Lo mejor de esta semana


Aaaahhh, VHS, un buen par de sándwiches, gaseosa y un sillón cómodo para ver películas cuando uno es un niño...de nuevo me empiezo a ir hacia el pasado...y nos trasladamos a principios de los 90 con una película que no es precisamente la originalidad.

¿Y por qué la elección? No hay razón, simplemente me agradó, y como dice el dicho: "para gustos, colores", estoy refiriéndome a American Shaolin. 

Si nos ponemos a analizarla, tiene todos (y absolutamente todos) los clichés que se esperan en cintas de este estilo: peleador marcial (de Estados Unidos, of course), que pierde la final ante un rival muy superior, creído y para completar el combo lo ofende con posturas degradantes.

Humillado, decide entrenarse en el kung fu shaolin...que está prohibido para extranjeros (cliché 2) y viaja a China (donde la mayor parte de la población también habla el inglés como segunda lengua...mátenme). Por suerte no asesinaron a novia, familiar o maestro, esta vez Jean-Claude Van Damme descansa en su trono.

"Un monje shaolin nunca da una patada o usa sus puños motivado por la ira"

Con perseverancia y sacrificio Drew Carson logra ingresar para ver que esto es sólo el inicio del verdadero significado de las artes marciales, alguien cerrado y con la mente consumista debe despojarse de todo para lograr superar las pruebas.

Claro que en el medio hallaremos referencias a todo lo genial de la música americana, la diversión, las diferentes culturas y las peleas con un alumno, Gao, que no tolera a los occidentales.

¿Adivinan qué pasará? Bingo a esa persona que levantó su mano: eso mismo, serán amigos a mitad de la cinta (cliché número... bueno perdí la cuenta). Este personaje es Daniel Dae Kim, ya, no me suena el nombre pero si decimos el coreano de "Lost" ahí sí puedo reconocerlo, claro que con ventipico de años, pelado y dando patadas voladoras todo el tiempo, no relacioné hasta que fijé el rostro y ¡voila!



No es de extrañar que de pequeños o adolescentes el filme nos complace si somos seguidores de este tipo de género, y para un pitufo que se deleita con los ¡¡¡pum, crash, paf!! le es suficiente, ahora ya adulto sonrío por la trama...y lo disfruto como un criajo nuevamente (el nene interior, seeee, mejor pongo esa excusa).

 Debes aprender a cuestionarlo todo y a obedecerte a ti mismo


Cuando alguien es invitado a una fiesta para divertirse y bailar con la chica que te gusta, lo usual no es agarrarse a trompada limpia si deseamos continuar bajo la tutela de los maestros, pero el protagonista tiene más suerte porque "desconoce" la sabiduría oriental, así tiene una y otra oportunidad, hasta que le cae la ficha y lentamente se vuelve más tranquilo y ordenado.
La otra mitad luego del extenuante adoctrinamiento es dominar y sobrepasar los exámenes, para ser un guerrero que transita la senda del bien, caminamos sobre pequeños troncos, equilibrio, mejorar agilidad, fuerza....y la cámara del hombre de madera, el derecho supremo para ser oficialmente un monje shaolin, tal como lo demuestra Jackie Chan en una película de 1976 (shaolin wooden men)

Volvemos a localizar en una representación internacional en Shanghai (con propaganda de Coca-Cola) a...sonido de trompetas por favor: el no tan querido y olvidado Trevor, antagonista del principio, sin conocer las nuevas habilidades de un calmado Drew que inicialmente se rehúsa a dar revancha dentro del ring, pero como esto no sería lógico (vamos, todos deseamos que le raje la cara al rival soberbio) obtenemos lo que anhelamos, la pelea final entre el "buBeno-buenísimo-he-madurado-soymonje" contra el "malosoqueenoja-al-públicopresente"que nos deja con ganas de salir a la calle y ponernos en forma.

Técnicamente hablando los escenarios son soberbios, hallamos el interior de las murallas de la Ciudad prohibida, calles de Beijing, campos abiertos y muy buenos cambios de cámara.
Personalmente lo que me más me atrajo fueron las escenas de la "Cámara de madera", de niño me imaginaba rompiendo a los muñecos como si fuera papel, de grande me duelen las articulaciones con sólo pensar en atravesar el camino infernal.

La cinta no ha envejecido tan mal como otros títulos de peleas, así que si tienen algo de tiempo libre, siéntense y véanla, paciencia con la propaganda yankee y ¡diversión asegurada!

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -