Lo mejor de esta semana

Ojiplática me quedé ayer cuando, estando yo en el tren camino a librería Kasukabe, leí en el twitter vía comics Natalie y ANN que iban a hacer otra serie de Dragon Ball que continuaría la Z. "Seguro que no es para tanto, luego si me acuerdo lo pongo en el blog". ¡MAL, YSORA, MAL! Va y resulta que volviendo del trabajo a las diez de la noche la noticia ya se había hecho eco en los medios dedicados al cómic y esta mañana, con café en mano, veo que hasta sale en 20 minutos. Vamos, viral. Total, a nosotros no nos iban a leer por la noticia, que somos unos desgraciaos más pobres de las ratas que no regalamos un manga porque no tenemos ni para nosotros, y porque ya sabemos que os gustan más nuestros artículos de opinión.

¡¡Es que lo petamos con los articulos de opinióóóón!!!
Vamos, que mando un whatsapp a los compis de la revista y claro, la respuesta ha sido que no, que no habíamos puesto nada. En fin, Koukyou Zen siempre tras la noticia puntera. ¡En la puta cresta de la ola! Olé, olé y olé.

Pero como nos viene dando un poco igual poner una noticia que podéis encontrar en las mil páginas que se dedican al manga y al anime (que seguro que ya habréis requeteleído, vamos, para que lo haya leído hasta la que suscribe...), nosotros vamos a hacer otra cosa, os vamos a invitar a la reflexión. De verdad, en serio, ¿ES NECESARIO OTRO DRAGON BALL?

Yo crecí con Dragon Ball. Sí, tengo una edad, por si no lo habíais notado por mis palabras. Cuando yo tenía cinco dulces añitos empezaron a poner por la TV3 Bola de Drac y aquello reunía a toda la familia. Lo comentábamos en el patio del colegio al día siguiente, ¿quién no vivió con tensión ese combate ÉPICO de Son Gohan contra Cèl·lula? Aquello era lo puto más.
 

Yo todavía me emocino. La piel de gallina, oiga.

 En casa teníamos todas las películas en VHS, teníamos los muñequitos, el manga de grapa como oro en paño, las camisetas, las toallas, buah, aquello sí que eran tiempos y no ahora con Naruto. Así fue como asistí al declive de una gran serie que abrió los ojos de propios y ajenos. Porque todos sabemos que Dragon Ball GT fue un truño de proporciones míticas. Pero no importa, que sigue siendo un mito de mi infancia. Y el de muchos por lo que veo.

La sombra de Dragon Ball es alargada, mucho. Han seguido sacando películas truño a lo largo de estos años, y reimpresiones cada vez más majas de los antiguos capítulos (para los coleccionistas, la última de Selecta es the lemony pear, hasta sin censura), y luego, esa edición ultimate de los mangas por Planeta es de lo más, y ahora nos vienen con una serie que continúa Dragon Ball Z. 

No encuentro por ningún lado que Toriyama haya dicho que está implicado en el tema. Que yo recuerde, lo acabó en el tomo 34 de la edición ultimate y hasta aquí hemos llegado. Lo único que he alcanzado a leer es que ha sido Toei quién lo anunció. No conozco con exactitud las cifras exactas, pero si que pongo la mano en el fuego de que Dragon Ball es un negocio con mayúsculas, sobre todo en el merchandising, que, sorpresa, también lleva Toei. Es que me los imagino reunidos:

¡Oda amenaza con acabar One Piece! ¡Dice que está hasta los **** de Luffy y cia! ¡Qué hacemos! ¡Hombre, no dejamos Dragon Ball sin acabar...
Y así. Los derechos los debe de vender también a precio de tierras raras. Los editores españoles y los distribuidores deben de estar ya frotándose las manos. Y no es para menos. ¡Larga vida a Dragon Ball!

Ahora todo será ver la calidad de la serie, pero vamos, que me la imagino. Quizás la vea por aquello de la nostalgia, iré con las espectativas muy bajas, porque a mi edad y con mis achaques lo que menos me apetece es ver un anime de hostias por doquier, pero vamos, que seguro que han alegrado a más de uno. 

Y vosotros, ¿Estáis ya comprando klineex para cuando la tengamos en España? ¿Puede darse de nuevo un resurgir del anime en la televisión española? ¿Es todo un plan secreto de los annunaki para tenernos atontolinaos viendo la tele? ¿Qué opináis de que Dragon Ball tenga serie nueva?

{ 5 comentarios ... read them below or Comment }

  1. Particularmente -y a riesgo de que me linchen- yo nunca acabé de encontrarle la gracia a Dragon Ball, ni siquiera a la primera temporada. Pese a que el opening y el ending me encantaban, la serie en sí siempre se me hizo aburrida. Los capítulos se alargaban y alargaban como los partidos de fútbol de Oliver y Benji (por mejor nombre Captain Tsubasa), y no había personaje que no me pareciera o tonto perdido, o un borde detestable.

    Admito que el ver que la serie era adorada hasta el onanismo (...hablo en serio) por los chicos más odiosos de mi clase y entorno personal, y que tuviese parte de responsabilidad en la agonía y muerte del tebeo español, sin duda condicionó mi juicio, y por ello me puse a ver capítulos y capítulos y hasta me leí el manga años más tarde, convencida de que el fallo, lo estaba cometiendo yo. Sin duda aquélla serie era buena, pero mis prejuicios me impedían darme cuenta.... Y sí, desde luego, el fallo lo cometí yo. Lo cometí yo tragándome capítulos y gastando horas de mi vida en algo que no me interesaba lo más mínimo y que para mí era tan apasionante como que me sacasen una muela por el procedimiento del tirón, o tan divertido como una carrera de estafilococos.

    Dicho esto, para mí, NO, realmente no era necesaria otra continuación de DB, y si me apuráis, ni siquiera fue necesario que trajeran la primera parte a España. Ahora, para muchos fans, niños de los noventa o del 2000 que crecieron vieron esta serie, pero a la vez sufriendo los spoiler de hermanos o primos mayores que ya la habían visto años atrás, quizá sí sea necesario. Quizá quieran tener su propia temporada de DB en la que podrán ver... bueno, lo mismo de siempre, pero a igualdad de condiciones, sin peligro de spoilers y sabiendo que están viendo algo que nadie ha visto antes que ellos (...es un decir).

    En fin, que yo, no la veré. Igual que no vi Dragon Ball GT, ni vi la película de imagen real, ni vi ninguna película de animación de la saga, pero comprendo que haya a quien le pueda hacer mucha ilusión. Por cierto, queridos niños, es posible que veáis a un personaje llamado Krillín.... No os encariñéis mucho con él XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye... ¿Hora y lugar para el linchamiento porfaplease?

      Eliminar
  2. Tan necesario como el nuevo reinicio de Ghost in the Shell, o la nueva temporada sacada de la manga de Digimon basado en la primera (y de la que guardo grato cariño) o esa continuación infantiloide de Slayers...
    No sólo Hollywood vive de estas cosas. Y si sale algo entretenido, bienvenido sea. Y sino yo sigo a mis otros asuntos.

    PD: Como uno de los redactores desaparecidos añado que en realidad esta noticia nos ha dado igual en cuanto la noticia ha aparecido en webs de periódicos nacionales. Nos la suda. Ya está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, nos lo suda por lo que vemos xDDDD

      Eliminar
  3. Le tengo un especial cariño a Bola de Dragón, que salió cuando empezábamos a conocer que a este tipo de dibujos animados se le llamaba "anime" y a que los tebeos de este tipo se les llamaba "mangas" (aunque recuerdo que la primera vez que leí esa palabra fue en una aventura de Superlópez que ocurría en Japón). Unos dibujos animados en los que empezábamos a vislumbrar tetas, comentarios y posturas un poco subiditas de tono (demasiado para las hormonas incipientes de un preadolescente) y otras situaciones poco comunes en unos dibujos animados (¡¡¡Un dibujo animado meando!!!).

    Como habéis podido comprobar, no he mencionado las artes marciales, porque sencillamente son fantásticas (cada vez que la repiten no me pierdo ni el combate de Tou Pai Pai ni el de la primera final del torneo contra el Maestro Muten Roshi).

    Pero creo mí me da la sensación de que Dragon Ball no debió continuarse más allá del tercer campeonato de artes marciales. Toda la saga de los Guerreros del Espacio, de Vietnamek, estooo... de Namek, de los Robots y de Magin Boo es una forma de alargar de forma agónica una colección que podría haberse rematado de una forma muy digna en el combate contra Piccolo del tercer Torneo de Artes Marciales (incluso con la boda de Goku y Chichí), pero que fue condenada a una eterna agonía simplemente por la pasta.

    ResponderEliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -