Ana de las Tejas verdes

Título original: 赤毛のアン (Akage no Anne)
Categoría: Shojo
Director: Isao Takahata
Estudio: Nippon Animation
 Año: 1979
 N° de episodios: 50

 Más que review es una reseña a modo de homenaje, con spoilers ya que esta obra tiene sus años y a pesar de estar en blu-ray es más conocida por su homónima serie (de carne y hureo) de 1985. Sin embargo se encuentra en youtube y en perfecto español para quien desee darle una oportunidad, pasen y lean

 Décadas atrás existió el "World Masterpiece Theater" en Japón, que animaba obras literarias infantiles muy conocidas, siendo "Las aventuras de Tom Sawyer", "Mujercitas", "Heidi" o "El perro de Flandes" algunas de las emitidas. Sin embargo aquí haremos hincapié en Ana de las Tejas Verdes, adaptada del clásico libro de Lucy Maud Montgomery que narra las peripecias de una chica huérfana muy particular...

 Argumento: En la isla del Príncipe Eduardo (Canadá) viven en una granja dos hermanos, Matthew y Marilla Cuthbert, que deciden adoptar a un niño huérfano para que les ayude con las tareas, sin embargo en el orfanato mandan por error a una niña de pelo rojo, Anne Shirley. En la estación es recogida por Matthew que la aprecia a la brevedad, sin embargo no se anima a revelarle la verdad y trata de convencer a su hermana para que se quede con ellos.

La tristeza invade a la muchacha y Marilla decide enmendar el error al día siguiente. Por una serie de circunstancias Anne ya está resignada a retornar, sin embargo Marilla va conociendo detalles de su vida y prefiere arriesgarse: le dará un hogar y educación a la traviesa niña.

 Con sus fantasías y su lengua parlanchina, la pequeña Anne alegra el hogar de los hermanos, sin dejar de ayudar y disfrutando de la nueva vida, donde conocerá a su amiga del alma Diana Barry y a la comunidad local.
Disfruta de cada pequeña cosa haciendo historias y llevada por la imaginación, tarea  que Marilla intenta cambiar para que sea más práctica y no tan llevada a la fantasía.

Drama y romance pasa por su cabeza, exagerando lo cotidiano, algo que exaspera y a la vez divierte a quienes la conocen. Poco a poco irá madurando pero sin perder un ápice de su ensoñación. Ya sea en el libro, en la serie de 1985 o en la versión animada, Ana no para de sufrir por el hecho de tener su cabellera de color rojo, hecho que lo llevará a discutir con quien ose burlarse, tarea que recae en Gilbert Blythe, compañero que tiene la mala ocurrencia de llamarla "zanahoria" en su clase, con la pronta respuesta de recibir un pizarrón en la cabeza.

A pesar de las disculpas posteriores, serán antagonistas durante mucho tiempo, ya que la gran inteligencia de ambos en el estudio los llevará por distintos retos llevando más carcajadas al espectador. Con el paso de los capítulos veremos escenas en la escuela, la belleza del paisaje que bordea la isla, el cambio de estaciones, las comidas y golosinas que prueba la protagonista (y que desconocía) y un sinfín de aventuras con los demás personajes.

Su ingeniosa mente le llevará a renombrar paisajes y agregarles motes más poéticos, y las flores se destacan en casi la totalidad de la animación: detalladas y expresivas con gran nivel; también los fondos son bastante particulares y aparentan tener técnicas de acuarelas, de aspecto realista y/o fotográfico.

 Nippon Animation adaptó hasta el final del primer libro, siendo este el más conocido y teniendo un altísimo nivel de fidelidad, sea en sucesos e incluso en los dialectos, que parecen calcados a lo que está en tinta. Además de todo lo mencionado, la obra de Montgomery fue adaptada al manga por Yumiko Igarashi, llegando a Europa los tres tankoubons a principios de este año. Isao Takahata fue quien estuvo tras la dirección haciendo buen equipo con Hayao Miyazaki con sus diseños, logrando un éxito increíble con "Heidi" y posteriormente con "Marco", sin embargo la evolución se daría cuando ambos fundaran más adelante el famoso Studio Ghibli.

La más destacada de las obras dirigidas por Takahata fue "La tumba de las luciérnagas" (1988).
La música se complementa con los paisajes, dando una sensación de serenidad; como dato curioso en España llegó el opening alemán, desconozco si hay alguno que esté en castellano pero no puedo asegurarlo; fue interpretado por la artista Joy Fleming.

 En resumen: Serie animada con fidelidad casi absoluta, la protagonista no descansa su lengua para narrar todo lo que imagina en sus aventuras. Un título para atesorar.
Lo mejor: La felicidad de Ana por las pequeñas cosas, seguridad de tener una familia.
Lo peor: Algunos personajes secundarios pierden protagonismo.

Publicar un comentario

0 Comentarios