Lo mejor de esta semana

Cuando uno oye el nombre de Junji Ito le tiemblan hasta las pestañas, no en vano es uno de los maestros del terror japonés de nuestros días. Desde Uzumaki hasta Kaisouroku, no ha hecho más que ponernos los pelos como escarpias… Hasta Junji Ito’s Dog Diary y la obra que hoy nos ocupa: El Diario Gatuno de Junji Ito: Yon y Mû.

Cuando J., famoso mangaka especializado en terror, decide irse a vivir con su prometida A-ko, poco podía imaginarse la odisea que significa tener un gato. J. no lo recordaba pero el gato Yon que estaba en casa de A-ko es de ella, así que decide traérselo a la nueva vivienda; es un felino particular en cuyo lomo se dibujan unas manchas que parecen formar una calavera.

Pero a pesar de su animadversión a los mininos ( y a los animales en particular), un nuevo miembro es recibido: Mû. Se trata de un gato de una raza llamada bosque de Noruega que se ha quedado sin vender y hará compañía a Yon.

Esos rostros diabólicos que persiguen a J. no son nada comparados con la imaginación del mangaka, aunque su convivencia cambiará su forma de ver las cosas.

Poco podemos añadir a la prolífica carrera de Junji Ito que no se haya dicho ya. Su hermana le introdujo en el mundillo con la obra de Kazuo Umezu, mangaka dedicado al género del horror desde finales de los 60 en el que se inspiró para su primera obra Tomie.


Un dibujo muy expresivo e inquietante con grandes dosis de atmósfera opresiva que va difuminándose a medida que avanza el manga. Los mininos están inspirados en los suyos propios, de los que vemos fotos al inicio del relato, en imágenes cuidadosamente escogidas donde se aprecia la singularidad del lomo de Yon y lo mimoso que es Mû.

Por cierto, no buscaron mucho a la hora de elegir los nombres: Yon (Cuatro en japonés, porque era el cuarto gato) y Mû (seis en el lenguaje nipón, ya que A-Ko tuvo otro llamado Gôro. Go se traduce como cinco).

Este es un manga humorístico con tintes autobiográficos en el que el autor parece tener fobia a los animales en principio, que se transforma en adoración casi al final; la mente retorcida del protagonista (basado en él mismo) tiene pánico a unos felinos peculiares, que les brillan maléficamente los ojos en la oscuridad y siempre parecen estar tramando algo contra él, puesto que su prometida los adora con devoción y ellos le corresponden.

Las viñetas llenas de espirales en Uzumaki tienen aquí su contrapunto en líneas agobiantes, encuadres sin espacio; para alguien que en alguna entrevista ha comentado que se inspira en hechos cotidianos y que no sabe qué está considerado como terrorífico (aunque su admiración por Kazuo Umezu, Shinichi Furuka o Hideshi Hino se deja notar en todas sus obras) y que dejó su trabajo como dentista (una profesión que ya de por sí da miedo..) para dedicarse al manga, este relato con tintes autobiográficos es un paso de gigante. Sus dibujos rayan la fealdad o beldad sin término medio y el asfixio de sus historias deja paso al histrionismo en la obra que nos ocupa.

Sin dejar de lado su “toque junjitano” este one-shot se revela como una obra fresca, simpática y con grandes dosis de humor un tanto peculiar que nos muestra a un autor más humano y menos retorcido de lo que nos tiene acostumbrados.

A pesar de que no cuenta con el surrealismo de Azumanga Daioh de Kiyohiko Azuma, lo cierto es que le veo cierto paralelismo en ese humor absurdo que puede tener lo cotidiano y que algo que todos hemos hecho alguna vez, como comprar una caca falsa y que otro la encuentre, nos arranque una sonrisa al rememorarlo.

Ficha Técnica:


Nombre original: Ito Junji no Nekko Nikki: Yon & Mû

Autor: Junji Ito

Género: Costumbrista, humor

Categoría: Seinen

Año: 2009 (Japón) 2015 (España)

Nº Tomos: 1

Editorial: Tomodomo

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -