Lo mejor de esta semana

Si hay algún género dentro del mundo manga/anime que pocas veces defrauda, ése es sin duda el deportivo. Existen numerosas series que tratan casi todos los deportes modernos conocidos, siempre claro está desde la perspectiva de Japón, y que construyen alrededor de ellos conmovedoras historias que tratan sobre el esfuerzo y la superación personal, la amistad, la deportividad, la competitividad, etc. Por ejemplo tenemos en Captain Tsubasa (más conocido en tierras españolas como "Oliver y Benji") o en Giant Killing representantes del fútbol; a Slam Dunk o Kuroko no Basket en baloncesto; Eyeshield 21 en fútbol americano; Ookiku Furikabutte o Cross Game en béisbol, Hajime no Ippo en boxeo.... y muchos más. El anime que hoy os traigo trata por supuesto de otro deporte, esta vez el tenis, y nos encontraremos con otra interesante y entretenida historia sostenida por maravillosos personajes que a través del tenis conseguirán alcanzar sus sueños. Y si no al menos lucharán al máximo por conseguirlos. Como digo, un anime deportivo pocas veces defrauda, así que antes de seguir leyendo, la pregunta que te tienes que hacer es la siguiente: ¿te gusta el tenis? si la respuesta es afirmativa, tienes ante ti una serie que te hará disfrutar al máximo. Y si la respuesta es negativa, dale una oportunidad igualmente, quizá logre que empiece a gustarte. Esta es la historia de un chico que aspira a convertirse en el mejor jugador de tenis del mundo. Su nombre es Ryoma Echizen, y es conocido como: "El príncipe del Tenis".

"Aparece el Príncipe".


Ryoma Echizen es un chico de 12 años que ingresa en la escuela superior de Seishun Gakuen, también conocida como Seigaku, y decide apuntarse a su club de Tenis. Ryoma es el hijo de Nanjiroh Echizen, un antiguo jugador de tenis profesional que fue conocido como el mejor jugador de Japón, y uno de los mejores jugadores del mundo. Cuando era más pequeño, Ryoma vivía en EEUU, y a pesar de su corta edad, ganó varios de los torneos junior más importantes del país, por lo que fue bautizado con el nombre de "El príncipe". Una vez de vuelta en Japón, y pese a ser un estudiante de primer año, luchará por hacerse con un puesto titular dentro del Seigaku, y junto con sus compañeros se marcará una importante meta: ganar el torneo nacional de Tenis. Pero para llegar hasta allí, no solo tendrá que batir a sus compañeros para ganarse un puesto en el equipo, si no que también tendrá que derrotar a los mejores jugadores de los mejores institutos de Japón.

"Seigaku: el camino hacia la cima"




Como explicaba más arriba, el género deportivo raramente suele defraudar en su formato manga/anime, y casi siempre suele ser una apuesta segura en cuanto a entretenimiento y diversión. Pese a que es obvio que existen deportes que son más excitantes que otros, la verdad es que es de admirar la capacidad que tienen los autores japoneses de convertir una serie que prácticamente no tiene argumento en una historia emocionante y entretenida, recurriendo a los valores que las personas pueden adquirir practicando un deporte, como pueden ser la capacidad de autosuperación, la deportividad, la competitividad con los demás y con uno mismo... y las sostienen con unos personajes que en su gran mayoría suelen ser muy carismáticos, encerrando en cada uno de ellos varios de estos valores antes mencionados. En España, uno de los máximos representantes de este género fue la mítica serie "Oliver y Benji", que trataba el deporte rey en este país, el fútbol. Esta serie sin duda marcó toda una época durante varias generaciones de adolescentes que crecieron imitando las fantasiosas técnicas futboleras de personajes como Oliver Aton, Mark Lenders o Tom Baker. Tras este anime, poco a poco se fueron introduciendo más series sobre otros deportes, como pudo ser el mítico Chicho Terremoto o los vibrantes partidos de baloncesto de Slam Dunk. Pero cuando Internet empezó a ser accesible en todas las casas es cuando de verdad pudimos descubrir que Oliver y Benji no era más que la punta del iceberg de otras muchísimas series de género deportivo, que siempre han gozado de mucha popularidad en Japón, un país donde hasta tienen un día festivo nacional en honor al deporte. Tenemos que retroceder casi 15 años, para ver el nacimiento de la serie que nos ocupa, que según varias fuentes, fue una de las principales detonantes del importante aumento del interés por el tenis en los jóvenes japoneses, deporte que ya estaba en auge gracias a grandes tenistas japoneses de la época como Shuzo Matsuoka, que consiguió ganar en una ocasión al por entonces nº 1 mundial, Pete Sampras, lo que supuso un hito en todo el país.

The Prince of Tennis fue creado por el mangaka Konomi Takeshi en 1999, y publicado en la popular revista Weekly Shonen Jump hasta el año 2008, contando con un total de 42 volúmenes. Actualmente sigue activa su segunda temporada, "The New Prince of Tennis", publicada esta vez por la Jump Square, pero ya habrá momento para hablar de ella en el futuro. La serie tuvo un importante éxito comercial, alcanzando el puesto número 8 en un ránking de "los 100 mejores animes de Japón", publicado en 2006. Como todo manga popular, su versión anime no tardó en llegar, comenzando a emitirse en la cadena TV Tokyo en el año 2001. El anime consta de un total de 178 capítulos y 26 OVAs, que englobaron todas las temporadas del manga. Es importante indicar, no obstante, que el anime es ligeramente diferente al manga original, ya que como el mismo mangaka ha expresado alguna vez, él mismo quiso cambiar algunos acontecimientos para que los fans no vieran exactamente lo mismo que ya habían visto en el manga, y aprovechar para enseñar cosas nuevas. Los primeros 178 capítulos engloban hasta la final del Torneo regional de Kantou, y posee hasta 88 capítulos de relleno. También cambian algunas cosas del manga original, inventando nuevas técnicas en varios jugadores e incluso alterando resultados de algunos partidos, pero las cosas más importantes se mantienen y los cambios, pese a lo que pueda parecer, no destrozan la esencia de la serie, e incluso en algunos casos fueron hasta bien recibidos por los fans. Las 26 OVAs, por su parte, cubrieron todo el torneo Nacional, y fueron adaptadas unos años más tarde tras finalizar el primer anime por petición expresa de los fans, y fueron mucho más fieles al manga original, aparte de ser realizadas con una animación de mucha más calidad.





Mucha gente se preguntará qué es lo que hizo triunfar a un anime que trataba  sobre el tenis, a priori un deporte individual y puede que algo menos "vistoso" que otros deportes de equipo como pueden ser el fútbol o el baloncesto. La respuesta es muy sencilla: sus personajes. Pese a que como digo, el tenis es un deporte individual, en Japón en los años de instituto se juega a este deporte por equipos, teniendo cada colegio un club de tenis que lo representa en los principales torneos del país. Partiendo con esta baza, la serie nos muestra el tenis desde un punto de vista de equipo, en el que sus integrantes rivalizan de manera sana entre sí para aumentar lo máximo posible su nivel, y así poder vencer a los institutos rivales. Juegan tanto partidos individuales como a dobles, durante los tres años que dura el instituto. Así pues el principal pilar de la serie son los personajes, tanto los principales como los secundarios, e incluso los antagonistas. Todos tienen un carisma propio que consiguen que empatices con ellos, logrando mantener tu atención hasta el final de la serie, para poder ver si son capaces de conseguir sus metas. Quizá lo que más me llamó la atención en un principio del anime fue su protagonista principal. Normalmente en este tipo de género el protagonista es el típico "no-sirvo-para-nada y el deporte es mi única salida", ya sea el prototipo chico débil de instituto del que todo el mundo abusa (como pueden ser Senna de Eyeshield 21 o Ippo de Hajime no Ippo), o el típico matón de instituto (como el gran Hanamichi Sakuragi de Slam Dunk), pero que resulta que tienen una habilidad especial para ese deporte que hasta ese momento desconocían. Sin embargo, en esta serie el protagonista ya es un "pro" desde el principio, y actúa como tal, lo que hace que enfoquemos la psicología del personaje desde otra perspectiva. Aquí, Ryoma Echizen ya es conocido como el Príncipe del Tenis, y es casi perfecto en todo lo que hace, por lo que deberá afrontar otros problemas que ofrece el mundo de la competición como pueden ser la falta de motivación, el exceso de confianza o la excesiva arrogancia. Pero la serie no vive solo de su protagonista principal, si no que posee un abanico de personajes secundarios que pueden llegar a ser igual o incluso más carismáticos que él mismo. Todo el equipo de titulares del Seigaku poseen una personalidad única, diferente y definida, lo que nos permitirá vivir grandes momentos de emoción, humor y tensión, ya que cada uno afrontará sus partidos a su manera. Desde el capitán del equipo Kunimitsu Tezuka, que posee un carácter fuerte y serio, y es respetado por todos como el mejor jugador del Seigaku, pasando por todos los integrantes: Syūsuke Fuji, conocido como el prodigio del tenis japonés; Syuichiroh Oishi, subcapitán del equipo; Eiji Kikumaru, conocido por su juego acrobático, forma con Oishi la "Pareja de oro" del Seigaku; Sadaharu Inui, con su tenis de datos; Takashi Kawamura, que juega un tenis potente y agresivo; Kaoru Kaidoh, un chico solitario y con mal carácter que posee una envidiable ética de entrenamiento; y Takeshi Momoshiro, un muchacho alegre y extrovertido con un gran instinto para jugar al tenis, que además es el mejor amigo de Ryoma. Todos ellos con sus espectaculares técnicas nos brindarán impresionantes partidos contra personajes de otros institutos rivales que también gozarán de gran protagonismo en la serie, cada uno con una personalidad también muy marcada. Es raro decir esto, pero debido a este hecho, es muy probable que en ocasiones disfrutemos más de los capítulos de relleno que de los propios capítulos originales del manga, ya que en muchos conoceremos su día a día o la relación de amistad entre ellos, dando lugar a situaciones muy divertidas que nos harán cogerles un gran cariño.

