Lo mejor de esta semana

Matsumoto Jun vuelve a trabajar con Takuma Takayuki después de haberlo hecho en Hana Yori Dango, trayéndonos un dorama en el cual nos relata la historia dramática de tres individuos, que por destino de la vida fueron unidos gracias a una amistad sincera y un amor puro. Si eres amante del romance y drama, ésta es la review que querías.

Sinopsis:

La historia se concentra en Hayakawa Bito, un joven de sangre mixta, hijo de padre filipino y madre japonesa, nacido y criado en Japón, por lo que nunca ha visitado Filipinas. Su padre murió cuando él era pequeño y su madre se encuentra desaparecida. Por más desgracias o discriminaciones que debe de lidiar día a día, vive la vida siempre con una sonrisa. 

Durante un incidente en una librería conoce a Mishima Hana, quien perdió la capacidad del habla a causa de un suceso que la traumatizó cuando era adolecente. A pesar de ello, siempre se encuentra muy alegre, viviendo la vida de forma positiva. Es entonces cuando el destino llama a nuestro protagonista, creándole la súbita necesidad de proteger a Hana, a como dé lugar. En el transcurso del dorama, nuestro protagonista se convierte en un supuesto implicado de un delito, el cual no cometió, y es así que entra en escena el abogado Ito Kazuma y el drama comienza...

Bito, Hana y Kazuma deberán pasar por momentos difíciles, superando diferentes obstáculos, pero gracias a la amistad, el amor y los sueños, todo será posible.

 
Smile se centra en la discriminación racial que viven los extranjeros en Japón, en este caso los filipinos, y que aunque sólo sean mestizos, deben soportar diferentes humillaciones por parte de los ciudadanos. Algo que no es mostrado comúnmente, lo cual es una señal a favor del drama, quien intenta crear un cambio en la visión de igualdad de derechos.

Debo de resaltar la magnífica actuación, tanto de los actores principales, como de los secundarios. Matsumoto y Aragaki debieron interpretar papeles difíciles, de los cuales no habían experimentado antes. Al ser un tema tan profundo les fue todo un reto, pero lo supieron afrontar excelentemente, dando vida a personajes únicos. Por el lado de Matsumoto, Bito, un ser afligido, sin saber lo que es el cariño, pero siempre con una sonrisa en su rostro, se puede captar desde el comienzo su sufrimiento, así como sus ganas de avanzar día a día para alcanzar su sueño. En el caso de Yui, debió aprender a comunicarse con todo su cuerpo, ya que el personaje que interpretó había perdido el habla, creando a una joven cariñosa y simpática, enamorando a todo televidente.
Por el lado de los encargados del proyecto, como era de suponer, Takuma Takayuki, quien fue el guionista en Hana Yori Dango, sabe darnos un Dorama de romance justo a lo que seguidores del género necesitamos. Salvando diferencias claro, con “No me lo digas con flores”, debido a la historia central, sigue habiendo correlación entre ambas, ya sea por los actores (Matsumoto y Oguri), la excelente interpretación de todas las personas que dan subsistencia a los personajes, o por el valor del amor y amistad que en las dos nos dejan ver.

Vale también reconocer el trabajo del director Ishii Yasuharu, quien tiene una larga lista de trabajos, muy importantes todos, como son el caso de Ryusei no Kizuna, Yamada Taro Monogatari o Kurosagi entre otros.

Ya dejando de lado todo lo relacionado con la parte técnica del dorama, no todo es drama y angustia, también nos deja ver como comienza un romance puro y sincero por parte de los personajes principales, que si bien para varios será un tanto infantil, nos provoca la sensibilidad en el momento preciso. Tal vez en ciertas parte trabajaron tanto en la actuación, que se puede ver un poco exagerada, pero es casi imperceptible a la vista del espectador.

Ya para ir acabando decir que es un dorama que no se puede perder nadie, es emotivo, dramático, muestra la parte más humana de los actores, además de enseñarnos a vivir la vida siempre sonriendo, claro está que puede haber personas que les guste o que no, pero ya eso es cosa de uno.

¿Qué estas esperando para verlo y dar tu opinión, además de saber que sucederá con la relación de Bito y Hana, el futuro, sus planes?

En resumen es un dorama con dosis justa de romance y drama, dando un mensaje a toda la sociedad, el de la no discriminación. Además de mostrarnos la fuerza de voluntad que podemos tener las personas, si tenemos un sueño fijo.

• Bueno: Crear un cambio en la sociedad. Actores y trama.

• Malo: La rapidez con la que entramos en la historia central. Algún que otro pequeño exceso de actuación en escenas dramáticas.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -