Entrevista a Javier Fernández

Javier Fernández es oriundo de Olesa (Barcelona) y estudió en la Escola Joso; poco a poco los superhéroes se apoderaron de su arte y tras Magneto, llegaron Doomed y Nightwing.

Sus alas le llevan a volar muy alto en el Universo DC.

KZ- ¿Cuándo decides que quieres ser dibujante de cómics?

JF- Pues fue hace tiempo, pero seguro que menos de lo que la gente pueda creer. Yo no me crié entre tebeos, quiero decir que mi casa no era el “clásico” ejemplo en el que de siempre hayan habido tebeos de Mortadelo y Filemón , Zipi y Zape… fue mi hermano el que me regaló el primer cómic cuando yo tenía 15 ó 16, no estoy seguro. A mí siempre me había gustado dibujar, pero no fue hasta ese momento que enfoqué mi afición al dibujo hacia los cómics.

KZ- De Barcelona a Granada hay un trecho. ¿Por qué Granada? ¿Por la cantidad de autores que hay, a ver si os pegáis algo?

JF- (Risas), que va, si hubiera sabido lo que aquí me esperaba aún hubiera intentado venir antes, (risas). 

El que llegara a Granada simplemente fue porque en un momento de mi vida necesitaba un cambio y la decisión de venir a esta ciudad fue porque mi abuela tiene un piso aquí, eso me aseguraba algo un tanto importante, no dormir en un cajero. Luego ya cuando llegué todo fue muy sencillo, a los que primero conocí fue a mis compañeros de estudio; Adrian Fernández, Jorge Jiménez y Javi Aranda. Realmente conocerlos a ellos ha sido a nivel profesional, una de las mejores cosas que me han ocurrido. Luego, bueno, ya sabéis el talento que hay en esta ciudad ( y la cerveza) es increíble como en una ciudad tan pequeña se concentra tanto autor ( y las tapas) con un talentazo que te hace sentir muy pequeño. Y es que aquí… joder que bien se vive.

KZ- ¿Cuáles son tus autores fetiche, los que te hicieron apostar por esta profesión? 

JF- Sin lugar a dudas, Marc Silvestri. Él era el dibujante del cómic que como os he dicho antes, me regaló mi hermano. Luego ya vinieron muchos otros como no puede ser, pero para mí, ese autor siempre tendrá algo diferente por eso, porque fue él, con su trabajo, me hizo interesarme por este medio.

KZ- Magneto supuso un must, pero también tocaste el mercado español y francés con Nuevas Hazañas Bélicas o la biografía de Amy Winehouse. ¿Qué tal la experiencia? ¿Qué mercado es más difícil?

JF- Decir que un mercado es más difícil que otro es decir que algunos son más fáciles que otros y eso se podría mal interpretar. Obviamente que cada mercado tiene lo suyo, sus luces y sus sombras, pero la exigencia a uno mismo no va con el mercado, va con la persona. Si a ti te da igual enviar algo que sabes que está por debajo de tu nivel te dará igual si trabajas con americanos o en mercado Franco Belga. 

Dicho esto, la experiencia de trabajar en esos dos proyectos que dices fueron bastante peculiares. En el caso de Nuevas Hazañas Bélicas el formato, apaisado, te obligaba a componer las páginas de una manera que jamás había hecho, eso fue todo un reto. Además, a la hora de documentarme para hacer ese tebeo aprendí bastantes cosas ya a nivel cultural. Eso es algo que adoro de esta profesión, la de cosas que aprendes cuando te documentas para un proyecto, ¡ni te imaginas la de reuniones de amigos que puede amenizar! 

Luego, el proyecto de Amy Winehouse digamos que empezó como una cosa y acabó siendo otra. Cuando me eligieron para que me encargara de ese biopic yo quería darle mi toque, mantener el fácil reconocimiento físico de Amy Winehouse pero intentar darle algo mío, tras ver que cada “toque personal” me lo echaban para atrás cambié el chip y se convirtió en un trabajo puramente alimenticio, “acabar y cobrar”. Pero aún y así, después de acabarlo (o eso creía yo) generó situaciones bastante curiosas. Pero de eso ya tal.

KZ- Y hablando de mercados. ¿Te gusta el manga? Si es así, ¿qué obra y autor son tus preferidos?

JF- Intento leer, pero por desgracia no me queda mucho tiempo para ello. Uno de los autores Manga que más me han enamorado últimamente es Inio Asano. Puede parecer que sus historias son un poco lentas o como las definió un amigo “ historias de gente que quiere hacer algo y luego nunca hace nada” pero a mí me encanta el ritmo de éstas y cómo sabe expresar emociones.

KZ- Doomed fue el primer personaje propio que te encomendaron. ¿Qué es lo que más disfrutaste de su creación?

JF- De Doomed lo disfruté todo. Desde el momento en el que Scott me escribiera por Facebook « ¿te interesaría crear un personaje nuevo para DC?» hasta el último trazo de la última página. Esos seis números me han generado situaciones de risa a carcajadas. Trabajar con Scott fue genial, estábamos en constante contacto por Facebook, hablando de lo que podíamos hacer con la serie, de qué personajes podíamos crear… Realmente lo disfruté muchísimo y mira, todo a raíz de un mensaje en Facebook que sinceramente, me dejó con el culo torcío.

KZ- Hablando de disfrutar. El proceso de dibujar un cómic pasa por varias etapas, desde el lápiz hasta el color, pasando por tramas, tintas… ¿Cuál es tu favorita y por qué?

JF- ¡¡¡EL ENTINTADO!!!

Eso es disfrutar por disfrutar; Ahora pentel, ahora Rotring, vaya, he visto estas plumillas y las voy a probar, ahora le robo una media a mi novia que esto para según qué efectos mola, cepillo de dientes, jeringuillas, cuchilla…

La mesa puede acabar pareciendo un vertedero, pero yo disfruto muchísimo con ésta fase, disfruto tanto, que si puedo, durante un tiempo de mi carrera me gustaría solo entintar.

KZ- Y llegamos a Nightwing. ¿Qué ha supuesto este superhéroe en tu vida? ¿Cuánto hay de ti en este personaje?

JF- (risas) Nightwing… Pues Nightwing y su relanzamiento, hasta el día de hoy ha supuesto el mayor logro de mi carrera. También me ha enseñado lo que es una larga continuidad con un personaje, como el cuerpo te pide hacer diferentes según qué cosas para no aburrirte e incluso, cómo el aspecto físico del personaje va cambiando. Son unos cuantos números los que llevo ya con el personaje y espero que sean más.

KZ- Desde Bryan Steelfreeze hasta Tony Daniel o Eddy Barrows, por citar alguno, todos contribuyeron a dar vida al alter ego de Grayson; a la hora de dibujarlo, ¿quién te ha influido más?

JF- Eché un ojo a lo que hicieron todos los autores que has citado pero sin sumergirme demasiado, la verdad. No le veo mucho sentido tomar como influencia para una serie a la etapa de otro autor en la misma serie. Creo que un relanzamiento es el momento para aportar cosas nuevas, claro que es bueno saber qué es lo que le dio éxito al personaje anteriormente, pero sin intentar copiarlo ya que ya no estarías pensando como tú piensas, estarías reprimiendo lo que vieron los editores y el porqué te eligieron para la serie.

KZ- Si te dieran carta blanca para hacer un cómic (guion y dibujo) ¿Qué obra te gustaría hacer? ¿Cuál sería el tema?

JF- Uf… me han hecho en varias ocasiones la pregunta y sigo sintiendo el mismo vértigo. Ojalá me viera capaz de contar mis propias historias. Hoy por hoy no contemplo otra forma de trabajar que la colaboración guionista/dibujante. Si algún día se me despierta ese gusanillo, te llamo y te lo cuento. (risas)

KZ- Llegamos al final y la pregunta estrella. Me gusta dibujar, tengo mesa, café, pijama,.. ¿Qué me dirías para alcanzar tu nivel?

JF- Seguro que todos los que tenemos la suerte de dedicarnos a esto profesionalmente en un momento u otro habremos recibido la misma pregunta por Facebook o alguna otra red social:

« ¿Qué puedo hacer para que los editores me hagan caso?»

“« ¿ Qué puedo hacer para mejorar?»

Yo me pongo en el pellejo de la persona que te escribe y pienso en cuando yo estaba en la misma situación, hacía esas preguntas a todo profesional que se cruzara en mi camino esperando una respuesta que me iluminara, algo que se me hubiera pasado por alto o simplemente, algo que no hubiera hecho hasta el momento. La respuesta a eso no puede ser más sencilla y cierta.

Dibuja, dibuja y dibuja.

Publicar un comentario

0 Comentarios