Por supuesto como casi cualquier anime deportivo, existen los momentos en los que veremos auténticas técnicas que desafiarán todo límite humano durante un partido, ya sean con golpes poderosos que se clavarán en la pared, "drives" con todo tipo de efectos o saltos estratosféricos para acabar con un "smash" que dejarán hasta marcas en los suelos, pero todo esto es parte de su encanto. ¿Quién no recuerda el poderoso tiro del tigre de Mark Lenders o la catapulta infernal de los gemelos Terry? ¿o el Dempsey Roll de Ippo? pues aquí también habrán tiros imposibles como el "Cool Drive" de Ryoma, el "Tsubame Gaeshi" de Fuji o el "Boomerang Snake" de Kaidoh, que nos sacarán más de una sonrisa de incredulidad y emoción. Además como suele pasar en este género, el ver los partidos en anime da un valor añadido a la serie, ya que se hace algo menos pesado que el manga, que es todo más estático. Ahora bien, la animación en la primera temporada del anime no es nada del otro mundo, e incluso en algunos momentos puntuales es bastante pobre, pero aun así se puede seguir sin problemas, y en las OVAs sube bastante el nivel general tanto de dibujo como de animación, siendo una auténtica gozada en algunas partes. Por supuesto a nivel de sonido el anime cumple con muy buena nota, sobre todo en relación a los seiyuu, contando con actores de doblaje muy famosos como por ejemplo Ryōtarō Okiayu en el papel de Tezuka (también conocido en otros papeles como Toriko, Byakuya Kuchiki de Bleach o Yuu Matsura en Marmalade Boy, entre otros), Masaya Onosaka en el papel de Momoshiro (también conocido por Shinji Hirako en Bleach o Leeron en Tengen Toppa) o Hiroki Takahashi en el papel de Eiji (que dio vida a otros personajes famosos como Harima Kenji de School Rumble o Katsuya Jōnouchi en Yu-Gi-Oh!). La verdad es que todos rozan un nivel increíble. Y además la serie posee numerosos opening y ending, y melodías características que nos pondrán la piel de gallina en los momentos clímax de la serie.

En definitiva, The Prince of Tennis es un fantástico anime de deportes que mantiene el gran nivel del género y nos permitirá conocer numerosos personajes muy carismáticos, aparte de hacernos vivir situaciones de tensión y sobre todo de diversión, pasando un rato más que agradable delante del televisor. Tanto si te gusta el tenis como si no, es un shonen muy recomendable que además posee ese aroma de los animes de los años 90, con esa animación que aunque hoy en día esté un poco pasada de moda, conserva todavía su encanto. Una gran serie.

Ficha técnica


Nombre original: The Prince of Tennis.

Autor: Konomi Takeshi.

Categoría: Shonen.

Género: Deportes, comedia.

Estudio: Trans Arts.

Capítulos: 178 y 26 OVAs.

Año: 1999.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -