Lo mejor de esta semana

Cuando uno ve “shônen”, rápidamente lo relaciona con peleas y guantazos. El que os presento hoy de eso tiene poco, pero posee unos grandes giros de guión que hace que merezca la pena echar un vistazo. Sólo saber que es de Arakawa ya supone una gran historia.
 
Yugo Hachiken quiere perder de vista a su familia; como es un as en los estudios escogerá un instituto llamado Yezo en la prefectura de Hokkaido como destino, donde cursará agricultura y ganadería, creyendo que no necesitará esforzarse mucho.

Allí descubre que no sólo estudian granjeros , sino también veterinarios, por ejemplo, así que lo que parecía que iba a ser un curso sacado por la cara, le empieza a plantear problemas, no sólo a nivel estudios, sino también con los amigos, que ya están familiarizados con el mundillo y hace que le cueste mantenerse al día con las nuevas noticias…


Cambiando de rumbo


Arakawa siempre estará relacionada con su obra fetiche Fullmetal Alchemist y llegar a emular el éxito tanto a nivel narrativo como de dibujo. Ya en su obra Hero Tales se le echaron a la yugular porque a pesar de lo dinámico de la narración, las espadas mágicas y toda suerte de leyendas marciales, está muy explotado, así que este relato más intimista, despertará el recelo de los fans: no hay combates ni sangre salpicando por todas partes.

Es de dominio público que se crió en una granja de ganado vacuno y en todas sus obras hace referencia a ello; hasta se dibuja como una vaca con gafas normalmente.

Su estética steampunk ya vista en FMA sigue predominando en la esencia de su dibujo: trajes holgados, peinados despuntados y zapatos mazacotes.

Merece la pena disfrutar de sus cuidados paisajes y de la expresividad de los personajes, con marcada tendencia al enfado. El hecho de que se criara en una granja de vacas, hizo que Arakawa aporte su grano de arena en todas sus obras, por el intercambio equivalente (sobre todo en FMA) o la importancia de los cuidados animales (Silver Spoon)

Tras leer Hero Tales, es imposible no encontrar similitudes entre los protagonistas: el carácter de Hachiken es calcado al de Taito Shirei, tozudo hasta el infinito y bastante imprudente. Si no fuera porque la estética de Hero Tales está ambientada en China y obviamente la indumentaria es distinta, diría que es el mismo personaje.

Lo único que aún no puedo dilucidar es si el mundo es inventado o real, ya que no se ha desvelado esta incógnita y a pesar de que se desarrolle en Hokkaido, la desbordante imaginación de la mangaka, hace presagiar que así será…

Opinión Personal

 

 

Tras el batacazo con Hero Tales (se esperaba bastante más de una historia de esa envergadura, especialmente tras FMA) tenemos a nuestra disposición, un shônen diferente. Distinto en construcción y esencia. Sin grandes batallas campales pero lleno de humor y unos puntazos épicos. Hachiken tendrá que madrugar para cuidar a los animales, aprender sus conductas y especialmente cómico, cuando debe aprender a montar a caballo.

Los fans de FMA echarán en falta las luchas y el envolvente mundo de Arakawa ya que este relato no tiene nada que ver. Es un desafío a la vagancia, al creer que se sabe todo. El trabajo cotidiano, las relaciones estudiantiles y el descubrir que algo que no habías imaginado siquiera pueda llegar a gustarte, hasta el punto de encontrar la sal de la vida, son las referencias de esta historia, intimista y sin grandezas épicas, pero no por ello menos atractiva.

El punto menos fuerte, el diseño de personajes. Baste la redundancia, pero parece que en FMA se le acabaron las ideas a la hora de diseñar personajes, ya que aquí todos nos son familiares, por haberlos visto en otro lado (desde la mencionada Hero Tales hasta Souten no Komori), su creatividad ha ido en declive.

Si habéis leído Moyasimon de Masayuki Ishikawa, el relato no os será del todo desconcertante. El mundo agrícola retratado por Arakawa difiere en la concepción de Moyasimon en los animales en sí; mientras Ishikawa se dedica más a enfermedades, bacterias y microorganismos, nuestra mangaka se decanta por los mamíferos y aves, con sus peculiaridades, conducta y la relación con los humanos, lo cual trae más de una carcajada y alguna que otra sorpresa.

En resumen: un manga que sorprenderá por su temática y el desarrollo de los acontecimientos. Un tema poco explorado.

Lo mejor: Arakawa es símbolo de eficiencia y “savoir faire”. Una historia sorprendente.

Lo peor: no tiene nada que ver con FMA, así que sus fans pueden sentirse decepcionados.


Ficha técnica:
Nombre original: Gin no Saji

Autor: Hiromu Arakawa

Género: Estudiantil, comedia

Categoría: Shônen

Editorial: Shogagukan (Japonesa), Norma editorial (Española)
 
Año: 2011 (en curso)

Nº tomos: 11 (en proceso)

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -