Lo mejor de esta semana

Original publicado en KZ#30
¡Léela en Calameo!


Paranoia Agent, editado por Selecta Visión para el mercado de habla española, es una serie de televisión de 13 capítulos creada por los estudio Madhouse , producida por Satoshi Kon, en la cual confluyen una serie de historias ideadas por el maestro que en un principio no parecen tener ningún tipo de nexo en común, pero que comparten todas el mismo tipo de hilo conductor.

Aparentemente a este anime se le supone una “paranoia” continua y desconcertante, pero realmente es el leitmotiv para presentar los males de la sociedad japonesa, criticándolos, pero con un ejercicio sutil y bien plasmado que si bien no nos paramos a la reflexión al ver esta obra, no reconoceremos.


Pero vayamos primero de todo a lo simple, lo sencillo, es decir, lo que parece ser el argumento. Un atacante en serie, llamado “el chico del bate” parece estar sembrando el pánico en Tokyo y sus víctimas no parecen tener ningún tipo de relación las unas con las otras. Así pues dos investigadores de la policía, Keichi Ikari, el jefe y Maniwa, su ayudante son los encargados de investigar el caso. Todo parece comenzar con el ataque a Tsukiko Sagi, una joven diseñadora de éxito, creadora del perro rosado Maromi. Es importante que tengamos en mente siempre a estos cuatro personajes porque podríamos decir que son los centrales de la historia. Los demás personajes irán desfilando por la historia aportando profundidad y de alguna forma u otra están ligados a Tsukiko y a Maromi.


A simple vista “Paranoia Agent” parece una serie policiaca, pero no lo es ni de lejos. A Satoshi Kon, que lo conocemos por otras obras que tratamos en este número especial, sabemos que le gusta tocar temas variados en sus diversas películas, normalmente críticas a la sociedad en la que vivía y que a nosotros nos resulta tan extraña. Aquí nos presenta la culpa y la evasión de la misma mediante el victimismo y para ello recurre a la amnesia disociativa o lo que viene a ser lo mismo, la fuga psicogénica. Este trastorno psicológico se caracteriza por una fuerte pérdida de memoria provocada por un episodio de fuerte estrés mental y puede acarrear una pérdida global o parcial de la memoria.

Tenemos que tener en cuenta que el chico del bate no es más que una figura creada por esas mentes que se encuentran bajo presión, una forma de evasión de la realidad con una pérdida de memoria prácticamente autoprovocada, aunque sea de forma inconsciente. La creadora original de esa especie de ficción fue la propia Tsukiko y por ello la historia gira alrededor de ella y sólo ella puede ser la que consiga parar la espiral de destrucción en la que el chico del bate se convierte físicamente y llega a atacar a la ciudad. Personalmente creo que esta manifestación física de destrucción y oscuridad no es más que la crítica de que la evasión de la culpa y el victimismo son un cáncer para toda la sociedad, que los arrastra y los destruye, engulléndoles.


Y es en esa destrucción ocasionada por ese chico del bate cuando podemos ver las pautas del llamado “eterno retorno”. Cuando todo parece haber sido arrasado y habría que volver al inicio de esa sociedad, vemos que Tokyo es reconstruida bajo los mismos patrones. Esto lo vemos en que la serie empieza con las mismas escenas que con las que termina. Así pues, da igual que el mundo se extinguiera, que volvería a autocrearse. Este postulado ya era tratado por los estoicos en la Antigüedad, pero es recuperado por Nietzche en “Así habló Zaratustra”. Tomando la teoría del superhombre de Nietzche, podemos decir que el hombre se convertirá en ese Übermensch cuando deje de sentir miedo, es decir, y ligándolo con la serie, sólo se rompe la maldición del chico del bate cuando Tsukiko admite su culpa a pesar del miedo que tenía de que su padre le riñera. Así pues, en el mismo final, dos puntos de vista completamente contrarios: la idea de la reiteración en una sociedad, atrapada en la rueda del tiempo, obligada a tener que repetir los mismos patrones y la posibilidad mediante el camino individual de llegar a esa utopía que es el superhombre.

Teorías filosóficas y psicológicas a parte, la serie, tanto por su animación como por su banda sonora, es una nueva joya creada por Madhouse, el estudio referencia de Kon para sus obras. Si bien no alcanza la calidad que obtiene en sus películas, es una serie bien dibujada y ambientada, original a nivel de animación y amable y agradable de ver, con un opening y un ending totalmente cargados de simbolismo, al igual que la serie en general. Casi un imprescindible en vuestra filmoteca de anime.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -