Lo mejor de esta semana

Se que últimamente se suben muchas imágenes de artistas que se dedican al género yaoiesco (relación homosexual entre personas del sexo masculino) y vamos a desentrañar los misterios de esta categoría.
Este género nació para motivar al género femenino a leer manga (o ver anime) ya que estaban excluidas de las historias y podían disfrutar viendo las relaciones que fructificaban, sin implicarse; después vendría el shônen-ai (lo mismo, pero sin contenido sexual explícito y dedicada quizás más al público masculino).

Dejémonos de prolegómenos y vamos a lo que importa:

¿Qué hace tan atractivo un Yaoi?

Es innegable que el papel de la mujer ha evolucionado a través de los años y con él, las muestras de lo que realmente quieren ver o simplemente, reivindicar la igualdad con el género masculino, cuya fantasía más recurrente es la lucha de barro entre dos féminas (no todos, que los generalismos traen polémicas, pero sí una gran mayoría); como contrapunto, las chicas piden un papel destacado en las relaciones homosexuales.

Cualquier autora actual, haga el género que haga (nos referimos a las que dibujan estilo manga, conocido por estos lares como iberomanga), se ha encontrado en la petición de firmas de cualquier evento, un dibujo de tinte yaoiesco de sus personajes, principales o secundarios.

El shôjo está de capa caída como demuestran las ventas y las apuestas editoriales, sin embargo las galerías de los artistas muestran cada vez más contenido yaoi y las editoriales van a tener que apostar por este género en auge. Sin ir más lejos, un gran momento para la reedición de Saihoshi de Studio Kôsen (a cargo de EDT).
En las entrevistas que hemos hecho, un porcentaje muy alto, reconoció haberse iniciado en el mundillo comiquero con el yaoi (nos referimos a cuando se quieren dedicar profesionalmente, no como entretenimiento), ya sea en la famosa Yaoi Press o en la creciente Yaoi Revolution, lo que viene a indicar el interés que despiertan este tipo de dibujos/historias.
copyright de Arena/ Himitsu Studio
Tal vez se deba a la libertad de expresar una relación en la que uno de ellos tenga que ser sumiso (no siempre, pero en la mayoría de los casos), papel que desempeñaría la mujer (sig) y someterlo a todo tipo de fantasías sexuales, con las que, se reconozca o no, se sienten (nos sentimos) identificadas, pero debido a que la sociedad sigue dominada por el género masculino, parece que no sea tan evidente.

Habrá quien lo tache de pervertido (y no tiene por qué serlo), de degenerado (no siempre hay violaciones y demás vejaciones con las que se los relaciona), pero lo que es innegable es la belleza que destila un yaoi bien hecho.

A título personal, no es mi género favorito, de hecho, he empezado a leerlo no hace mucho precisamente porque me atrajo el dibujo y he descubierto cuán equivocada está la sociedad clasificándolo sin saber, hablando sin entender.

Además no vamos a negar una evidencia: en todo manga/anime siempre hay dos amigos muy amigos (o dos enemigos irreconciliables) que se sabe perfectamente que petarán las galerías con fanarts yaoiescos.

{ 6 comentarios ... read them below or Comment }

  1. A mi, en lo personal, el yaoi es que simplemente no me llama para nada porque, entre otras cosas, odio ver ese concepto del tío afeminado y sumiso. Pero sí que es cierto, que al margen del género, reconozco un cómic bien hecho, haya o no haya yaoi de por medio,porque yo busco buenas historias y buenos dibujos, no busco satisfacer ningún morboso deseo de ver a este o aquel petándose el culillo XDDD

    Véase el caso de Lymbus, no llega a ser yaoi (de momento, lo que llevo leido no me resulta demasiado desagradable) del todo, me sigue sin agradar en lo absoluto ver a dos maromos juntos, pero, es que la historia que cuentan me parece tan interesante y está tan bien dibujada, que echo a un lado mis pequeños prejuicios y he tenido que seguir leyendo porque me engancha su historia. Y es que yo soy una chica muy objetiva, si algo es bueno, ¿porqué no darle una oportunidad?, ¿por ser de un género que de normal no me atrae lo más mínimo?... pues no, eso es de ignorantes. Si la historia es buena, lo es y PUNTO.

    He dicho XDD

    P.D: El día que firme Bittersweet Zoe, que a ninguna fémina se le ocurra pedirme dibujos yaoi o la miraré con cara de asesinaaaaaaa!!!! XDDD

    ResponderEliminar
  2. Hola, me llamo Mane. Dibujo, leo y averiguo cosas sobre el yaoi. He leído tu artículo y tengo varias críticas, espero que no las tomes a mal, porque para romper una lanza a favor de algo, primero hay que documentarse bien, que hay muchísimo escrito sobre el tema y hay mucha cosa que está muy bien.

    Decir que el shōnen-ai está dedicado al público masculino es confundir al personal. Yaoi y BL son géneros hechos por, para y sobre mujeres, puede que haya algún autor, pero es extraño que eso ocurra; y puede que haya lectores masculinos, pero el porcentaje es mínimo. Y decir que “el yaoi nació para motivar a las chicas a leer manga (o ver anime) ya que estaban excluídas de las historias” es, por decirlo de algún modo... falso...sobre todo si tenemos en cuenta que el yaoi surge a mediados/finales de los años setenta y por aquel entonces teníamos a toda la plana mayor del shōjo creando historias maravillosas y que muchísimas chicas leían manga desde hacía años.

    El yaoi nació como un subgénero dentro del shōjo que alcanzó su máximo grado de popularidad con el doujinshi. Yaoi es una palabra que define un género amateur, lo que nosotros conocemos por manga yaoi (erroneamente) es el BL (Boys' Love) o Shōnen-ai que se publica de manera profesional y cuyos personajes son originales. Lo que sí es yaoi son los doujinshi, que pueden ser originales o representar a personajes conocidos por todos (aniparo).

    El yaoi surgió como una alternativa al mainstream y al margen de la fantasía erótica más o menos húmeda (mejor obviar la referencia al barro), es una muestra de rebeldía hacia la cultura japonesa en general. Y si el yaoi destaca por algo no es precisamente por la delimitación estricta de los roles sexuales de los personajes. La libertad que propone el yaoi no es que la lectora tenga que identificarse con el chico “sumiso” (uke), sino precisamente la libertad de poder identificarse con uno, otro o ninguno de ellos, ocupando la posición de voyeur. Los términos en los que has planteado la libertad no implican libertad alguna.

    Decir que el género está en auge es un poco arriesgado, pero ahí no voy a decir nada, porque no dispongo de cifras de ventas, y tú tampoco las aportas, con lo cual, es una afirmación que no está demostrada. Si lo que querías era mostrar lo que están haciendo autoras nacionales, quizá ésta no ha sido la mejor manera. Y más teniendo en cuenta que el yaoi se ha recibido de forma diferente en Europa y América.

    El yaoi y el BL son géneros que han sido objeto de muchas críticas, críticas que han venido por el desconocimiento. Por eso es importante recurrir a fuentes fiables para definir las cosas.

    Siento que el mensaje sea tan largo, pero viendo artículos que tratan el tema de forma tan descuidada no se hace ningún favor ni al género ni a las autoras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.
      Primero de todo, esto es una opinión basada en las entrevistas que hago y lo que veo en los salones; en ningún caso he dicho que esté enfocada al público masculino, la wiki la vemos todas/os, ese QUIZÁS en el shônen-ai es algo que significa que lo pienso yo, no que sea así.
      Realmente no se que es lo que te ha molestado (o me ha dado esa impresión, sino es así, disculpa). No aporto datos y porcentajes porque no es la intención y mostrar lo que hacen autoras nacionales.... Precisamente la portada no es nacional, sino nipona.
      Si quisiera hablar de cómo se ha recibido a ambos lados del charco, te podría asegurar que creciendo: cada vez son más los eventos dedicados exclusivamente al yaoi/yuri, al margen de salones/convenciones de manga/anime.
      Simplemente quería expresar la creciente variedad de fans que veo, ya sea en las redes sociales como en dichas convenciones.
      Me da la sensación de que a veces se lee con una opinión ya formada para atacar luego, sin aportar tampoco nada. Simplemente tu malestar.

      Eliminar
  3. Tengo una pregunta.. ¿Hemos leído el mismo artículo?
    Primero, no veo que diga que el género está dedicado a los hombres en ningún lado; como ella bien dice, la wiki la podemos consultar todos.
    Segundo, precisamente como represión a la que se veía (y aún hoy, pero menos)la mujer, es una válvula de escape, así que comparto su opinión de que es una manera de ganar adeptas.
    Tercero. Datos, datos,... ¿Para qué? Las estadísticas están para saltárselas y esto no parece un artículo de ellas, sino de mera opinión.
    Cuarto, no creo que se dedique a ningún autor en concreto. El nombrar a Studio Kôsen imagino que es porque acaban de reeditar Saihoshi (antes era de Ivrea) y EDT es una de las grandes, así que algo habrán visto.
    Como hombre, no me atrae para nada la temática yaoi, pero sí es cierto que he echado un ojo a algún shônen_ai y valorando el tipo de dibujo, es más fino y detallista y porqué no reconocerlo, hermoso.
    Pero no, no pienso comprar yaoi ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola de nuevo, soy Mane.
    Cristina, no quiero que tomes mi mensaje como un ataque, simplemente al leer tu texto he visto que había términos que podían llevar a confusión, y como ya te dije, la mala prensa que tiene este género se debe a que las cosas se explican de manera ambigua. Eso me motivó a escribir.
    Que todo sea una opinión personal no justifica que pongas antecedentes equivocados. Y si en el título dices que el género está en auge, pues, como lectora, me ha decepcionado no encontrar nada que corrobore esa afirmación. Eso es todo, trato de hacer una crítica constructiva, si lo has tomado como un ataque, no era mi intención.
    Juan SinMiedo, no estoy hablando de la wikipedia cuando hablo de "escritos sobre el tema" hablo de académicos que han investigado mucho y han publicado libros sobre ello. Cristina afirma que el género nació para ganar lectoras (con ese objetivo, se entiende); el género nació como una reinterpretación del shojo manga y uno de los efectos fue que el número de lectoras aumentó, no fue ninguna estrategia editorial, ya que el género se desarrolló principalmente en el mundo amateur.

    En fin, no quiero extenderme, lo dicho, pretendo hacer una crítica en el mejor de los sentidos, ya que he leído mucho sobre el tema y pensé que podía aportar algo. Creo que he sido respetuosa, y no he aportado "sólo mi malestar", como dices, pero si las críticas respetuosas no son bien recibidas... ahí no puedo hacer más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los matices.
      Tal vez hemos malinterpretado los términos: yo al escribirlos y tu al leerlos.
      Sí es cierto que el nacimiento fue para reinterpretar el shôjo, pero mi intención era que se viera que ha aumentado el número de lectoras.
      Las críticas respetuosas siempre son bien recibidas, porque si no lo fueran, las borraríamos; simplemente quería constatar que las mujeres se destapan, que lo que piden en las firmas es yaoi, vaya o no la historia de eso.
      He sido lectora de shôjo y hastiada, me he pasado a otros géneros y el yaoi es uno de ellos, por el dibujo y porque me atrae la historia (si solo buscara un buen dibujo, me quedaría con los artbooks :)).
      Siento si esperabas un artículo con los pros, contras y estadísticas. Es simplemente una opinión de una lectora (en este caso yo) y lo que quería averiguar es el porqué.
      Tengo una respuesta por otros lares en la que me dice ver tíos buenos es un gozo y si son de dos en dos (mínimo), mejor.

      Eliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -