Lo mejor de esta semana

Un piano mágico, en medio de un espeso bosque que a su vez se encuentra franqueado por un barrio en el que ningún ciudadano respetable pondría su pie. Un instrumento olvidado que definirá a un pequeño prodigio, un diamante en bruto envuelto en dolor, inocencia y sordidez. Hoy rescatamos una pequeña joya no muy conocida, ideal para los amantes del piano. Basada en el  premiado manga del mismo nombre, Piano no Mori (El Bosque del Piano) es la historia de Kai, un niño con un inusual talento para el piano, el cual ha ido desarrollando de forma autodidacta a pesar de tenerlo todo en contra. Mientras que el manga (aún en curso) sigue evolucionando hacia la vida adulta de los protagonistas, la película se centra en la primera fase de la historia, transcurrida en su niñez y sus primeras experiencias con el mundo del piano.

Kai vive de forma precaria en el burdel donde trabaja su madre, el cual a su vez se encuentra en el barrio rojo de la ciudad. Debido a ello, se ve sometido constantemente a las burlas de uno de sus compañeros de escuela, con quien pelea con frecuencia. Un evento fortuito marca la vida de la criatura, cuando lo que parece un fatal accidente se convierte en su tabla de salvación: Al caer de la ventana de su casa, da a parar al bosque contiguo donde se encuentra un piano que ha sido abandonado. A partir de entonces, el piano se convierte en juguete, niñera y refugio del mundo que le rodea. Sus teclas, la única vía de escape de un entorno cruel, y la melodía producida, el bastión último de la inocencia perdida. Sólo su piano será capaz de protegerle y darle fuerza para enfrentar con entereza la realidad de cada día. 

Su talento, destinado a pasar desapercibido, es descubierto por casualidad por su maestro de música, antigua gloria venida a menos después de sufrir un trágico accidente que truncaría su hasta entonces brillante carrera. A partir de este momento se desarrollará una relación simbiótica entre ambos, porque es su encuentro el que determinará la salvación mutua: un hombre triste y amargado por el futuro perdido que recupera la ilusión cuando descubre un prometedor talento entre sus alumnos, frente a un niño que necesita desesperadamente la guía de un mentor y figura paternal para desarrollar sus habilidades y escapar definitivamente de su entorno. Un concurso infantil de piano será su primer peldaño.

Al mismo tiempo, Piano no Mori también es la historia paralela de Shuei, otro niño de la edad de Kai que acaba de transferirse a la misma escuela. Es el perfecto contraste: criado en un entorno privilegiado, en el seno de una familia de pianistas y que parece tenerlo todo para alcanzar la cumbre sin mayor esfuerzo. No necesita hacer camino al andar, el camino ha sido perfectamente delineado y asfaltado para él. Un detalle a remarcar, es que tanto el manga como el anime juegan al despiste en un primer momento. Es Shuei quien abre la historia, llevando al espectador a creerle protagonista hasta el momento que el enfoque cambia hacia Kai. Parece una metáfora de lo experimentado por el propio Shuei: Es el protagonista de su propia historia donde todo parece salir a pedir de boca. Es la primera persona en ser testigo del talento de Kai y como tal, también será la primera en darse cuenta de la superioridad interpretativa de su rival, desplazándose a sí mismo dentro de su fuero interno mientras sonríe ante las felicitaciones del resto tras obtener la victoria en el concurso. Él sabe que su habilidad técnica puede ser mejor, pero es Kai quien cautiva y emociona de manera indescriptible a su audiencia.

Naturalmente, cabe esperar el excelente apartado musical que conforma la banda sonora, recorriendo diversas piezas clásicas de Beethoven, Mozart o Chopin, entre otros. En cuanto a la animación, no es espectacular de la forma que el estudio Madhouse nos tiene acostumbrados, es de una sobriedad y sencillez adecuada a la atmósfera que representa, con colores que alternan entre los saturados y los desaturados para acompañar las sensaciones musicales de cada momento. Es una lástima que hasta la fecha no parezca haber intenciones de hacer otro largometraje o una serie que siga la historia desde el punto en que finaliza esta película. Sobre todo tomando en cuenta que fue un notable éxito en la taquilla nipona. Por lo tanto no me queda más que recomendar, para una experiencia sensorial completa, el ver la película y a continuación, tomar el manga desde el principio y acompañar cada capítulo con una lista de reproducción que vaya siguiendo las piezas que los personajes van interpretando.

Ficha Técnica

Nombre Original: Piano no mori

Director: Masayuki Kojima

Estudio: Madhouse

Año: 2007

Género: Drama

Categoría: Seinen

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -