Lo mejor de esta semana

De mano de la editorial Milky Way disfrutamos de otra de las magníficas obras de Masasumi Kakizaki, el cual ya vimos en una anterior reseña de otro de sus mangas publicados en España por la misma editorial, Hideout. En este caso tenemos entre manos una historia un poco más larga, de tres tomos de extensión, cargada de mucha acción, que lleva el título de Bestiarius en alusión a este tipo particular de gladiadores romanos, con la antigua Roma como telón de fondo de una historia que habla sobre todo de la amistad y la lealtad.


Bestiarius no tiene exactamente lo que podríamos llamar argumento lineal. Los tres tomos conforman a su vez tres historias que transcurren a lo largo de un período de tiempo o anterior o posterior, pero nunca a la par. La primera historia nos presenta al personaje de Finn y al guiverno (dragón) Durandal, la segunda a Zeno y Taros y la tercera, y de la que sí podríamos decir que conforma el grueso principal de la trama puesto que liga dos historias de Bestiarius es la que se centra en las peripecias de Arthur, Elaine, Galahad y Pan.

Realicemos un breve resumen de las tres historias para que podamos ver el nexo en común de todas ellas: En la historia de Finn podemos ver como Durandal asesina al padre del mismo y que luego se encuentran en las arenas de Roma, después de que el dragón se hiciera cargo de la crianza de ese chico que él mismo dejó huérfano. Es importante mantener aquí la trama, porque posteriormente es retomada; La historia de Zeno y Taros es la historia de un humano adoptado por unos minotauros en la isla de Creta y que son después vendidos como esclavos a Roma y posteriormente utilizados como bestiarii. Esta historia transcurre de forma anterior a la de Finn, con lo cual la liga en la última escena con la marcha de esclavos. Y la tercera y más importante tiene que ver con el ataque de las tropas romanas del pueblo en el que viven los cuatro amigos y el secuestro de Elaine por parte de los romanos. Ésta se sacrifica para que no encuentren a sus amigos y estos irán un año más tarde y posteriormente entrenados por Finn y Durandal , a liberarla de su esclavitud, aunque su sorpresa será mayúscula cuando se den cuenta de que la valiente Elaine ha sido convertida en una gladiatrix bestiarius.

La historia transcurre en una interpretación muy libre de una Roma altoimperial, concretamente del año 68 d.C., con el eje de acción centrado  en, como ya hemos visto en el breve resumen de las historias, en los gladiadores, aunque de modo concreto en los llamados bestiarii, o gladiadores especializados en la lucha contra las bestias. Valga decir que en esta obra de Kakizaki existen al lado de los humanos otra raza llamada subhumanos, seres de fantasía como trolls, minotauros o dragones, que se utilizan en la arena para deleite del pueblo romano, ya que ni siquiera se consideran "ente". Es en el combate contra estos seres cuando precisamente intervienen los llamados bestiarii, que dan título a este manga.

Así pues la historia del manga da la sensación de haber sido construida sobre la marcha y luego reconducida para darle coherencia al final. Así no es de extrañar que al terminar el tomo 1 y al inicio del segundo el lector no entienda muy bien lo que está pasando y piense que es una historia completamente diferente a la que ha estado leyendo. Habrá que esperar hasta la conclusión final del tomo 3 como para comprender que el autor parece haber querido mostrar historias cortas relacionadas con ese bestiarius y que lo entrelaza al final en la última historia, que aunque sencilla y corta, está bien ejecutada.


Interesante es, a parte del deleite visual del combate de los gladiadores, es ver las influencias que el autor haya podido tener a la hora de realizar el manga, en especial la que tiene que ver con la leyenda del rey Arturo. Podemos verlo en el nombre del protagonista, en las referencias a Albión, en ese sir Galahad que no es  sir sino troll o incluso en la construcción de un nuevo "Camelot" al final del tomo tercero . Pero esto, ante todo, no son más que meras hipótesis que no se han podido contrastar y que ayuda a que el lector juegue con toda esta historia.

A nivel gráfico, qué decir. El dibujo y la composición de la obra de Masasumi Kakizaki están a un nivel muy elevado y no cabe la menor duda de que estamos ante uno de los autores mejor dotados de su género en la actualidad. Es interesante remarcar en él su enorme capacidad de crear dinamismo con las escenas  de acción, consiguiendo esa sensación de movimiento tan admirada en el mundo entero del cómic japonés. Además, Kakizaki tiene una virtud que personalmente considero interesante: la capacidad de poder coger temáticas habituales del cómic occidental, especialmente el franco-belga,  como el western o los tan recurridos romanos, y "japonizarlo" en sus mangas con gran soltura, dándole un toque personal que lo hace muy atractivo para el lector del género.

En resumidas cuentas, si queréis leer un manga de acción, corto, con una temático inusual dentro del mundo del cómic japonés y con un muy buen dibujo, Bestiarius es sin duda una estupenda elección. Eso sí, no esperéis buscar tramas complejas, ya que es precisamente de lo que adolece esta historia, ya que Bestiarius parece más bien concebido para el disfrute visual en un ambiente que a los lectores occidentales nos es tan bien conocido como es Roma.

Ficha Técnica



Nombre original: 闘獣士 ベスティアリウス Toujuushi Bestialious

Autor:  Masasumi Kakizaki

Editorial: Milky Way

Año: 2013

Género: shōnen

Tomos: 3

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -