setas shiitake crudas y dejaremos que hierva un ratito a fuego lento para que se impregnen del sabor del caldo. Luego por último añadiremos los otros productos y estará listo para comer.

Como toque final, le podéis poner el hampen y algo de cebollino o unas pocas algas cortaditas para dar el toque final.
Espero que la receta os haya gustado. Ya sé que tiene muchos nombres raros, pero no son difíciles de conseguir en las grandes ciudades. Así que os deseo suerte con vuestro plato y ¡Buen provecho!

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -