Lo mejor de esta semana

"Chobits" es una de las obras más entrañables del Estudio CLAMP, en la que nos presenta a la adorable Chii, gran musa de todo merchandinsing que podamos y queramos encontrar en Japón y fuera de él. Es una obra completa, ni muy larga ni muy corta, con el grado de intensidad suficiente como para hacerla entretenida sin caer en el hastío ni en el aburrimiento.

De todos modos, tras esta hermosa historia de amor con tintes ecchi, nos encontramos ante una verdadera reflexión por parte de la guionista, Nanase Ohkawa, que siempre otorga a sus obras de determinados componentes, en este caso, el amor que puede llegar a profesar (o no) una máquina programada por el hombre. ¿Son reales los sentimientos nacidos de la perfección de un androide o sólo son un conjunto de programas? Échale un vistazo a este manga y quizás puedas contestar a esa pregunta.

Hideki es un estudiante de preparatoria, que ha viajado desde el campo hasta la ciudad para poder ingresar en la Universidad. Como sus padres no le pasan dinero, tiene que trabajar en un restaurante para poder costearse sus gastos. Del mismo modo, tampoco puede comprarse uno de esos modernísimos y utilísimos personcom que tanto están de moda, ordenadores con forma humana con un sinfin de posibilidades añadidas.

Un día, saliendo del trabajo y camino a casa, encuentra un personcom tirado en la basura, aparentemente nuevo, y por tanto decide llevárselo. Pronto descubrirá que Chii - nombre que le dio ya que cuando lo encendió no decía nada más - es un ordenador diferente a los demás. ¿Será uno de los legendarios "Chobits"?

Las CLAMP en Chobits

"Chobits" es una obra catalogada como "no seria" dentro del estilo de Mokona Apapa. Esto se ve en lo poco recargado de los personajes, la inclusión de un estilo fresco, la poca profusión de unos fndos excesivamente trabajados y un entintado fino y preciso.

Gráficamente hablando estamos ante una obra perfecta en ejecución y muy atractiva visualmente. El diseño de Chii, el personaje principal es uno de los más logrados en los últimos tiempos y su imagen se ha vuelto prácticamente representativa de un movimiento y es muy popular a la hora de encontrar con facilidad algún tipo de merchandising, en especial figuritas, fuera de Japón. Pero, este éxito, ¿A qué se debe? Es evidente que los años de experiencia de Mokona Apapa juegan a su favor, pero aquí la combinación de inocencia y dulzura de la "Chii blanca" y la agresividad y tristeza de la "Chii negra" se entremezclan creando una perfecta simbiosis, diferenciándolas a las dos a la perfección a nivel gráfico y estilístico, otro punto a favor de dicha obra. En "Chobits" encontramos un excelente diseño de vestuario para la protagonista, que no tanto para personajes masculinos o secundarios, y podemos observar con claridad las influencias del movimiento "lolita" japonés en los trajes que Chii nos muestra, preciosos y llenos de detalles.

Pero todo lo que se puede alabar del diseño del personaje principal puede criticarse del resto de personajes, pues cada uno de ellos es bastante similar a los demás, aunque sin dejar de estar bien caracterizados, no dejan de parecerse entre todos los personajes masculinos o femeninos secundarios de otras series. En este caso podemos comparar con la serie Card Captor Sakura, muy cercana en el tiempo a Chobits, y podemos ver parecidos razonables: Hideki se parece bastante a Tôya, la señorita Hibiya a Tomoyo o Minoru tiene un aire lejano Yukito. Este es un problema bastante frecuente en las obras menos ambiciosas de las CLAMP y que pocas veces solventan.

El diseño de interiores y exteriores vuelve a ser poco original y podemos volver a realizar paralelismos con obras cercanas en el tiempo. Nos encontramos en el típico cuarto de estudiante que ha salido ya tantas veces en cualquier manga que hayamos podido leer, con un barrio cualquiera de Japón, con una academia típica o con una mansión a la occidental que tanto gusta a los mangakas. Sin embargo, no quiere decir que estén mal hechos. La precisión técnica alcanzada por las dibujantes del Estudio no pueden albergar duda alguna, pero si se puede decir que el entorno no es lo más destacable de "Chobits".

Otra característica importante de este estadio de evolución de las CLAMP son sus viñetas, también correspondientes a su estilo "no serio", en el cual las vemos grandes y sin estar sobrecargadas, primeros planos y dibujos completos de Chii que harán las delicias de todo aquél que disfrute con unos dibujos hermosos.

Tanto las tramas como el entintado en esta obra son perfectas. El estilo aparentemente "descuidado" del entintado, le da una característica informal a la obra, que la podría acercar al público juvenil hacia el cual está destinada.

Opinión personal


Esta obra, como ya he dicho, es uno de los trabajos menores de las CLAMP, por lo que ni su dibujo ni su planteamiento argumental va a contar con la complejidad que pueden tener otras obras tales como RG Veda, Tokyo Babylon o X. Es "Chobits" una obra menor, entretenida y fresca con la que simplemente pretenden entretenernos, no hacernos caer en una trama tremendista y apocalíptica en la que los protagonistas no son dueños de su destino trágico que los arrastra irremediablemente a la destrucción - esto les encanta a las CLAMP - que realmente nos hacen estar pendientes de una evolución y de una acción que no vamos a encontrar en esta obra. 

Podríamos definir a la obra como "kawaii" - aunque yo utilizaría la expresión "vaya cucada de manga" pero pocos me comprenderíais - ya que es simplemente eso, preciosa, cuidada, detallista, con unos diseños de vestuario que ya hubiera querido yo para mis barbies y con una historia tierna y dulce, sin pretensiones, sólo para entretener.

Pero, seamos realistas, es CLAMP, ¡No puede ser tan simple! Y no, no lo es. Primero de todo, me gustaría citar que últimamente en muchas series anime que estoy viendo o mangas que estoy releyendo encuentro ese punto que antes no lograba ver, y es el reflejo de la sociedad japonesa, aunque sea en una sociedad totalmente inventada o copiada del mundo occidental. Y "Chobits" no iba a ser una excepción porque precisamente está ambientada en un Japón actual en el que los ordenadores con forma humana son una simple evolución de los nuestros. Sin embargo, el planteamiento de la obra, aparentemente neutral, está dirigida a un público masculino. No logro comprender el motivo por el cual las CLAMP hayan implementado en esta obra tintes ecchi, utilizando a la inocente Chii como prototipo de mujer ideal japonesa: guapa, dulce, tierna y servicial. Quizás será para equilibrar la balanza que tan peligrosamente se inclinaba hacia el yaoi, pero creo que es totalmente innecesario para la profundidad de la serie algunos enfoques que prácticamente desaparecieron en su adaptación al anime.  A veces roza lo absurdo como doblan y redoblan el guión para poder introducir escenas "subiditas de tono" que podrían pasar perfectamente. De todos modos, también hay que suponer que al verse involucrada Chii podemos ver realzada su inocencia y también realzada la evidente necesidad de Hideki de "desahogarse".

De todos modos, el tema central que plantean aquí no es la temática erótica para entretener a la juventud masculina. Realmente, si se rasca un poco más, se puede ver que el destino final del argumento de la serie es la concesión o no de sentimientos a las máquinas, tema tratado por multitud de autores, cuyo exponente más importante sea la película "Blade Runner" o algunas de las preguntas que se hacía Asimov en sus libros. Entramos aquí en un debate entre lo que deseamos pensar y lo que es la realidad. ¿Un conjunto de cables puede realmente sentir a la manera humana? ¿Es posible que nuestro ventilador o nuestra lamparita de noche sientan? ¿Qué les diferencia de los ordenadores? Siempre se le ha dado especial importancia a un ordenador, como origen de los androides, pero, realmente, ¿Pueden sentir las máquinas? Y si ya entramos en ese debate ¿Pueden sentir alguien más a parte que los humanos? Aunque ese tema lo propongo yo y no lo proponen las CLAMP. No quiero destriparos el argumento y por eso no continúo por este lado mi discurso, aunque acabaré mi exposición preguntando: ¿Qué es lo que otorga sentimientos a un ser humano? Porque, realmente, los seres humanos, a fin de cuentas, no somos más que un conjunto de piezas de materia orgánica, unidas al igual que un androide, así pues... ¿Qué es lo que nos da una personalidad única? Chii por ejemplo parece tener una personalidad a pesar de estar formateada. ¿Qué es lo que verdaderamente plantean las CLAMP en esta obra? ¿Un alma para cada una de las personcom, sean o no de la legendaria serie Chobits?

Lo mejor:  Visualmente es preciosa
Lo peor: El argumento a veces es un tanto machista.
Te gustará si...: Card Captor Sakura, pero un poco más para adultos.

Ficha Técnica 

 Nombre Original:ちょびっツ Chobits

Dibujante: Mokona Apapa (CLAMP)

Guionista: Nanase Ohkawa (CLAMP)

Año: 2001

Género: Acción, comedia, romance

Categoría: Shônen

Tomos: 8 Tankoubon

Editorial:  Kodansha (Japonesa) Norma editorial (española)

 

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -