Lo mejor de esta semana

Por Calistina e Ysora


Li Kunwu empezó hará unos 30 años en el cómic propagandístico de la mano de revistas como Lianhua Huabao o Humo Dashi, pero sus inquietudes con la sociedad china le llevaron a formar parte del Partido Comunista Chino así como a administrar la Asociación de los Artistas de Yunnan y el Instituto de Estudio del Dibujo de Prensa de China.

La historia más cruel de su país es retratada en sus obras Una Vida en China, formada por tres tomos en los que narra los cambios en China a partir de sus propias vivencias o Los Pies Vendados, en los que homenajea a su niñera a partir de una práctica que se llevaba a cabo hasta hace menos de cien años.

Sepamos algo más de este autor a través de sus palabras.

KZ-La última obra suya que nos ha llegado a España se llama "Pies Vendados" y utiliza como punto de partida esa práctica para explicarnos una historia completa que va más allá de la biografía de Chunxiu. ¿Qué le llevó a la necesidad de plasmar esta historia?

LK- En mi primera obra Una vida en China, salían varios personajes. En esta obra me centro en la niñera que fue como una madre para mí, aunque a medida que iba creciendo, mis sentimientos hacia ella iban cambiando, viendo sus sufrimientos durante toda su vida. Ella me los confiaba a mí, pero a mi edad no los entendía muy bien y cuando crecí, sentí la obligación de contar su historia. Es una forma de que no desaparezca, que no se repita.



KZ- Sigamos con Pies Vendados; una historia un poco más intimista basada en la propia experiencia de su niñera y que quizás pueda parecernos más cruda. ¿Qué esperaba que el lector sintiera cuando se pusiera en la piel de la protagonista?

LK- Si habéis leído mi libro sabréis que tenía unos sentimientos muy fuertes hacia mi niñera que siendo muy pequeño era simplemente eso, la niñera, pero cuando crecí me atraía. Cada dibujo representa un sentimiento hacia su persona.

Cuando su madre la forzó a vendarse los pies para casarse "bien", pues los pies eran muy importantes a nivel estético y debían ser pequeños; era una costumbre enfermiza. Un hombre que la hiciera feliz, a pesar de lo inhumano y trágico que esto era y en el que vi su sufrimiento al doblarse los dedos hacia dentro sin casi poder andar.
 
Es una historia para que no olvidemos.

KZ- Sumidos en un capitalismo brutal que contrasta con el anterior comunismo, ahora mismo, ¿Considera que la mujer china sigue siendo reprimida pero bajo otro yugo distinto? ¿Existen otros "pies vendados" no físicos? ¿Han ganado o perdido libertades con respecto al momento de la historia de Chunxiu?

LK- Hoy en día las mujeres chinas, comparándolas hace menos de un siglo, han mejorado mucho su condición.

Las mujeres chinas que han leído mi libro, tienen la sensación de ser equiparables a las occidentales. Han llegado a decir ¿cómo hemos dejado que ocurra esto?. Esto es lo que yo busco.

Todavía hay mujeres con los pies muy pequeños... Pero de más de 85 años. Solamente hace cien años que se llevaba a cabo esta práctica o sea, tampoco es algo muy lejano.

Si miramos atrás, no hace tanto tiempo de esta atrocidad. Otra costumbre muy arraigada era la melena en los varones: no podían cortarse el pelo. Sus padres no les dejaban ni la sociedad tampoco, de esto también hace apenas 100 años.
Los cambios en China están sucediendo muy rápido y muchos a la vez.
KZ- ¿Considera que tiene que hacer esta labor precisamente porque esta sociedad que está cambiando tan rápidamente, pueda olvidar la historia pasada?

LK- Sí, considero que estoy obligado. Imaginaros un gran país como China, evolucionando a esta velocidad, con tanta información, especialmente internet.

Demasiada información y no siempre realista, hace que la gente olvide pronto lo que ha pasado a su alrededor y se centre en ver qué es lo que se ha perdido.

Hay que tener los pies en el suelo, alguien tiene que recordar. No basta con ser uno solo, tenemos que ser más, sino la memoria se pierde.

KZ- No es un libro para el gran público. Su contenido intimista, lo acerca a una minoría.

LK- Gracias. Es una historia muy pequeña en relación a nuestra Historia, pero siempre es mejor conocer un poquito para no juzgar sin tener una pequeña idea de lo que ha pasado a nuestro alrededor.

KZ- ¿Es factible vivir del cómic en China?

LK- No (risas). He tenido la previsión antes de jubilarme; trabajé de funcionario del Gobierno y tengo mi pensión.

Ahora puedo hacer lo que realmente me gusta y a mi ritmo. A lo mejor puedo sacar algún cómic que guste, especialmente infantil.


KZ- Tras visitar Barcelona (España) que es completamente diferente a China, ¿ha cogido alguna idea para una próxima obra?

LK- Seguramente sí. Es muy distinta; estoy trabajando en un libro que llevará por título "Mi vida en el dibujo"  y añadiré mi corta experiencia (solo 3 días) en Barcelona.

Muy pocos chinos conocen España, más allá del Barça y las olimpiadas... ¡Y los toros! En China adoran el toreo español. El Gobierno compra todos los derechos de televisión.

Me gustaría hablar español Wink.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -