Lo mejor de esta semana

Original publicado KZ#30
Escrito por Fuyuhoshi
Léela en Calameo

.Autor: Satoshi Kon
.Estudio: Madhouse
.Año: 2006
.Género: ciencia ficción, thriller
.Categoría: seinen
.Duración: 90 minutos

Christopher Nolan pareció romper barreras e inventar la pólvora al hacer “Origen”, película que exploraba los límites de los sueños y la relación que establecía con las personas que los tenían. Sin embargo, Satoshi Kon, uno de los grandes autores del anime, ya se le había adelantado años atrás con la aún más rompedora, onírica y experimental “Paprika”. 




La obra se desarrolla en el futuro, donde existe un objeto llamado DC Mini, un aparato que al ponerse en la cabeza permite explorar los sueños e incluso establecer una conexión entre los distintos soñadores. Cuando el aparato, que en un principio nace con fines terapéuticos, comienza a ser empleado para enloquecer a una serie de personas implicadas en su desarrollo, el equipo de investigación comenzará a investigar sobre quién está detrás de todo esto. “Paprika” es una obra que hace justicia al mundo onírico donde se desarrolla, ya que la mística de los sueños empaña cada plano y cada momento de la obra. Si bien en “Origen” siempre se sabía cuando se está despierto y cuándo dormido, “Paprika” rompe por completo las barreras de la realidad y el sueño para crear un mundo tan frágil como el que vive la protagonista de “Perfect Blue”. Todos los personajes despiertan constantemente de sueños que parecen estar viviendo, creando una realidad inestable donde al final poco importa dónde esté ocurriendo la acción, lo cual compone el mensaje último de la película, muy ligado al de “Perfect Blue” ¿qué es real, y qué no? ¿qué importa qué pueda ser real si en los sueños puedo ser quien quiera? 


Satoshi Kon deja una imaginación desbocada correr en esta película, que experimenta y explora todas las posibilidades que puede brindar la animación y hace un uso brillante de la misma. Muchas películas de animación se hacen porque aparecen criaturas extrañas, los animales hablan o porque se desarrolla en un mundo alienígena e imposible de presentar con imagen real. Sin embargo, Kon utiliza la animación de su cine como si fuese un efecto especial. Un payaso gigantesco que sale de un coche minúsculo. Un desfile de objetos y criaturas de todo tipo que se alarga a lo largo de kilómetros. Un escenario que se deshace y derrite. Todo ello contribuye al carácter onírico de esta obra, que ignora cualquier tipo de cautela y salta sin miedo y en bomba a la piscina de la experimentación, lo cual puede suponer a algunos. La película, muy basada en sus personajes y la comprensión de sus respectivos miedos y vicios, pasa de ser tan sutil que en ocasiones apenas se sabe si envía un mensaje a tan atrevida que no se sabe qué mensaje es el que se está enviando. Pero es en su atrevimiento donde reside su magia. Si bien Nolan se basaba en conceptos reales y en la psicología para crear su mundo de sueños en “Origen”, Satoshi Kon traza un boceto de los términos básicos de la psicología onírica para crear una base aceptable y desde ahí salta a la más exacerbada fantasía japonesa.

Tomando referencias del surrealismo, del cine clásico y del dadaísmo, Kon crea un paisaje propio y con tanta identidad que un solo fotograma basta para reconocer su toque. La película es un constante despliegue visual de efectismo y poderío, mostrando el poder de la animación tradicional y los muchos recursos que los japoneses tienen a la hora de expresar emociones y momentos. Dirigida con pulso firme y un gusto por lo mágico, “Paprika” es una obra esencial en la videoteca de cualquier otaku, y una película que merece todo el culto y la admiración que se le pueda brindar. Satoshi Kon puede haber muerto, pero su obra permanecerá por siempre, imbuyendo su talento tan único y especial cada fotograma.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -