Lo mejor de esta semana

¡Que cierra Ghibliiii!!

Ah no, que es temporal, que es una restructuración, que no pueden manterer el nivel de producción con el sistema de siempre, que para modernizarse se pierde la esencia..

No sé, entre que Miyazaki necesitó 12 años para irse (sí, entre 10 y 12 amenazas de "esto ya no da más de sí") y que ya no trabajaba a gusto y saber que su hijo Gôro estaba (o está, ya no sé) en Ghibli con una serie de anime de la que no se ha vuelto a hablar, suena a estrategia comercial para recuperar algo del lustro que tuvieron.

Fue la noticia del día y muchos se tiraron de los pelos.

Pero, miremos hacia atrás y analicemos las grandes estrategias de los estudios de animación (ya no vamos hacia Disney y sus fusiones con Pixar o Marvel, porque necesitaría varios blogs..)y concretamente los japoneses.

Las "espantás" de un grupo a otro son algo común en aquellas tierras (y en todas, no nos engañemos: se venden al mejor postor), así por ejemplo Daicon y Artlan terminaron siendo Gainax que arrancó a base de mechas y al hacer su apuesta televisiva con Nadia, el secreto de la piedra azul, su cuenta bancaria se quedó temblando.
Tras los lloros pertinentes llegó Otaku no Video y cuatro años de silencio. La gente murmuraba, ellos callaban y se dieron por terminados... Y llegó Neon Genesis Evangelion

¿El fin?¿El fin de qué?

A pesar de que tocaron el cielo, ya no han llegado a hacer otra producción igual. Da lo mismo, pueden contar los billetes uno a uno y les sobra vida.

Aquí nos lo comemos todo y sin rechistar.

El Estudio Sunrise también tuvo su espantá: tras el anime Cowboy BeBop, Minami, Ousaka y Kawamoto fundaron BONES que se estrenaría precisamente con la película basada en el anime en 1998. Así, si no salía bien, Sunrise quedaba al margen y si gustaba, quedaba como colaboración o cesión de derechos.

De Tatsunoko Production salieron los grandes Toei Animation o Production I.G. La salida de un producto como la consola Play Station decantó la balanza en la división de opiniones, así que llegaban TOMY c.o., asociados con Capcom, los citados estudios de animación y no nos olvidemos de Pierrot.

Pierrot se especializó en el género Magical Girls pero la fama le llegaría con Naruto y Naruto Shipuden. Las tendrá mejores y peores, pero ninguna con esa fama.

Un avión sirvió para designar al estudio que fundarían Hayao Miyazaki e Isao Takahata. Nausicäa llegaba para hacernos levantar del asiento.

Tras Porco Rosso en 1992, se oye por primera vez que Miyazaki quiere dejarlo; sucesivamente y como el cuento de Pedro y el lobo, fue amenazando con abandonar el barco... Hasta este pasado 2013, en el que finalmente llegó a puerto.

Que sí, que Miyazaki se ha ido... Pero tras 12 años más.

¿Qué quiero decir con esto?

En mi humilde opinión, Miyazaki sigue, en la sombra sino es con un manga, será pintando aviones en la oscuridad de su cuarto, pero está ahí, no se irá nunca del todo porque es su naturaleza.

¿El Studio Ghibli?

Reestructurandose. No cierra, busca alternativas como cualquier empresa, no nos engañemos. Si algo no va bien pero tenemos la máquina de hacer dinero, es cuestión de cambiar una o varias piezas y empiezan a llegar informaciones para tantear el terreno: compra, absorción... Ahora hay que dar con el técnico adecuado y las piezas precisas y la máquina volverá a funcionar.Pero basta que nos digan que algo cierra para que nos echemos las manos a los bolsillos e intentemos hacernos con todo. ¿Qué mejor estrategia para volver a generar ganancias?

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -