Lo mejor de esta semana

Bienvenidos un miércoles más a Librería Kasukabe. Estuve hace unos días hablando con mi compañera revistil Calistina sobre el libro del Tebeo al manga y bueno, ciertamente ella va a hablar de alguna cosita mañana (no quiero tampoco desvelar nada más), pero me quedé un tanto pensativa con el tema de cómo llegó el manga a Francia, prácticamente el segundo mercado más importante a la hora de consumir manga del mundo por después de Japón como ya os comenté en otra entrada en la que hablaba de cuánto manga vende España con respecto a otros mercados.

Es curioso ver que los inicios del manga y del anime en el país vecino son similares a los nuestros y pronto veréis el porqué. En Francia, como en España, el manga llegó a través del anime, al revés que en Japón, que fue el manga el que generó la versión animada.

Corría el año 1974 cuando la ORTF (Oficina de radio y televisión francesa) se disolvió y vieron la luz tres nuevos canales: la TF1, Antenne 2 y FR3, que comenzarán a emitir más programas en sus canales para jóvenes y niños, por lo cual tendrán que recurrir a importar productos ya terminados, ya que Francia y Europa en general es deficitaria en este tipo de producciones, por lo cual volcarán sus miradas en Estados Unidos, que ya eran conocidos en Europa y Francia y también en Japón. La animación japonesa supondrá un soplo de aire fresco en las pantallas galas y fueron acogidos con gran entusiasmo por parte de la audiencia.

Es en 1972 cuando por se ve por primera vez en la televisión francesa una película de animación japonesa, que no podía ser otra que del gran Tezuka, Kimba el león blanco / El emperador de la selva / Jungle Taitei, aunque sin mucho éxito, por lo cual hubo que esperar dos años más para poder volver a ver en las pantallas otra película de Tezuka, en este caso la adaptación de La princesa Caballero (Ribbon no Kishi /Chopy y la princesa). Sin embargo, el punto de inflexión se vio en el 1978 cuando la cadena Antenne 2 emitió en su programa Récré 2 por vez primera en Francia de Goldorak (UFO Robo Grendizer) de Go Nagai, un antecesor de Mazinger Z y de Candy Candy. Se desata la locura y en 1979 la TF1 responde programando "La bataille des planètes", conocido en España como Comando G, mientras que de forma paralela Antenne 2 continúa con su apuesta y comienza a transmitir "Albatros 78" (El capitán Harlock). Ya a principios de los 80 se unirán a los títulos en emisión Cobra, Ulysse 31 (Ulises 31, colaboración franco-japonesa) y Capitaine Flame (Capitán Futuro).

Comienza ya entonces a multiplicarse el anime en las televisiones francesas, especialmente en la TF1 y en La Cinq. Seguramente os resulten conocidos algunos de los nombres que diremos a continuación, ya que forman parte de la infancia y la adolescencia de muchos seguidores del anime y del manga en España en la actualidad: "Chevaliers du Zodiaque" (Los caballeros del Zodíaco), "Ken le survivant" (El puño de la Estrella del Norte o Hokuto no Ken), "Juliette je t'aime" (Maison Ikkoku), "Nicky Larson" (City Hunter), "Olive et Tom" (Oliver y Benji / Captain Tsubasa), "Jeanne et Serge" (Juana y Sergio / Dos fuera de serie), "Max et compagnie" (Kimaruge Orange Road", "Creamy merveilleuse Creamy" (Magical Angel Creamy Mami), "Emi magique" (Mágica Emi), "Embrasse-moi Lucille" (Dame un beso Licia), "Lady Oscar" (La Rosa de Versalles), entre muchos otros que tuvieron gran éxito en Francia y que posteriormente se emitieron con también mucho éxito en España.

Pero tanto en Francia como en España el verdadero punto de inflexión fue la obra de Akira Toriyama, Dragon Ball, que supo conectar a la perfección tanto con el público más infantil con Dragon Ball, como con el público adolescente y adulto en Dragon Ball Z.

Dejando a un lado el clima que ya había gestado el anime, hablemos propiamente del manga. La aparición del cómic japonés en Francia se le debe en parte a una persona que decidió difundir este género de cómic. Se trataba de Atoss Takemoto, residente en Suiza pero de origen japonés que quiso dar a conocer el manga a través de una revista que él propiamente creó, Le Cri qui tue. Autofinanciado y con una tirada de 40.000 ejemplares, se publican en sus páginas en 1978 la obra de Tezuka  Le système des super oiseaux (Tezuka), Golgo 13 (Saito) o Good-bye (Tatsumi). Se encontró con varios problemas para la publicación, la venta y la recuperación del dinero que había invertido, además de la distribución y subvención en Francia para su obra, lo cual hizo complicadísimo que la pudiera exportar a Francia. De forma paralela y con la ayuda de un librero suizo de nombre  Rolf Kesselring, publicaron en 1979 el primer manga traducido al francés: Le vent du nord est comme le hennissement d'un cheval noir de  Shōtarō Ishinomori.

No será hasta 1990 cuando verdaderamente el manga comience a publicarse en Francia, de mano de Jacques Glénat, director de la editorial Glénat, que publicó Akira de Katsuhiro Otomo en formato a4, el clásico para el cómic francés, en catorce volúmenes que acabaría de publicarse en 1994. Se publicó por parte de Les Humanoïdes associés, autores, por ejemplo, del conocidísimo Métal Hurlant, en 1991 otra obra de Otomo, Dōmu (Pesadillas). También en 1991 vería la luz el primer tomo de City Hunter.

Fue en 1993 cuando Glénat comenzó a editar las series que se estaban emitiendo en antena, como por ejemplo, Dragon Ball, consiguiendo vender tantísimos números de esta serie que le permitió continuar publicando otros títulos , a la vez que el manga comenzaba a entrar en las escuelas. A la publicación de Dragon Ball le siguió Candy Candy, Ranma 1/2, Sailor Moon, Dr. Slump, Los Caballeros del Zodíaco, Oliver y Benji... entre otros muchos.

Casterman, otro editor tradicional de BD en Francia, comenzó también entonces a interesarse por el manga, creando en 1995 un sello para el mismo, con la publicación de Gon de Masashi Tanaka o El Caminante de Jiro Taniguchi. Posteriormente a eso y en los años posteriores comenzaron a crearse editoriales especializadas en manga como Samouraï Éditions o Tonkam, que publicó RG Veda por primera vez y además por primera vez también en el sentido oriental de lectura.

Próximamente continuaremos explicando qué sucedió con el manga en Francia y como ha influido sus ventas a la creación de nuevas editoriales y cómo le afectó la crisis del 2010 a las ventas de su mercado millonario.

Bibliografía


Manga: http://fr.wikipedia.org/wiki/Manga (Consultada el 26/11/2014)
Cri qui Tue (le): http://www.bedetheque.com/revue-Cri-Qui-Tue.html (Consultada el 26/11/2014)

{ 2 comentarios ... read them below or Comment }

  1. Muy bueno. Me lo leí compelto al "tocho" de información XD, pero valió la pena. Acá se dio con Ranma de la mano de Ivrea, que luego empezó a comprar derechos de varias obras. Anteriormente se conseguía todo de España y Francia, además de EEUU, pero del país ibérico se vendía en parte "pirata" sin tener el aval de los japoneses. Ahora con las redes, el manejo fluido y legal (como tendría que ser desde el principio) se consiguen títulos que años atrás eran imposibles. Gracias por la info :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería interesante hacer una investigación sobre el mercado en latinoamérica, especialmente en Argentina, y su evolución, pero creo que todavía hay menos datos que aquí en España xD

      Me alegro que te haya gustado :)

      Eliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -