Lo mejor de esta semana

Original publicado en KZ #26

Antirecomendación de Hellsing

Los vampiros son unas criaturas fuertemente enraizadas no ya en la cultura occidental sino en la universal. Para bien o para mal estos vampiros se han visto mil y una veces encarnados bajo faces tan diversas como el sombrío conde Drácula o, que Dios nos proteja, el resplandeciente Edward Cullen. Si bien los japoneses habían tocado este tema desde la perspectiva tradicional en algunas obras, pasó un tiempo hasta que a Hirano Kouta se le ocurriese dar el particular sabor nipón a la sangre que corriera por las venas de estos ancestrales señores de la noche. Esta es la historia de Alucard, un vampiro de poder aparentemente ilimitado que decide transformar en igual a Seras Victoria, una policía que se encuentra a un paso del abismo que es la muerte. Ahora parte de la Orden de los Caballeros Protestantes, a las órdenes de la severa Integra Hellsing, Seras deberá adaptarse a su nueva vida mientras intenta mantener lo poco de humano que su nueva condición le permite. 


Para comprender bien la criminal condición de esta obra nunca viene mal recordar lo que pocos años después el caído en desgracia estudio Gonzo haría con la obra de Hiroya Oku, esto es, Gantz. Inconclusa, mal animada y con un guión que derivaba del original para sentar las bases de un misterio mayor pero irresoluto, Hellsing es una master class en lo que se refiere a malas adaptaciones. Tomando como inicio al personaje de Alucard, señor vampiro con unos poderes tan extensos que hace de sus peleas algo casi aburrido, la serie siquiera ofrece un mero desafío a los extensos talentos del co-protagonista, siendo un festival de sangre sin contenido donde el suspense se aleja lentamente y el dinamismo de los combates se ve reducido a un espectáculo mediocre donde nada importa, sorprende o atrae. Quitando así la acción pura como elemento atractivo de la serie uno intenta acudir a la trama para salvar este despropósito, pero el guión que poco explica y poco desarrolla, dando a entender que tendrá una colosal extensión y dimensión cuando plantea la existencia de la misteriosa organización Millenium, cuyo poder puede acabar de un plumazo con todos los intentos del bando de Integra Hellsing pero que sin embargo nunca llega a ser. Acabando la serie en un clímax que apenas puede describirse como coitus interruptus dada la falta de intriga que causa, el guión que da tumbos y no sabe qué pretende o a qué aspira se quita de en medio en la lista de salvables. Esta, sin embargo, es una serie con un gran potencial, ya que su única virtud, el desarrollo como personaje de Victoria Seras, voluptuosa pero incompetente vampiresa. El ver a un personaje arrancado de su hogar y condición con la brusquedad que plantean la serie da para mucho, y su lento progreso hacia la aceptación de su nueva vida en el mundo de los vampiros ofrece momentos de reflexión y pena. Sin embargo, incluso este desarrollo queda inconcluso al centrarse la serie en explayarse sobre el ya citado errático guión, dejando las reflexiones de la pobre Seras en un segundo plano que generalmente ocupa un par de tomas al final del episodio.


Hellsing es un imposible. Si bien su fuente no ofrece material de obras maestras, la adaptación que ofrecieron las OVAs demostraron que el manga tenía qué ofrecer, que sus combates a pesar del poder de Alucard podían causar intriga y que sus personajes merecían más que el vistazo que sus apariencias le darían. En el medio del manganime por lo general las adaptaciones se suelen tratar con respeto y los resultados son sólo inferiores por cuestiones de extensión o profundidad en lugar de calidad. No obstante, este producto es una casa de cartón-piedra, y a cada punto que se toca se rompe y cae. Lo único firme que queda cuando una brisa derrumba cada elemento que tiene este anime es su opening, una más que digna composición de un jazz tétrico con imágenes que prometen más que suficiente para atraer a cualquiera con hambre de acción. Y cuando un minuto que sirve como introducción y no explica ni se integra de ninguna manera con la serie per se es lo único que merece la pena recordarse de una obra, hay algo muy gordo que falla.

Ficha Técnica
 

Año: 2001

Autor: Kouta Hirano (dirige Umanosuke Iida)

Estudio: Gonzo

Género: acción, fantasía

Categoría: seinen

Episodios: 13

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -